1145808

Síguenos

Los ancianos con mascota tienen

problemas para llegar a fin de mes

anciano

 

Aunque tener un perro en casa es una carga económica que crea problemas a uno de cada cuatro ancianos que viven solos, los mayores están supersatisfechos de tener mascotas. El 86% se siente amado, al 72 % le ayuda a sobrellevar los síntomas físicos o emocionales y el 22% llega a poner el bienestar animal por delante del suyo propio.

Por Carlos XESTAL

Síguenos

Según un extenso estudio realizado por la Encuesta Nacional sobre el Envejecimiento Saludable de EE UU sobre una muestra de adultos estratificada seleccionada al azar de entre 50 y 80 años, más de la mitad de los mayores, el 55%, tiene una mascota, el 68% perros, el 48% gatos, el 16% una pequeña como pájaro, pez o hámster y una mayoría de dueños de mascotas, el 55%, tenía más de una.
Los adultos de 50 a 64 años tenían más probabilidades que los de entre 65 y 80 años de tener una mascota. Mientras que uno de cada cinco (20%) encuestados la cuida por su cuenta, la mayoría (80%) reconoce que otras personas le ayudan a cuidarla. También más de la mitad de dueños, un 53%, señaló que su animal duerme en su cama.
El objetivo del estudio de la Universidad de Michigan era descifrar cómo las mascotas afectan al bienestar de los adultos mayores, incluidos los que viven solos, descubriendo los beneficios y desafíos de tener una en casa, así como los motivos que llevan a los ancianos a decidir compartir su vida con un animal.
A este respecto, los datos de la macroencuesta revelan que las mascotas ayudan a disfrutar de la vida a los mayores (88%), los hacen sentir amados (86%), reducen su estrés (79%), les brindan un sentido de vida (73%) y los ayudan a seguir una rutina (62 %). Los encuestados también recalcaron que los conectan con otras personas (65%), los ayudan a estar físicamente activos (64% en general y 78% entre los dueños de perros) y a lidiar con los síntomas físicos y emocionales (60%), incluido el control del dolor (34%).
Por su parte, dos de cada cinco de los que viven solos (43%) y el 46% de aquellos con salud física buena o mala señalan como positivo que tener un perro o gato en casa les ayuda a no pensar en el dolor.


Si bien la mayoría de los dueños destacaron experiencias positivas con sus mascotas, algunos también notaron desafíos. Más de la mitad (54%) reseñó que son una dificultad para viajar o disfrutar de actividades fuera de casa, uno de cada cuatro (26%) indicó que el cuidado de sus mascotas les supone problemas económicos y dificultades para llegar a fin de mes y un 6% informó que les provocaron caídas o lesiones de algún tipo.
Además, los mayores están muy comprometidos con la tenencia responsable, hasta el punto de que un 22% pone la salud de su compañero animal por encima de la suya propia, con más énfasis incluso los que viven solos o tienen problemas físicos.
Estos resultados de la encuesta en EE UU sugieren que las mascotas pueden proporcionar una gran cantidad de beneficios para los adultos mayores, incluido para la salud física y emocional. La mayoría de los dueños de mascotas creen que sus animales los conectan con otras personas, les brindan compañía, reducen el estrés, los ayudan a mantenerse físicamente activos y a hacer frente a los síntomas físicos y emocionales, incluido el dolor. También los ayudan a disfrutar, sentirse amados y proporcionar un sentido a su vida.
Si bien muchos encuestados informaron que sus mascotas contribuyen positivamente a su bienestar, el hecho de que uno de cada cuatro, con independencia de su estado de salud, reconozca que las necesidades de sus mascotas tienen prioridad sobre las suyas, debe ser un dato a tener en cuenta por los profesionales de la salud, que deben ser conscientes del importante papel que juegan los compañeros de cuatro patas en la vida de muchos adultos, tanto de forma positiva como negativa, al tener el potencial de ayudar u obstaculizar el autocuidado y el cumplimiento de los planes de tratamiento o acarrear problemas económicos.
Otra conclusión importante es que, por supuesto, las mascotas no son para todos. Hay quien no quiere un animal en su vida, o para quien es una barrera el elevado costo que supone mantenerla, o por el hecho de vivir en lugares difíciles para pasear. También hay personas alérgicas o con problemas físicos propios que no les permiten ofrecer unos mínimos cuidados al animal.

Motivos para decidirse: compañía y alergias
Más de la mitad (52%) de los dueños de mascotas mencionaron la compañía como la razón principal para conseguir una, frente a uno de cada cinco (21%) al que le movía el hecho de que el animal necesitaba un hogar.
El principal motivo para para no tener perro o gato (42%) es no sentirse atado, seguido del costo que conlleva (23%) y de no tener tiempo para cuidarlo (20%). Además, uno de cada seis (16%) mencionó las alergias como causa de rechazo, mientras que el 19% no tenía ningún interés en tener un animal de compañía en casa.

Mayores de 65 años en España (en millones)

9,1 2019
8,9 2018
8,8 2017
8,6 2016
8,5 2015
8,4 2014
8,2 2013
8,1 2012
7,9 2011
7,8 2010
7,6 2009
7,5 2008
7,4 2007
7,3 2006
7,1 2005

 

 

Pin It
 

Síguenos