1834887

Síguenos

Guisantes y lentejas dañan el corazón canino

guisantes

La alimentación es básica para combatir el sobrepeso y también para evitar agunas enfermedades inusuales. La Administración de Medicamentos y Alimentos de EEUU (FDA) investiga la posible conexión entre la dieta y los casos de cardiopatía canina y alerta a los dueños de mascotas y a los profesionales veterinarios sobre los informes de cardiomiopatía dilatada canina (CMD) en perros que comen ciertos alimentos que contienen guisantes, lentejas, otras semillas de leguminosas o patata entre sus ingredientes principales. 

Por Beatriz PASCUAL

Estos informes son inusuales ya que la CMD está surgiendo en razas que no son genéticamente propensas a la enfermedad. Por ello, el Centro de Medicina Veterinaria y la Red de Investigación y Respuesta de Laboratorios Veterinarios de la FDA están investigando esta posible asociación.
La CMD es una enfermedad del músculo del corazón del perro que da como resultado que este se agrande. A medida que el corazón y sus cámaras se dilatan, provoca que le cueste más bombear y que las válvulas cardíacas goteen provocando una acumulación de líquidos en el tórax y abdomen. La CMD a menudo resulta una insuficiencia cardíaca congestiva.
La función cardíaca puede mejorar en los caso de que la enfermedad no esté vinculados a la genética con el tratamiento adecuado y la modificación de la dieta, siempre y cuando se detecte temprano. La causa subyacente de la CMD no se conoce realmente, pero se cree que tiene un componente genético.
Las razas que suelen verse más afectadas por esta enfermedad incluye perros de razas grandes o gigantes, como por ejemplo, gran danés, boxer, san Bernardo, dóberman, lobero irlandés o terranova. Es menos común en razas pequeñas o medianas, exceptuando el cocker spaniel americano e inglés. Sin embargo, los casos que se han presentado a la FDA han incluido golden y labrador retriever, whippets, shih tzu, bulldog y schnauzers en miniatura, así como razas mixtas.
Las dietas en los casos informados a la FDA incluyen con frecuencia patata y legumbres múltiples y sus proteínas, almidón y derivados de fibra como ingredientes principales. Lo que indica, según los informes, que estos perros comieron constantemente estos alimentos como su principal fuente de nutrición durante periodos de tiempo que van desde meses hasta años. Los cambios en la dieta, especialmente para los perros con CMD deben realizarse en consulta con un veterinario licenciado.
La FDA continúa trabajando con cardiólogos veterinarios certificados y nutricionistas veterinarios para comprender mejor la presentación clínica de estos perros. También se han puesto en contacto con los fabricantes de alimentos para mascotas para juntos discutir estos informes y ayudar a impulsar la investigación.

 

Nuria Roca contra el sobrepeso
La presentadora y escritora ha iniciado una campaña contra el sobrepeso en perros, problema que afecta al 50% de las mascotas. Para prevenirlo es muy importante cuidar su dieta, intentando que sea lo más adaptada posible a su raza, su edad o a su peso además de a sus necesidades específicas. El peso excesivo puede generar graves consecuencias para su salud, como problemas óseos, articulares, cardíacos, respiratorios o diabetes.
Nuria Roca y su perra Pepita, en colaboración con Royal Canin, participaron en una masterclass para concienciar sobre la importancia de mantener el peso adecuado de las mascotas. En el acto, la veterinaria Loreto Rodríguez remarcó la importancia de la prevención que debe llevarse a cabo a través del control del peso y la condición corporal con el veterinario siguiendo sus consejos nutricionales. “Tan importante es elegir alimentos de calidad, como adaptar las raciones a su condición física”, matizó.
Rodríguez indicó que son importantes las alternativas a los premios que sustituyan a los alimentos extra, como pueden ser las caricias, jugar con ellos o las palabras de cariño. “No hay que olvidar fomentar el ejercicio físico de manera regular en el día a día para complementar una buena alimentación” añadió la veterinaria.
Entre los indicadores que la doctora indicó para saber si hay sobrepeso está la dificultad para notar las costillas al palpar al perro o si al mirarle desde arriba no se aprecia la cintura. Otro indicio puede ser que se canse enseguida o que no tenga ganas de hacer nada de ejercicio.
Por su parte Roca añadió que otra posible causa del sobrepeso es que “tenemos la sensación de que tienen hambre siempre”. Ante esto, Rodríguez recomendó la práctica del mixfeeding o la combinación de alimento seco con húmedo, ya que éste último sirve para premiarles y saciarles y puede ser un gran aliado para mantener al animal bien alimentado y que a la vez disfrute de una dieta variada.

La guía elaborada por el centro WALTHAM de nutrición, que divide a las mascotas en siete categorías, está diseñada para ser utilizada por propietarios de perros sin necesidad de ninguna experiencia en el tema. Se trata de palpar algunas partes del cuerpo con unas breves indicaciones y contestar a la pregunta con un “si” o un “no”. Así, para llegar a descubrir si nuestro can está calificado como de delgadez extrema, tenemos que palpar al perro en tres lugares, responder tres preguntas por orden y si las respuestas son tres síes, está claro: necesitamos llevarlo rápidamente al veterinario.

Pin It