1145693

Síguenos

“El Disc Dog es espectacular, el perro

disfruta y desarrolla su instinto de caza”

Disc

 

Son muchos los deportes que se pueden practicar junto a un perro. Agility, running, IGP, Obediencia, Mushing, son algunos de los más conocidos. En los últimos años una nueva actividad está ganando fuerza: el Disc Dog o Dogfrisbee. En nuestro país existe una Asociación Española de Dogfrisbee, AED, presidida por Marcos Toledano y con Aitziber Arandia como vicepresidenta. Marcos habla con LADRIDOS y nos acerca a este deporte, donde dueño y animal forman un equipo en el que no solo se trabaja la actividad física.

Por Ana GARCÍA 

 

Síguenos

-¿Cómo definirías este deporte?

-Principalmente se podría definir como un deporte de equipo, donde juegan perro y guía, realizando una coreografía que combina distintos lanzamientos y atrapes con los discos o frisbees durante un tiempo determinado. Una serie de jueces puntúan distintos aspectos de cada equipo, en función de la dificultad, del bienestar del perro y de los discos que el perro consigue ir atrapando.

-¿Qué tipo de perros lo practican?
-Lo puede practicar cualquier perro que tenga motivación por jugar a perseguir y atrapar los discos, siempre y cuando su estado físico y su fisonomía sean los adecuados. A diferencia de otras modalidades deportivas, en el Dogfrisbee las competiciones están abiertas a perros tanto de raza como perros mestizos, indistintamente.

-Dices que este tipo de competición canina está abierta a todo tipo de perros, pero parece que dominan los border collie, ¿porqué?
-El border collie es quizás el que más se ve, por su inteligencia, su velocidad, por el tipo de perro que es… En España predomina esta raza, pero fuera de Europa no tanto. Cualquier tipo de perro puede participar, ya sea de raza o mestizo. También hay que respetar las edades mínimas por un tema de salud y de formación del perro, siendo 18 meses la edad mínima para competir en Freestyle y 12 meses para hacerlo en Distancia. Lo único que hay que tener en consideración es que el perro esté físicamente bien, en buena forma. Si el perro es muy grande evidentemente va a ser un problema para competir, a nivel de salud principalmente.

-¿Cuántas modalidades hay?
-Hay dos modalidades principales, dentro de las múltiples normativas que existen: el Freestyle y la Distancia. En el Freestyle los equipos realizan la coreografía acompañados de música, combinando las distintas figuras y lanzamientos. En la Distancia se juega con un solo disco y consiste en realizar el máximo número de lanzamientos y atrapes, a larga distancia o en una zona concreta de la pista, en un tiempo predeterminado.

-¿Desde cuándo existe la Asociación Española de Dogfrisbee y cuáles son sus funciones?
-La AED fue formada en el año 2011. La idea con la cual se creó la asociación es la de promocionar este deporte a nivel nacional, para dar a conocer esta disciplina tan divertida y espectacular a cualquiera que esté interesado en iniciarse con su perro. También organizamos competiciones, cursos y seminarios para todos aquellos competidores y aficionados que quieran seguir aprendiendo y mejorando su nivel, con ponentes internacionales del más alto nivel.

-Cuántos integrantes conformáis la asociación?
-En la junta directiva somos seis. El número de socios está en torno a cuarenta o cincuenta.

-¿Qué hay que hacer para empezar a practicar este deporte?
-Es un deporte en el cual no necesitas más que un perro en forma, unos discos y una zona de césped donde poder jugar con el perro. La mejor idea es poder buscar un club o alguna asociación donde poder dar clases guiadas, para poder entrenar correctamente con el perro y aprender a lanzar los discos adecuadamente para evitar lesiones.

-Una vez iniciados, ¿se puede competir por libre o es necesario hacerlo a través de algún club?
-Es totalmente por libre. Si tienes un freesbe y un sitio donde poder entrenar, que preferiblemente sea césped, puedes ensayar libremente y presentarte a las competiciones sin contar con ningún club detrás.

-¿Cómo está el Disc Dog a nivel nacional?
-A nivel nacional es una modalidad canina relativamente nueva, con lo cual todavía queda mucho camino por hacer. Aún así año tras año el nivel de los equipos va subiendo y se van viendo binomios muy interesantes, a los que se anima a participar en campeonatos a nivel europeo con resultados cada vez mejores.

-¿Tanto a nivel europeo como a nivel mundial hay mayor repercusión?
-En Europa sí es verdad que el nivel de este deporte es más alto. Existen muchos más clubes y competiciones, con lo cual la posibilidad de competir y mejorar es mucho mayor. No obstante, nosotros poco a poco vamos ganando terreno. De hecho en el año 2017 la AED organizó el europeo de Dogfrisbee en Tarragona, con un gran éxito de participantes.
Luego a nivel mundial y ya en el top están japoneses y americanos, que son los que dominan claramente las competiciones más importantes, con equipos realmente espectaculares. A día de hoy son los máximos referentes del Dogfrisbee en todo el mundo.

-¿Qué implica el Disc Dog para el animal y qué implica para el dueño del perro?
-Para el dueño lo que más implica es tener una gran responsabilidad sobre el perro, principalmente porque depende de nosotros cuidar su bienestar físico y mental, tanto para evitar lesiones como otros posibles problemas de conducta. Debe ser un juego, algo divertido entre los dos, sino no tiene ningún sentido. También hay que cuidar la alimentación, el estado físico, tener la implicación suficiente para entrenar, paciencia... Pero sobre todo se trata de pasarlo bien.
Respecto al perro, para él no deja de ser un juego de “cazar” un disco que vuela, con lo cual es algo muy reconfortante. Pero también implica trabajar otros aspectos, como son las habilidades, el autocontrol, la mejora de su estado físico y emocional (siempre y cuando se trabaje correctamente y al ritmo de cada perro) y sobre todo refuerza mucho el vínculo guía – perro, con lo cual es un deporte muy beneficioso.

-¿Qué expectativas tienes sobre el futuro del Dogfrisbee?
-Lo que nos gustaría es que poco a poco deje de ser un deporte minoritario y que cada vez la gente que quiera empezar lo tenga más fácil. A veces es difícil encontrar clubs cercanos donde poder iniciarse en esta modalidad, aunque ya van aumentando en todo el territorio nacional. A día de hoy se pueden encontrar en Cataluña, País Vasco, Aragón, Comunidad Valenciana, Madrid…

-¿Faltan competiciones?
-Si estuviéramos presentes en más lugares, aumentaría el número de competiciones y participantes, con lo cual sería más accesible para todo el mundo. En la modalidad de Agility, por ejemplo, cuando es temporada de competición hay pruebas por todo el territorio nacional de forma quincenal o mensual. Esto se traduce en subir el nivel de los competidores y así poder estar más cerca de otros países europeos, como son Alemania, Suiza o República Checa. Pero por ahora vamos paso a paso. Seguro que todo llegará.

-¿Cuántas competiciones se suelen realizar en nuestro país al año de Disc Dog?
-Nuestra asociación organiza una fija al año, pero a veces hemos llegado a realizar tres, aunque la media es entre una y dos. Y fuera de nuestra asociación, a nivel nacional, entre tres y cinco al año.

-¿Qué modalidad de las dos tiene más aceptación entre los participantes?
-El Freestyle es una modalidad más vistosa y por consecuencia un poco más compleja de realizar y entrenar, por lo que hay menos inscritos. Distancia es una modalidad mucho más sencilla, siempre hay más participantes porque no requiere tanto entrenamiento.

-¿El entrenamiento y preparación de los perros es diferente para cada una de ellas?
-La preparación de los perros es muy similar en ambas. En Distancia entrenas básicamente rapidez y velocidad, pero también necesitas un buen agarre, una buena recogida del disco... En Freestyle añades algo más, porque hay muchísimos tipos de lanzamientos, saltos... pero también juegas con temas de rapidez. El entrenamiento sí es algo diferente, porque en el Freestyle una competición de dos minutos es muy intensa, y en distancia la duración suele ser de un minuto o un minuto y medio y no deja de ser carrera. En ambas categorías el perro tiene que estar bien físicamente pero el Freestyle es mucho más explosivo.

-Para iniciarse en este deporte, ¿por cuál de ellas es mejor decidirse?
-Normalmente la gente suele iniciarse con Distancia, porque es más sencillo de entrenar y menos complejo. Pero en todas las categorías hay una división de beginners o principiantes para que la gente se inicie y donde no se les pide tanta profesionalidad: hay ejercicios que no se exigen, la rutina dura menos tiempo, a veces en vez de dos salidas de Freestyle se hace únicamente una... Así que es cierto que la gente suele iniciarse en Distancia pero también es muy probable que intenten combinar ambas categorías.

Cuidado con la obsesión
El Disc Dog, como señala Marcos Toledano, es un deporte canino bien fácil de practicar para un guía y su perro y asequible a todos los bolsillos, ya que solo se necesita un disco volador.
Los expertos insisten en que esta actividad es muy beneficiosa para los canes, porque entre otras cosas, desarrolla su mente y les proporciona la actividad necesaria. Eso sí, siempre que no se lleve al extremo el instinto de caza del perro y se convierta el deseo de atrapar el disco en una obsesión.
En cuanto a la salud física del animal hay que tener especial vigilancia con los perros que pueden sufrir problemas en sus articulaciones, como pastor alemán, golden, labradores o teckel. No es necesario ser de raza pura para practicarlo. En Estados Unidos, donde lo practican más de un millón de caness, algunos campeones han sido perros mestizos o rescatados.

Pin It
 

Síguenos