248625

RESERVA TU HOTEL AL MEJOR PRECIO

bookingpropio

 

RAZAS

Terrier ruso, todoterreno

TCHIORNY TERRIER

Por Jonathan MANZANO

Con apenas una docena de criadores del Tchiorny Terrier en nuestro país, esta raza todoterreno de origen ruso sirve como perro de trabajo, guardia, deporte y compañía. Su robusto cuerpo recubierto sobre un manto de color negro y su confidente temperamento, idóneo para la convivencia con los más pequeños del hogar, le convierte en una raza excelente y muy popular en los países nórdicos.

El Tchiorny Terrier, o también conocido como terrier ruso, surge en Rusia hacia finales de 1940 y principios de 1950 mediante el cruce de algunas razas caninas tales como el Rottweiler, Schnauzer Gigante, Airedale Terrier y Terranova. Sin embargo, se considera al Schnauzer Gigante como el principal antecesor de la raza. Tras la Segunda Guerra Mundial, Stalin encomendó la creación de una raza muy versátil al ejercito soviético. La crianza inicial fue supervisada en las afueras de Moscú y los perros estaban en el criadero de nombre “Red Star”. 

El objetivo de los creadores del terrier ruso era el desarrollo de un can de trabajo grande, bravo, fuerte y manejable con un pronunciado instinto de guardia. Un animal que podría ser utilizado por los diferentes servicios y se adaptase con facilidad a las condiciones climatológicas.

“La principal función a la que se dedica el Terrier Ruso es como perro de protección, si bien se trata de una raza que destaca por su inteligencia y, por tanto, puede adaptarse a cualquier tipo situación o función” explica Carlos de Guinea, presidente de la Asociación Española del Tchiorny Terrier (ATTE), club amigo de la raza de la RSCE.
En 1957 se presentaron los primeros ejemplares de esta raza. En 1968 se entregó a la FCI el primer estándar aunque no fue hasta el año 1984 cuando el tchiorny terrier fuese oficialmente reconocido por la FCI.

Tal y como señalan fuentes a las que LADRIDOS ha tenido acceso, hasta hace poco no se permitió la salida de los tchiorny terrier fuera del ámbito de la antigua URSS, ya que se considera un símbolo nacional y los rusos conservan celosamente esta raza, que ostenta una gran aceptación en los países nórdicos y del Este de Europa, así como en EE.UU y Canadá. “El número de ejemplares en estos países es muy elevado y cuenta con un enorme arraigo. En exposiciones de morfología no es raro ver más de 400 ejemplares” explica el presidente de la asociación.

La familia Thovar ha sido la introductora de la raza en España y desde la ATTE se está dando a conocer esta raza algo desconocida en nuestro país. Por el momento, en España el número de criadores del terrier ruso es bastante escaso, rondando la docena aproximadamente.

Su porte grande y estructura muy atlética de tipo robusto y constitución fuerte convierten al Tchiorny Terrier en una raza altamente capacitado para practicar IPO. Además, por sus aptitudes físicas (gran nadador y manos prensiles, así como gran olfato) es excelente en el rescate acuático y terrestre. “Cabe destacar que algunos Tchiorny se están utilizando en el proyecto PEPO de ayuda a mujeres víctimas de la violencia de género” explica Carlos de Guinea.

Equilibrado mentalmente y sociable con las personas de su entorno, siendo algo austero en sus sentimientos con los extraños, el terrier ruso es un can confidente, bien controlado en todas las situaciones. Aunque cuando las circunstancias así lo requieren, de inmediato asume una postura de defensa activa. Sin embargo, se calma con rapidez ante la desaparición de la amenaza. Esto hace del Terrier ruso un magnífico cuidador de niños que puede adaptarse a la perfección en espacios reducidos. Siendo necesarios sus paseos, especialmente agradables para esta raza cuando sean en escenarios con nieve.

Los ejemplares de esta raza canina tan sólo presentan una única variedad cromática posible en su pelaje: el color negro tan característico que recubre todo su manto. “Esta raza canina se caracteriza por tener el pelo hipoalergénico y por no desprender olor. Se debe cepillar una vez a la semana o cada diez días y proceder a su baño con una frecuencia de alrededor de un mes o mes y medio. Además, como no desprende pelo es necesario recortarlo cada tres meses” explican desde la Asociación Española del Tchiorny Terrier.

Los problemas de salud más frecuentes a los que tiene que hacer frente esta raza canina son la displasia de cadera junto a otras enfermedades como la displasia de codo si realiza actividades incorrectamente, así como la atrofia progresiva de retina, entre otras.

 

Morfología del Tchiorny Terrier

Procedente de Rusia esta raza canina presenta una longevidad media de 10 a 12 años. Su peso oscila entre los 50 y 60 kg en los machos y de 45 a 50 kg en las hembras. Su talla se sitúa entre los 72 y 76 cm para los machos y los 68 y 72 cm en las hembras. Los precios en criaderos rondan los 1.500 euros, por lo que no son unos perros aptos para todos los bolsillos. Esta raza canina pertenece al Grupo 2, sección 1.4 de Pinscher y Schnauzer reconocida por la F.C.I en 1984.


portadaaniversario

 OFERTAS EXCLUSIVAS PARA LECTORES DE LADRIDOS 

OfertaPetkitGuardianesadiestrador