1615513

Síguenos

 

Ni regalo ni cría irresponsable de perros

regalochien

Editorial: Diciembre es el mes de los regalos por excelencia y cuatro meses después, mayo, es el de mayor abandono de perros en nuestro país. Según entidades de protección o rescate, cada año se abandonan más de 200.000 perros en nuestro país, de los que hasta un 70% no pasa por ningún registro, y acaba muriendo por desnutrición, atropello u otras causas derivadas del abandono.

Un perro no es un objeto que se puede devolver o arrumbar cuando nos cansemos de él. Nunca debería ser objeto de un regalo, ya que éste normalmente es una sorpresa y la tenencia de un perro debe ser siempre un acto de responsabilidad muy consensuado en la familia a la que llega.
A diferencia de un juguete, un aparato tecnológico, un viaje, o cualquier otra cosa que nos podemos encontrar en el zapato el día de Reyes, o bajo el árbol el día de Navidad, un perro es un ser vivo con sus necesidades afectivas y de socialización, que conlleva cuidados, gastos, dedicación de tiempo, convivencia con los miembros de la familia, visitas al veterinario… y por un tiempo muy largo, que puede sobrepasar con facilidad los 12 años.
Antes de regalar un perro hay que ser consciente de lo que significa tener un animal en casa. No se trata sólo de comprometernos a bajarlo tres veces al día a la calle a que haga sus necesidades, que también. Hay que vivirlo desde el interior, sentir algo especial por su llegada, saber que es un compromiso de por vida, que será tu compañero en todo momento, que te esperará impaciente a que vuelvas de trabajar, pero que cuando llegues, cansado de jornadas maratonianas o discusiones con tu jefe, tienes que atenderlo, bajarlo a dar un paseo, a que se socialice con más perros y que no puede estar tropecientas horas al día solo en casa mientras que los demás trabajan o van al cole

Pin It