1959150

Síguenos

 

La “guerra” al pastor alemán

cuesta un millón de euros

a los clubs de la raza

GuerraPastorAleman

La batalla entre la FCI, principal organización canina del mundo, y la Unión Mundial de Clubes de Pastor Alemán (WUSV), la mayor organización mundial de una raza, se ha recudrecido al prohibir la FCI de forma sorpresiva que los jueces alemanes del club fundador de esta raza, el SV, puedan asistir a eventos de organizaciones de pastor alemán ajenas a las caninas de la FCI. Esta decisión, que afecta a asociaciones de 21 países, significa una pérdida potencial de más de un millón de euros en actividades y una merma de ingresos de unos 100.000 euros anuales para el SV y la WUSV.

Por E. IGLESIAS

Síguenos

Los 92 países integrantes de la Unión Mundial de Clubes de Pastor Alemán recibieron una carta a principios de diciembre del SV en la que se les comunicaba que la organización canina alemana le había dado directrices para que no emita ningún permiso a aquellos jueces que sean invitados a una competición o exposición por los clubs miembros de la WUSV que no estén integrados en la FCI.

Según los datos facilitados a LADRIDOS por el Real Ceppa, el club del pastor alemán de España, de los 92 países que constituyen la WUSV hay 21, entre ellos España, que no son miembros de la asociación canina representante de la FCI en su respectivo país.

Esto significa que un 23% de las asociaciones de pastor alemán del mundo se ven afectadas por esta prohibición dictaminada de forma unilateral por la FCI “ante las presiones de las caninas de esos 21 países que nos ven como un claro competidor. Por ejemplo, en España las inscripciones de cachorros de pastor alemán en la RSCE, la canina de la FCI, disminuyen día a día mientras que nosotros en el Ceppa vamos subiendo, este año hemos controlado más de 2.500, una cifra muy importante para los tiempos que corren”, matizan a LADRIDOS.

La FCI solo tiene un club miembro por país y mantiene acuerdos con organizaciones ”paraguas” de una sola raza, como es el caso del pastor alemán y de otras más.

El último acuerdo que firmó la FCI con los clubs de pastor alemán fue en 2013. En uno de sus puntos se daba la posibilidad de recibir jueces del SV a las organizaciones que estuviesen afiliadas a la WUSV pero no fuesen miembros o colaboradores de la FCI.
Y así ha sido desde entonces sin ningún tipo de problema.

20 jueces al año

Desde el Real Ceppa cada año se invita a unos 20 jueces germanos a participar en sus exposiciones. Igual hacen el resto de organizaciones de la mayor raza del mundo de los 20 países restantes ajenos a las caninas de la FCI.

La primera consecuencia de esta repentina prohibición es una drástica bajada en los ingresos para el SV y la WUSV cifrada en unos 100.000 euros anuales, y unas pérdidas estimadas en más de un millón de euros en actividades o exposiciones, lo que claramente es una “guerra” al pastor alemán por parte de organizaciones caninas que no consiguen atraer a sus filas a clubs de la organización cinológica más grande del mundo para una raza canina.

“Las presiones que han hecho las caninas en el ámbito de la FCI han obligado a su comité general a prohibir la participación de los jueces de Alemania, que es el núcleo fundamental de nuestra organización, sobre todo en el ámbito de belleza, donde hay más dependencia de los alemanes. Evidentemente nuestras exposiciones se verán afectadas en el número de perros”, matizan.

Aunque la situación se ve desde los míticos clubs de la mayor raza como un claro y directo ataque a la raza, sus directivos siguen dos vías para conseguir que se imponga el sentido común y revertir la situación: “Trabajamos a caballo con las dos líneas posibles; la negociación, que es la parte diplomática, y la legal. Esto es una decisión antijurídica y hay mucha jurisprudencia al respecto, es un ataque claro al derecho a la competencia y al derecho europeo”.

Además, los integrantes de la WUSV juegan con otra baza. La propia asamblea general de la FCI en 2017 ya dejó bien claro que la prohibición de los jueces en el ámbito de la UE no se debería llevar a cabo porque va contra el derecho europeo. “También en repetidas ocasiones, el propio comité de dirección de la FCI en 2016 y 2017 acepta que es consciente de que en el reglamento relativo a estos jueces esa prohibición es antijurídica”.

“La FCI envió a la canina alemana un requerimiento a principios del mes de diciembre. En una reunión el día 10 entre la WUSV y la canina alemana les informaron de que no podían enviar jueces; a los tres días, el 13, el presidente de la FCI comunicaba al SV que prohibía los permisos”.

Fuera de su control

En definitiva, lo que han hecho es, ante las quejas de las caninas porque hay 21 países donde hay clubs de la WUSV que no son de la FCI y escapan de su control, prohibir que los jueces alemanes puedan ir o venir a juzgar a entidades que no sean miembros de la Federación Cinológica Internacional.

Países afectados

Canadá

EE UU

México

Australia

Sudáfrica

Japón

Corea

Taiwan

Filipinas

Egipto

Líbano

Turquía

Irlanda

Portugal

España

Malasia

Hungría

Bulgaria

Ucrania

Panamá

Kuwait

Pin It