1088995


 

¿Sufren los pugs en verano?

Carlino

Las razas con síndrome braquicefálico tienen problemas para respirar.Los pugs entran dentro de la clasificación de perros branquicefálicos, es decir, su cráneo es compacto y su hocico bastante corto. Esto afecta notablemente a la nariz, boca, laringe y faringe, lo que explica que tengan serios problemas para respirar, algo que evidentemente se acentúa con el calor del verano. Los veterinarios recomiendan una cirugía con láser Co2 antes de los seis meses y redirigir la cría para evitar que este síndrome vaya a peor. 

Por Ana GARCÍA

Son muchas las personas que se han quedado prendadas de estos amiguitos de hocico chato y tamaño pequeño, pero también están aquellos que defienden que deberíamos dejar de fomentar esta raza por el sufrimiento que acarrean durante toda su vida. En verano, los problemas a los que se enfrentan los carlinos se multiplican, ya que al tener una nariz tan corta y pequeñas vías respiratorias, no pueden enfriar el aire que respiran.
Hemos hablado con veterinarios, expertos y dueños de carlinos para que nos cuenten sus sensaciones y experiencias y podamos acercarnos un poco más a esta raza que se ha puesto de moda en los últimos años.


María del Rosario Pastor es la presidenta del Club Español del Carlino, fundando en el año 2001. En 2014 la Real Sociedad Canina de España (RSCE) nombró club amigo al Club Español del Carlino, y en 2017 pasó a ser club colaborador, quedando ambas entidades mucho más unidas e integradas.
El Club del Carlino se ocupa principalmente de salvaguardar esta raza, basándose en el estándar, el bienestar y la salud de estos perros. María del Rosario, a la que llamaremos Charo, ha hablado con LADRIDOS y nos ha explicado su postura acerca de los carlinos y el papel que juega el Club que preside. Una de las primeras cosas que ha querido remarcar ha sido la existencia de un código ético que los criadores socios han tenido que firmar.
Al hablar de los problemas que acarrea el verano en los carlinos, Charo defiende que lo más importante es saber cuáles son las características de nuestro pug. “Hay que vigilar que la arruga en la nariz no la tenga demasiado prominente, esto es, que no le tape la nariz, y también que sus orificios nasales estén abiertos”. Al margen de esto, la presidenta del Club Carlino mantiene que los cuidados que se deben aplicar serían los mismos que aplicaríamos a cualquier otro perro cuando estamos en temperaturas altas: no sacarlo en las horas más calurosas, evitar el asfalto, no dejarlo en el coche, proporcionarle sombra y agua fría si está fuera y mantener la casa lo más fresquita posible para cuando esté dentro. No obstante, y algo que sí puede diferenciar al carlino de otros perros, es su poca condición atlética: “Su estructura no está preparada para grandes ejercicios, por lo cual en verano bajan su ritmo y ellos regulan su movilidad”, apunta Charo.

 

Código ético obligatorio para criadores
-Los ejemplares deben estar en condiciones físicas y psíquicas correctas.
-El número de camadas con una hembra está limitado.
-No reproducir con la misma hembra durante un tiempo estipulado.
-Entregar los cachorros en perfectas condiciones de salud.
-Hacer cuantas pruebas sanitarias sean convenientes.
-Obligatorio firmarlo para todos los socios.
-Imprescindible cumplirlo para publicar las camadas en la web del club.

Cirugía antes de los seis meses

Según una investigación de la veterinaria Julia Ribelles, de la Clínica Megamascotas, sobre nuevas técnicas de cirugía para perros con síndrome branquicefálico, el uso del láser Co2 es, en la actualidad, la mejor técnica quirúrgica porque reduce en más de la mitad el tiempo de las cirugías, el paciente está menos tiempo anestesiado y su recuperación es más rápida.
El láser Co2 se utiliza para corregir las fosas nasales, extirpando parte de la carne para aumentar el orificio y facilitar así la respiración. También para cortar una porción del paladar blando que cuelga y obstruye la laringe durante la inspiración. Esta técnica también elimina la mucosa de los sáculos laríngeos, dos cavidades que separan las cuerdas vocales.


Al ser una cirugía más corta en el tiempo disminuyen también las horas de intubación, el tiempo de cicatrización, la hemorragia y el dolor postoperatorio. Además, baja notablemente la inflamación después de la operación, lo que otorga mayor bienestar al animal. Por poner alguna pega, los problemas de recurrir a estas avanzadas técnicas son el elevado coste del equipo y los riesgos de seguridad si los cirujanos no tienen experiencia.
Según esta veterinaria, una de diferencias anatómicas de los perros con el síndrome braquicefálico respecto a las demás razas es un cráneo mucho más corto y más ancho que conduce a un conducto nasal comprimido. Los carlinos presentan, además, una rotación dorsal del hueso maxilar, y son los que tienen el cráneo más corto de todos, lo que provoca “la aparición de cornetes nasofaríngeos aberrantes”, lo que junto a las anomalías en los tejidos blandos agrava la malformación por su continuo esfuerzo respiratorio.
Los síntomas de estos perros son estertores (ruidos) al intentar superar la obstrucción, náuseas, tos con flemas, vómitos, continuos jadeos o ronquidos sonoros.
Los propietarios deben de saber que estos canes son intolerantes al ejercicio y pueden llegar al colapso, sobre todo si están obesos, expuestos a temperaturas elevadas o a situaciones que les produzcan estrés.
Ante esta mala calidad de vida “hay que hacer entender a los criadores o compradores de esta raza estos problemas y poder redirigir la cría”.
Pero una vez que nos encontramos con un can con síntomas agudos de dificultad respiratoria “debe ser tratado con urgencia, ya que hay que aliviar lo antes posible la obstrucción de las vías respiratorias. Esto es un síndrome que va a ir a más, porque a partir de los seis meses si no lo operas ya va a ir a peor”, concluye.
“Estas técnicas hacen que estos perros ganen en calidad de vida y que puedan evitar golpes de calor”, apunta Julia.

AL TRASTERO
Esther García comparte su vida con Golfo, un pug de nueve años que no lleva nada bien el verano. No ha sido sometido a ninguna operación, por lo que en estos calurosos días hay que estar alerta. Esther lo baja a la calle muy temprano por la mañana y al anochecer. A mediodía, sale en brazos para evitar el esfuerzo físico. En casa, el aire acondicionado le provocó el año pasado una neumonía, así que este año la solución ha sido el trastero, donde le han puesto una cama y bajan con él las horas de más calor.

 

 

 

 

Pin It