1615513

Síguenos

 

Una cuarentena de  perro y guía

vigilan los cruceros del puerto de Barcelona

PuertoBarcelona

 

40 binomios perro-guía están certificados para controlar los suministros que embarcan en los cruceros que parten o hacen escala en el puerto de Barcelona. Por el puerto de Barcelona embarcaron el pasado año 4.493.632 pasajeros de los que 3.049.474 lo hicieron en cruceros vacacionales. Las navieras, que trabajan duro para que sus buques sean seguros para sus pasajeros y no se “cuelen” suministros peligrosos, contratan a binomios de perro y vigilante que para poder hacer este trabajo tienen que pasar anualmente unos estrictos procesos de certificación ejecutados por la Guardia Civil.

Por Óscar REKALDE

Según indica a LADRIDOS, el director de Seguridad Corporativa del Port de Barcelona, Bernat Baró, “los primeros equipos caninos que desarrollaron estas funciones en el Puerto de Barcelona cuentan con casi 15 años de historia. Eran servicios contratados por los consignatarios a empresas del sector, pero que no podían certificarse porque no existían pruebas específicas”.
Ante este problema, las navieras solicitaron en 2014 ayuda a la Autoridad Portuaria de Barcelona para certificar y garantizar las aptitudes de los equipos caninos que debían trabajar en el control de los suministros que embarcaban en sus buques, principalmente en la detección de explosivos.
El 15 de diciembre de dicho año la Autoridad Portuaria firmó un convenio con la Guardia Civil para evaluar las capacidades de los equipos caninos de detección de explosivos de las empresas de seguridad privadas que desarrollan esta función en la Zona Restringida del puerto de Barcelona con el objeto de “tener unas mínimas garantías de aptitud operativa respecto de los equipos caninos”.
Desde entonces se han ido sucediendo, cada año, las pruebas de los equipos en el Puerto de Barcelona y para esta temporada 2019 existen 40 binomios caninos de siete empresas diferentes que se han certificado en el mes de marzo.


La transparencia del proceso es total, según Baró. “Están publicados en la web corporativa del Puerto de Barcelona. De esta forma los operadores de terminales puedan conocer y comprobar si los equipos que prestan los servicios están efectivamente evaluados y aprobados para desarrollar esta función”.
Los equipos certificados reciben autorización para realizar este trabajo durante un año, siendo obligatorio que se presenten en la siguiente convocatoria para recertificarse si quieren seguir con esta función.
Para evitar posibles irregularidades, como por ejemplo que en alguna ocasión uno de estos binomios, por diferentes motivos, pueda ser sustituido por otro, “tanto la Guardia Civil del Puerto como la Autoridad Portuaria, realizan inspecciones para garantizar que los equipos que trabajan en el puerto son los que están aprobados”, aclara el director de Seguridad Corporativa del Port de Barcelona.
El proceso de certificación consta de dos pruebas específicas, previamente informadas y desarrolladas que son diseñadas y realizadas por la Guardia Civil, según el convenio firmado.
En primer lugar, “la detección de los distintos tipos de explosivos mediante el ejercicio/Test de Reconocimiento Olfativo, en el que se comprueba la capacidad de marcar y discernir entre una línea de botes donde en uno de ellos se esconde aleatoriamente un tipo de explosivo y, así sucesivamente, con los diferentes explosivos”, según informa Bernat Baró.


La segunda prueba es el “Test Operativo sobre la detección de explosivos en carga paletizada, en el cual se exige al perro que pueda hacer la búsqueda desde todos los ángulos posibles, debiendo marcar de forma inequívoca el positivo de entre la carga de suministros montada en palets”.
Antes de la realización de estas pruebas, según consta en el convenio, “la Autoridad Portuaria facilitará a las empresas la posibilidad de realizar un ejercicio con el objetivo de permitir la familiarización del guía y el perro al entorno”.
Además, con carácter previo, la Guardia Civil comprueba que el personal de seguridad privada integrado en las empresas en encuentra en posesión de la formación específica para prestar servicios de vigilancia en puertos y con perros.
Una vez los equipos certificados, Baró indica que las tareas que realizan las unidades caninas en las Terminales de Cruceros, básicamente son tres: “El control e inspección de los suministros a los buques; la requisa de los espacios interiores de la Terminal y la requisa de las explanadas donde se realizan las operaciones”. Además, “estas inspecciones son obligatorias para todos los buques durante las escalas de los cruceros en el Puerto de Barcelona”, concluye el director de Seguridad Corporativa.

 

NÚMERO DE BINOMIOS CERTIFICADOS

BARNA SEGURETAT -4
CENPOL SEGURIDAD -2
ICTS HISPANIA -16
ISEC -6
MEGA-2 SEGURIDAD -5
OPCON SEGURIDAD -2
SECURITAS SEGURIDAD ESPAÑA -5

TRÁFICO PUERTO DE BARCELONA
(2018)

PASAJEROS  4.493.632
PASAJEROS CRUCEROS 3.049.474
CRUCEROS 829
BUQUES MERCANTES 9.040
AUTOMÓVILES 395.643
CONTENEDORES 3.472.879
MERCANCIAS (toneladas)  46.459.761

 

 

 

 

 

Pin It