Tu revista canina

cabeceraLinea500

 

 

 

 

 

Síguenos

2499402

La falta de público no desmerece la segunda prueba OCI en Security Dogs

empiredog

 

 

El centro Canino Security Dogs ha acogido la segunda prueba de obediencia de la RSCE con diez perros participantes. La ausencia de público, marca un tiempo diferente y extraño pero con buen ambiente.

 

Por Óscar REKALDE

  

Síguenos

A pesar de los cierres perimetrales, a esta competición de obediencia realizada en Navalcarnero acudieron perros además de Madrid, de Córdoba, Asturias y Logroño.

En clase 1, en la que se inicia el programa de Obediencia Deportiva, dos bordes collies, Jung con María González del Grupo de Trabajo Trisquel en primer lugar y Cata con Rosa Roldán, del GT Clickandog en el segundo, consiguieron su titulación. Además, María y Jung se hicieron con el trofeo EmpireDOG, que se lleva el binomio que saca mayor puntuación en toda la prueba.

En la Clase II, donde el objetivo es llegar al máximo nivel del Reglamento de Obediencia – F.C.I., se presentó ante el juez Daniel Colás con Anubis de Xonnydeby, también border collie, del GT Obelution que pasaron la competición con facilidad demostrando una gran complicidad entre los dos.

En la clase III, el nivel superior, donde lo que se pretende es el máximo control del método de trabajo y es el método de selección para poder representar a la R.S.C.E. en una prueba internacional, es donde más perros demostraron sus ejercicios con una precisión exquisita: un total de siete, seis border collie y un perro de agua español.

En esta categoría, el pódium lo alcanzó en primer lugar Gingerbell Kindle Dwindle y en segundo Brooke, ambos con el mismo guía César Arroyo del GT EmpireDog, Grupo que organizó la prueba. Detrás de ellos, alcanzó también pódium Mind the sog Guilty Summer con Javier Martínez. Este último también compitió con su border collie Mind the dog Todo es Posible; así como Noah con María González; Trufa, el perro de agua español, de Rafael Martínez y el border Jackson Chace de Xonnydeby con Isabel Madrigal.

Para participar en Clase 1, primer nivel de obediencia de competición, se debe pasar primero una prueba de sociabilidad, COBS, que es una Prueba de Obediencia básica para perros de compañía y comportamiento social.

En cada nivel, perro y guía deben realizar los ejercicios que marca el Reglamento, cuya dificultad va aumentando en las clases superiores hasta alcanzar el máximo nivel que es Clase Internacional (OCI), con el mismo Reglamento para todos los países (los que participan por la Fédération Cynologique Internationale).

La obediencia deportiva nace en los países escandinavos que desde la década de los 90 se han estabilizado como la élite a nivel mundial de esta disciplina. En las primeras páginas del reglamento se puede encontrar una frase que obliga a los competidores a mostrar un trabajo del perro proactivo, sin presión y alegre. De esta forma se puede sancionar y se sancionan estados emocionales del perro que no se deriven de un entrenamiento respetuoso y amable con los perros.

Algunos ejercicios de la Clase Internacional son: sentarse en grupo durante 2 minutos, echarse en grupo durante 1 minuto con llamada, seguimiento en Junto sin correa, de pie, sentado y echado durante la marcha. Llamar el perro, posiciones “de pie” y “echado”, entre otros.

 

Los datos

10 participantes

9 border collie

1perro de agua

 

 

 

  • Hoteles4.jpg
  • Hoteles2.jpg
  • hoteles3.jpg
  • hotelesFuerte.jpg
  • amazonarnes.jpg
  • arnes5.jpg
  • AMAZO.jpg
  • arnes2.jpg
  • arnes3.jpg
  • arnes4.jpg
  • amazonPiensos.jpg