1852473

Síguenos


RAZAS

RBA, ni un ratón libre

FB IMG 1463672008423


Por Jonathan MANZANO

El Ratonero Bodeguero Andaluz (RBA) es el maestro cazador de ratas y ratones de las bodegas y cuadras del sur de España. Cruce de los fox terrier de pelo liso de comerciantes vitivinícolas ingleses con los perros de los portuarios y marineros de Cádiz del siglo XVIII - XIX, a día de hoy se puede hablar de una población canina que ronda los 10.000 ejemplares. 

A finales del siglo XVIII, principios del XIX, comerciantes vitivinícolas ingleses y franceses se asentaron junto a sus fox terrier de pelo liso en la zona de Cádiz próxima a Sanlúcar de Barrameda, Puerto de Sta. María, Jerez de la Frontera, etc. Originalmente el fox era un ratonero, con un tipo fijado claro a partir del cual emergerían otras razas, entre ellas, el propio Smooth Fox Terrier. “Hubo una evolución del tipo fox, documentada por la conocida línea T del Duque de Orsay. Cuando el RBA conquista el sur de nuestro país por vía marítima, la raza desaparece de su país de origen por esta evolución hacia el Smooth actual” explica Benjamín Sánchez García, presidente del Club Español del Ratonero Bodeguero Andaluz a LADRIDOS. El color seleccionado para su cría fue el blanco, ya que esto hacía más fácil distinguir a los perros dentro de la oscuridad habitual en las zonas donde solían cazar ratas y ratones de las bodegas. 

De las bodegas pasaron a las cuadras dada la relación tan estrecha de los ingleses con sus caballos. Igualmente, pueden ser utilizados en la caza del conejo y de la liebre y en el desalojo de alimañas de sus madrigueras. La raza va evolucionando hasta que a finales del siglo XIX y principios del XX empieza a conocerse la raza tal y como se concibe en la actualidad, apareciendo los primeros grabados ingleses y pinturas de la raza. 

En los años 80 aficionados cinófilos a las razas autóctonas empezaron a interesarse por esta raza y crearon en Sevilla una asociación de criadores de Fosterrié-Bodeguero Andaluz. Por otra parte en los 90 otro grupo comienza a estudiar la raza en la provincia de Cádiz, y con sede en Jerez se denominan Club Nacional del Perro Ratonero Andaluz. Las dos entidades trabajan por la localización, promoción y estandarización de la raza. Tras numerosas reuniones entre defensores de “ratoneros” y “bodegueros” se fusionaron  en el Club Nacional del Ratonero Bodeguero Andaluz, según señala en su blog el criador de esta raza Alonso Gallego, afijo 18199 “Del Mayeto”.

Bartolomé Benítez Pérez-Luna presentó en 1993 los estatutos de dicho club ante el Ministro del Interior y cuatro años más tarde se redactó lo que sería el primer estándar oficial de la raza RBA. En la asamblea del 2000, el Club acordó denominar a esta raza de manera oficial como Ratonero Bodeguero Andaluz. En septiembre del mismo año, se reconoció, ante la RSCE y el Ministro de Agricultura, esta raza clasificándola en el Grupo III (Terriers), sección 1(Terriers de talla grande y media). Ya en el 2002 se realizó en Sotogrande (Cádiz) la primera monográfica oficial de la raza.

 

Carácter y apariencia

El carácter del RBA es bastante fácil en el contacto entre especímenes, no buscando la pelea y trabajando habitualmente en grupo. Es un perro alegre, inquieto, en constante atención ante cualquier ruido o movimiento, destacando su tenacidad y disposición en todo momento para la caza de roedores. Se vale de la vista y el olfato indistintamente para localizar a sus presas, sobre las que se lanza con movimientos extremadamente coordinados, ágiles y rápidos. Fiel, alegre y simpático como compañero, con gran capacidad de adaptación a cualquier ambiente y lugar.

Los 39 cm y 8 kg aproximadamente, le convierten en un perro de tamaño mediano, ágil y delgado. Su pelaje es muy corto, abundante y distribuido de manera uniforme por todo el cuerpo. El color predominante es el blanco puro con manchado clásico de negro/fuego en la cabeza, que se puede acompañar o no de blanco en la misma. Pueden igualmente aparecer manchas negras en el cuerpo, debiendo estas ser minoritarias en superficie. 

"Su color blanco les permitía identificarlos en la oscuridad donde cazaban ratas en bodegas"

Su cabeza es triangular y el cráneo es ligeramente plano o ligeramente abovedado, cuadrado y sin occipucio marcado. Su cuerpo compacto, apretado, ni patilargo ni pegado al suelo, le convierten en un perro sólido al tacto, con un hueso de buen desarrollo y una piel fina y ajustada que permite observar una ligera complexión atlética.

Los ojos de color avellana y castaño permanecen en posición ligeramente oblicua. Cabe destacar sus orejas triangulares con amplia base de implantación a la altura del occipital, las cuales permanecen plegadas hacia delante pudiendo situarlas en forma de rosa durante el reposo.

 

Salto a Europa y América sin la F.C.I. 

La raza está extendida por toda España con criadores especializados en casi todas las autonomías. Es significativo el número de ejemplares que viajaron a América Latina y por distintos países europeos, aún sin contar con el reconocimiento oficial de la FCI. Para Benjamín Sanchéz García, esto se debe a que “para ello hace falta un trabajo de preparación en el que es necesaria la guía directa de la RSCE, que no ha demostrado el interés necesario para crear esa hoja de ruta”. 

http://www.ratonerobodeguero.org

Pin It