1837225

Síguenos

Freno a entrenamientos y carreras

Edit

Llega el verano y con él el calor extremo. Es momento de no exponer a nuestros perros a altas temperaturas, que podrían ser hasta mortales. Los dueños de mascotas no somos verdaderamente conscientes de los peligros que entraña sacar a pasear a nuestro can en estas fechas. Y si es un riesgo un breve paseo mucho más es hacer deporte, correr con él o entrenar, lo que puede llevar al tan temido golpe de calor. 

El perro nos seguirá casi siempre donde vayamos, haga calor o no, es un fiel compañero que deja a un lado su sufrimiento precisamente para estar a nuestro lado. Por lo que es importante tomar algunas medidas. En primer lugar, parar los entrenamientos, o bajar el ritmo, hacerlo sólo a primera hora de la mañana o por la tarde-noche y siempre con temperaturas menores a los 20 grados.

Para los paseos, que no deberían sobrepasar según los expertos los 15 ó 20 minutos, hay que elegir siempre zonas sombreadas, alejarnos del asfalto y buscar sobre todo hierba o césped con agua disponible. El sol sobre una acera se convierte en fuego y puede dañar las almohadillas caninas.

Es época de playa y cada vez hay más arenales que permiten perros. Es aconsejable ir con los canes a primera hora de la mañana o a última de la tarde cuando el sol no pega fuerte, ya que son muy sensibles. Aunque se bañen y estén fresquitos es imprescindible llevar una buena sombrilla o tienda de campaña donde se puedan meter para guarecerse. Si nos gustan las excursiones y que nuestro perro pueda correr y hacer deporte, una buena alternativa es buscar zonas altas de montaña con ríos o nacimientos de agua donde las temperaturas suelen ser bastante más bajas. Con unas pequeñas precauciones, nuestro perro no sufrirá los efectos del calor.

Pin It