Mírame a los ojos

Ojosperro

Criterios para conseguir que tu perro te preste atención y te mire a los ojos cuando requieras su atención (Manual de adiestramiento canino por Rodrigo Trigosso en www.deperros.org)

Uno de los primeros ejercicios de obediencia canina que debes enseñar a tu perro es: prestar atención. 

Con este ejercicio, tu perro aprenderá a mirarte a los ojos. Al principio no usarás ninguna orden para esto (igual que en los otros ejercicios que realizarás), pero luego podrás introducir una orden para esta conducta

Prestar atención. Criterio 1: ignorar la recompensa.

Sujeta una recompensa de comida en tu mano y llama la atención de tu perro. Puedes acercarle la recompensa de comida a su nariz para captar su atención, pero no le permitas tomar la comida. Extiende tu brazo y espera. Tu perro mirará hacia tu mano, saltará, ladrará y tratará de tomar la recompensa de cualquier manera. Ignora todas estas conductas. En algún momento, tu perro dejará de mirar tu mano y te mirará a ti.  Haz click en el instante en que tu perro te mire, y dale una recompensa. No es necesario que te mire a los ojos ni a la cara. Basta con que mire cualquier parte de tu cuerpo, excepto la mano con que sujetas la recompensa o el brazo respectivo. Repite el procedimiento 10 veces. Si tu perro responde correctamente (mirándote a ti en lugar de a tu mano), pasa al siguiente criterio en la próxima sesión. En caso contrario, deberás repetir este procedimiento en la siguiente sesión. 

Prestar atención. Criterio 2: mirarte a la cara.

Repite el mismo procedimiento que en el criterio 1, pero esta vez tu perro te debe mirar a la cara. Entonces, haz click y recompensa a tu perro solamente cuando te mire a la cara. 

Repite el procedimiento 10 veces. Si tu perro responde correctamente (mirándote a la cara) ocho de cada 10 veces, pasa al siguiente criterio en la próxima sesión. En caso contrario, deberás repetir este procedimiento en la siguiente sesión. 

Prestar atención. Criterio 3: mirarte a los ojos.

Repite el mismo procedimiento que en el criterio 1, pero esta vez tu perro te debe mirar a los ojos. Entonces, haz click y recompensa a tu perro solamente cuando te mire a los ojos. Repite el procedimiento 10 veces. Si tu perro responde correctamente (mirándote a los ojos), ocho de cada 10 veces, pasa al siguiente criterio en la próxima sesión. En caso contrario, deberás repetir este procedimiento en la siguiente sesión. 

Prestar atención. Criterios 4 al 6: bajar la recompensa.

 Repite el mismo procedimiento que en el criterio 3, pero baja un poco la mano en que tienes la recompensa. Entonces, haz click y recompensa a tu perro solamente cuando te mire a los ojos. Gradualmente, y en tres o cuatro sesiones más, baja la mano en que sujetas la recompensa hasta que esté al lado de tu cuerpo, en posición normal.  Repite el procedimiento 10 veces en cada sesión. Si tu perro responde correctamente ocho de cada 10 veces, pasa al siguiente criterio en la próxima sesión. En caso contrario, deberás repetir este procedimiento en la siguiente sesión. En este caso, bajar la recompensa un poco más será el siguiente criterio (el criterio 6 será que tu perro te mire a los ojos por un instante mientras mantienes tu mano al lado de tu cuerpo). 

Prestar atención. Criterio 7: introducir la orden

Repite el mismo procedimiento que en el criterio 6, pero dile a tu perro “mírame” antes que él te mire. Entonces, haz click y recompensa a tu perro solamente cuando te mire a los ojos. Es importante que le digas “mírame” antes que te mire, así esa palabra se convertirá en la orden que precede a la conducta que buscas: que tu perro te preste atención. Repite el procedimiento 10 veces. Si tu perro responde correctamente ocho de cada 10 veces, pasa al siguiente criterio en la próxima sesión. En caso contrario, deberás repetir este procedimiento en la siguiente sesión. 

¿Qué pasa después de hacer click? Sería ideal que tu perro siguiese prestándote atención después que haces click. Sin embargo, eso no ocurre con frecuencia. De todos modos, tampoco es muy importante porque el click, además de indicarle a tu perro qué conducta es la que estás recompensando, le indica que esa conducta ha terminado y que puede relajarse. Esto es válido para todos los ejercicios. Así que no te preocupes si tu perro deja de hacer la conducta que le está enseñando (prestar atención, sentarse, echarse, etc.) después que haces click. Lo que sí es importante es que le des la recompensa lo más rápido posible después de hacer click. De esta forma, en algunos casos lo recompensarás estando en la posición que deseas (echado, sentado, etc.).

www.deperros.org

RESERVA TU HOTEL AL MEJOR PRECIO

bookingpropio