2020406

Síguenos

 

El lado oscuro

de tu lindo gatito

gatomontes

 

 

Afirmaba Víctor Hugo que “Dios hizo al gato para ofrecer al hombre el placer de acariciar a un tigre”. Son los animales que triunfan en las redes sociales y que adoran todos los niños. Ese felino que te espera en casa con ojos grandes esperando su latita de comida y que se acurruca en el sofá junto a ti haciéndote compañía. Es tan mono...

Por Almudena NEGRO

 

Síguenos

Pues bien, los gatos tienen un lado oscuro apenas conocido. Según los científicos, entre las causas de la práctica extinción del gato montés o felis silvestris, especie europea por excelencia, estarían sus primos, los gatos domésticos asilvestrados, así como los gatos callejeros. Así lo pusieron de manifiesto los expertos en el XIV Congreso de la Sociedad Española de Conservación y Estudio de los Mamíferos. El gato montés, que es hasta el doble de grande que un gato doméstico y tiene el pelaje mucho más denso que éste, así como un típico y distintivo patrón a rayas, se está extinguiendo en el sur de España. En Gran Bretaña también han desaparecido estos mamíferos carnívoros y los pocos ejemplares que quedan de la especie habitan en las Highlands escocesas. Una de las causas de su desaparición es la hibridación entre ambas especies: el gato común y el gato montés.

34 especies afectadas

Pero los gatos no solo serían responsables de la desaparición a nivel mundial de esta especie, sino de otras 33, entre aves y pequeños mamíferos. Y eso que los mininos llevan viviendo junto al hombre, siendo animales domésticos, desde el neolítico. Algo más de 9.500 años. Sus dueños creen que su gato es todo amor y pereza. Pero ignoran lo que hace el lindo gatito cuando sale de excursión.

 Y es que, según un estudio de la Universidad de Illinois, en el que se han seguido los movimientos de 42 gatos adultos, domésticos y callejeros, durante dos años, se ha puesto de manifiesto que las mascotas domésticas y bien alimentadas hacen excursiones mucho más allá de lo que su dueño pudiera pensar: unas dos hectáreas alrededor de su casa. Por su parte, los gatos callejeros, abarcan un reino de 547 hectáreas. Unos gatos que se reproducen a velocidad de vértigo (hasta tres veces al año con seis crías de media) y que, con la intervención del hombre, consiguen salir adelante, cuando antes la naturaleza vencía a los más débiles. Lo que ha llevado a un grave problema de exceso de gatos no solo en ciudades, sino también en el campo, donde su presencia afecta notablemente a la biodiversidad.

Especie invasora muy dañina

Tu gato, tan doméstico y educado, cuando sale fuera resulta ser un verdadero cazador. Además, su innato instinto le lleva a matar más presas de las que luego come.

Paulo Célio Alves, ecólogo del Centro de Investigación en Biodiversidad y Recursos Genéticos de la Universidad de Oporto, explicaba recientemente a ‘El Ágora. Diario del agua’, que “el gato ha sido domesticado, pero no es 100% doméstico. Los gatos asilvestrados o los que deja salir la gente de su casa tienen un impacto brutal en la biodiversidad, cazan pájaros pequeños, lagartijas, roedores…”.

En Estados Unidos, los gatos, gracias a su astucia, agilidad y rapidez, son responsables, según publicó la prestigiosa revista ‘Nature’ en el año 2013, de la muerte anual de entre 1.400 y 3.700 millones de aves y 6.900 y 20.700 millones de mamíferos.

En España, el daño que el animal puede causar supera al que pueden originar zorros o urracas. Según el Smithsonian Conservation Biology Institute, un gato asilvestrado puede matar entre 23 y 46 pájaros y entre 129 y 338 pequeños mamíferos por año. Las ardillas y los conejos jóvenes, además de los pollos de perdiz, codorniz y torcaz o tórtolas son algunas de las especies que sufren con la presencia felina. Del gato no se libra ni el murciélago.

Además, estos animales también pueden transmitir enfermedades como la leucemia a otros felinos. En islas como las Galápagos, los estragos causados por los gatos son catastróficos. El gato doméstico aparece así en el listado de las cien especies más dañinas del mundo. Según un estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han participado en el 14% de las extinciones de vertebrados de los últimos siglos. Por cierto, ¿sabías que donde hay gatos aumentan las cucarachas, ya que el felino da buena cuenta de las salamanquesas? ¡Eso sí que es tener un reverso tenebroso!

Son ya muchas las voces que se alzan pidiendo medidas de control por parte de las autoridades de los gatos domésticos. ‘National Geographic’ se ha llegado a preguntar si hay que matar a los gatos para salvar a los pájaros. Y es que la alarma va en aumento.

El Ayuntamiento de Madrid, como tantos otros en España, ya ha establecido el protocolo CEL, que consiste en la captura, esterilización y suelta de gatos, lo que no evita su instinto cazador. Pero es que además debería de ser obligatorio que el gato doméstico llevase un cascabel, para diferenciarlo del asilvestrado, de forma que no pudiera acercarse sigilosamente a sus presas y tampoco caer víctima de los cazadores.

Pin It