banerhorizontalMariscal

 

Hannover, el rastreador

 

Sabueso1

Por Carlos REDONDO

Junto al Sabueso de Baviera, el Sabueso de Hannover es el perro por excelencia del rastro de animales de caza mayor heridos. Este can de origen alemán, que apenas tiene presencia en nuestro país, muestra una brillante capacidad olfativa, la potencia del carácter y su estructura para resolver escenarios de caza lo sitúan como la raza predilecta para los cazadores de antiguos cánones.  

En la Edad Media localizar los animales de caza mayor heridos era cuestión de honor evitando el sufrimiento de una muerta lenta cuando eran heridos. Para ello, los criadores necesitaban de un perro con un excelente olfato. Así es como surge el Sabueso de Hannover, un perro que se ha desarrollado en los bosques de la región alemana de Hannover de donde procede su nombre. 

Proviene de los antiguos perros de rastro que se utilizaban para la caza mayor, siendo los “Lyam Hound” y los “Leash Hound” los más antiguos antecesores de la raza. “Se especula que el Hannoveriano moderno es una mezcla cuidadosamente estudiada de los “Solling-Leigbracke” varios perros de caza Segusian, el Haidbracke y probablemente el Celtic Bracke. La última adición genética más probable eran perros de caza de Harz” afirma Luis Barata a LADRIDOS, socio fundador del Club Español del Sabueso de Baviera y Razas Afines (C.E.S.B.) y criador de sabueso de Baviera de Portugal.

La raza se conformó plenamente en 1894, concentrándose en las cualidades de trabajo del perro y conservando las técnicas eficaces de adiestramiento y manejo para el rastro de animales de caza mayor heridos. La reproducción, los sementales, los concursos, siempre bajo estrictas reglas, no han dejado que la raza se alterara. Tirso Leal, miembro el C.E.S.B. la define como “una raza muy estable que no sufre con la moda ya que siempre está en manos también de especialistas”.

La raza se conformó en 1894, concentrándose en las cualidades de trabajo del perro

Este club surgió a principios del 2012 entre un grupo de socios y amigos de la Asociación Española del Perro de Sangre (AEPES), propietarios de perros de la raza sabueso de Baviera. “Nos dimos cuenta, que esta raza empezaba a ganar adeptos en la península y que no contaba con un club de la raza específico reconocido por la RSCE. Después de mucho investigar cómo se estaban haciendo las cosas en clubes de mucha tradición de la Europa Central y del Este, creamos el Club Español del Sabueso de Baviera y Razas Afines (CESB)” argumenta Barata. Esas “razas afines” son las que la FCI recoge dentro del Grupo 6 Sección II “perros de rastro” y que son, además del Sabueso de Baviera, el Sabueso de Hannover y el Alpenländische Dchsbracke.

Esta raza no está muy extendida más allá de su país de origen aunque cuenta con bastantes adeptos en los países de Europa Central y Escandinavia. “Lo que se dice criador de esta raza, realmente no hay. Para considerarnos un criador habrá que tener una matriz de cría, con bases determinadas y bastante experiencia de manejo y trabajo con esta raza. Esperamos que en un futuro, ya no tan lejano, asistamos a un incremento de interés y cría en España” explica Tirso a LADRIDOS quien se lamenta de las pocas exportaciones que se producen exportaciones hacia nuestro país.

En general se puede decir que esta raza canina es un perro de familia. Su temperamento es tranquilo y seguro, confiado muy concentrado y muy leal, muy noble y a la vez discreto. “La verdad es que es un sabueso sin agresividad hacia las personas y podría estar en los equipos de terapia social. Con otros perros, es un poco dominante pero social también. La jerarquía tiene que ser respetada, pero es muy inclusivo. No olvidemos que en sus orígenes está un moloso, y eso se notará siempre en la flema pero también en su poder” afirma Luis.

No todo el mundo es un dueño adecuado para los individuos de esta raza. Deben ser personas de carácter dulce y con paciencia, de carácter calmado, pero también rigurosas. Personas que desean un compañero para todas las horas, pero con una actividad regular” sostiene Tirso Leal.

Su color base siempre es el rojo, el fuego, de oscuro al más claro, próximo al marrón, a veces casi amarillo, varios matices, por lo tanto, muchas veces, rajado o lo que se conoce como atigrado. También se puede presentar con o sin máscara. 

En la actualidad, tal y como señalan desde el C.E.S.B. empieza a proliferar la aparición del Sabueso de Hannover en los grupos de rescate, el rescate de personas desaparecidas y en la modalidad de Mantrailling, que lo desarrollan en escenarios urbanos y de campo.

Morfología de la raza

Con orígenes en Hannover, Alemania, el Sabueso de Hannover tiene una esperanza de vida de 10 a 14 años. De tamaño mediano, bien proporcionado y potente su talla se sitúa entre los 48 y 53 cm para hembras y 50 y 55 cm para machos. Asimismo, su peso para éstos gira en torno a los 30 y 40 kg y 25 y 35 kg para las hembras. Esta raza canina, al no ser un ejemplar común, tiene un precio de cachorro que oscila entre los 750 y 1.000 euros.

RESERVA TU HOTEL AL MEJOR PRECIO

bookingpropio