1627769

Síguenos

El 75% de los perros detectores de explosivos

en carga aérea renueva su certificación

aesa

La agencia estatal de seguridad aérea, AESA, es la ùnica que puede otorgar un certificado a binomios formado por un guía civil y un perro detector de explosivos. De los 59 equipos de perros detectores de explosivos para su uso en carga aérea cuya autorización finalizaba el 27 de octubre, un total de 45 han optado a renovar su permiso para trabaja en los aeropuertos por parte de AESA, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, que realizó su decimocuarta certificación de Equipos Caninos entre los meses de octubre y noviembre del presente año. Sumados a los equipos que han optado por primera vez, en total  se han certificado 62 binomios para inspección de carga y 20 para la inspección de suministros de aeropuerto y provisiones de a bordo.

Por M. ARAMBARRI

AESA realiza, de forma gratuita, dos convocatorias anuales, planificadas la primera entre el mes de marzo y abril y la segunda entre octubre y noviembre. Para poder acceder a ser un equipo certificado los candidatos tienen dos vías: o a través de una empresa de seguridad privada autorizada por el Ministerio del Interior o de forma particular sin que sea obligatorio que el vigilante de seguridad trabaje en una empresa de seguridad privada, aunque sí que es necesario que se haya formado a través de otra entidad que sea un centro de formación acreditado por el Ministerio del Interior o por un centro de adiestramiento subcontratado por un Centro de formación acreditado por el Ministerio del Interior.
Estos binomios son exclusivos para vigilantes de seguridad con su tarjeta de identidad profesional y cada aspirante puede presentarse como máximo con dos perros, pero un can no podrá presentarse con dos guías diferentes.
Existe también la posibilidad de optar a tener un tercer perro certificado solo en el caso de que un guía tenga uno ya certificado con más de 8 años de edad o una enfermedad que le imposibilite para este trabajo y que deberá ser dado de baja inmediatamente después de conseguir el permiso para el tercer perro.
La superación de estas pruebas realizadas por AESA dotará al binomio de un título que les permite trabajar como Equipo de Perros Detectores de Explosivos en la inspección de carga aérea y/o provisiones y suministros en el ámbito nacional a través de empresas que tengan esos servicios contratados.
Si un perro y su guía ya tienen el certificado para poder realizar este trabajo, deben recertificarse a los meses, realizando una única prueba, el test operativo TO, que consiste en la detección de explosivos en dos escenarios diferentes interior y exterior, los dos en paquetería y carga aérea.
Para los candidatos que parten de cero hay tres pruebas diferentes: primero un examen teórico en base a un programa que cada convocatoria publica la AESA. Son 10 preguntas teóricas con 4 posibles respuestas, y para aprobar hay que acertar como mínimo 7 preguntas.
La segunda prueba es práctica, un test de reconocimiento de olor, TRO, es el que se evalúa la habilidad del equipo en la detección básica y reconocimiento mínimo de olores de explosivos. Y la última es el TO, igual para nuevos binomios que para los que quieren renovar su permiso. Cada una de las pruebas es excluyente por lo que no se podrá realizar una de ellas si las anteriores no han sido aprobadas.
La vigencia tanto del examen teórico como del TRO es de 1 año desde su aprobación (1 certificación).
Para poder presentarse a estas pruebas hay unos requisitos mínimos de formación que deben presentar los vigilantes de seguridad, que se centran en un certificado de la empresa que presenta al candidato de la superación de al menos de 50 horas de formación que engloben todos los campos definidos en el programa de la convocatoria, así como un certificado de la empresa privada, centro de formación o centro de adiestramiento en el que se acrediten las 200 horas mínimas de vinculación guía-perro entre entrenamientos y formación de tipo práctica.
Por su parte el perro deberá tener una edad mínima de 18 meses, a la hora de realizar la certificación; certificado veterinario de salud emitido como máximo un mes antes; seguro de responsabilidad civil; cartilla veterinaria y chip.
Sólo podrán presentarse guías que hayan recibido formación por entidades que también a su vez hayan recibido la documentación a través de AESA en su última actualización de 12/2017-01/2018.
En España hay pocas empresas de seguridad privada que estén capacitadas para acreditar esta formación. Los guías de la mayoría de los perros certificados provienen de Forseg, el Centro de Formación Security Dogs, que luego trabajan con otras empresas que tengan la adjudicación de estos servicios en los aeropuertos.

 

Campos de la formación necesaria
Las 50 horas de formación tienen que abarcar cuatro grandes bloques:
1-Conocimientos sobre el perro y sus razas, el adiestramiento y sus tipos, los perros detectores y de explosivos, el guía canino, los cuidados básicos y la colaboración con las Fuerzas de Seguridad.
2-Interpretar a un Perro Detector de Explosivos, naturaleza de los explosivos y la contaminación, comprender los procedimientos operativos, supervisar y mantener la capacidad de detección de olores, respuesta cuando un PDE detecte material explosivo, y control de calidad.
3-Figuras de la cadena logística de la carga aérea. Métodos y límitaciones en la inspección y documentación.
4-Figuras de la cadena logística de las provisiones de a bordo y suministros de aeropuerto. Métodos y limitaciones en la inspección de las provisiones de a bordo y suministros de aeropuerto y documentación.

Pin It