1615381

Síguenos

 

El entrenamiento de los perros policía

pone en riesgo su condición física

PerroPolicia

Un estudio  en Nueva Zelanda sobre los canes de la Policía destapa que aunque un 69% tiene una calidad de vida excelente, solo el 29% tiene un estado físico perfecto. Fuerzas de Seguridad del Estado, policías autonómicas, locales, seguridad privada, vigilancia aeroportuaria, militares, grupos de rescate, vigilancia, protección… Unidades con perros que trabajan felices, adiestrados con refuerzos positivos y viven en familia. Su entrenamiento puede llevar al límite su condición física. La investigación avisa de que tienen mayor riesgo de enfermedad ortopédica que los que viven como mascotas.

Por Carlos XESTAL

Según el estudio: “Los perros policías están entrenados para realizar una variedad de tareas que incluyen detección de drogas, detención sospechosa, rastreo, protección y búsqueda y rescate. Estas tareas requieren fuerza, equilibrio y coordinación; por lo tanto, los perros deben estar físicamente en forma para realizar estos deberes y prevenir lesiones. La investigación que involucra lesiones en estos perros ha encontrado que tienen un mayor riesgo de enfermedad ortopédica en comparación con los perros que viven como mascotas”. La investigación de la Universidad de Nueva Zelanda, que se hizo sobre 158 perros de la Policía del país, puso de manifiesto que un 69% disfrutaba de una calidad de vida excelente, pero el aumento de la edad se asoció con la disminución en su condición física y el índice de ortopedia canina.
Los perros se dividieron en tres grupos: 47 menores de dos años, 45 perros de 2 a 5 años y 41 mayores de 5 años. Los cuatro valores principales que se analizaron fueron: rigidez, función, marcha y calidad de vida, con resultados dispares. La rigidez fue anormal en un 37%; la función en un 22% y la marcha en el 41% de los perros, pero la calidad de vida fue excelente en 108 (69%) canes. 


En cuanto a ejercicios concretos, el 70% no presentó dificultad para subir escaleras u obstáculos con forma de A, un 27% la presentó a veces y el 3% con frecuencia. Además, el 60% puede realizar fácilmente la posición “hup” (erguirse sobre las patas traseras durante más de 8 segundos), pero el 32% solo puede mantener la posición durante menos de 4 segundos y el 8% tiene dificultad para colocarse así. En cuanto a saltar de los coches, el 32% presentaba dificultades a veces y el 7% siempre necesitaba ayuda. Cuando se ejecutaban los comandos de sentarse o bajar, el 20% a veces tenía dificultades, mientras que otro 4% tenía problemas siempre.
En todos los ejercicios, según aumenta la edad de los perros las dificultades se acrecientan, por lo que la edad de jubilación de un can policía debe ser algo a replantearse en todos los cuerpos policiales o de seguridad.


“Si bien ni la evaluación funcional (FA) de la condición física y el índice de ortopedia canina (COI) se desarrollaron específicamente para determinar la condición física o la aptitud del perro policía para realizar sus tareas oficiales, los resultados que se presentan aquí indican que estos perros altamente entrenados pueden tener signos de sobreesfuerzo intermitente o incluso lesiones”.
A medida que los perros policía tienen más años (más de 2 años), se puede reducir la condición física y la función puede verse afectada con un aumento en la probabilidad de lesiones en perros mayores de 5 años. Los resultados del estudio “indican que para muchos de los perros de la Policía, la capacidad reducida para realizar las tareas asignadas, el desarrollo de anomalías de la marcha y la fatiga prolongada después del esfuerzo puede comenzar incluso a los 2 años de edad , pero sobre todo a partir de los 5 años”. 


Este primer informe puede ser la base para la prevención de lesiones. “Analizar la condición física, el riesgo de lesión y la función de deterioro temprano en perros de trabajo puede prolongar su vida laboral”.

El estudio ha sido realizado por Wendy I. Baltzer, Rebecca Owen y Janis Bridges de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Massey de Nueva Zelanda y publicado en la revista Frontiers de veterinaria.

 

LOS DATOS

32%

no pudo mantener la posición “hup” más de 4 segundos

Uno de cada cinco

tiene su condición física afectada

Un tercio

presenta dificultad para saltar desde un vehículo

Dos de cada tres 

disfrutan de una calidad de vida excelente

70%

no tiene dificultad para saltar obstáculos o subir escaleras

69%

Se retira por una enfermedad musculoesquelética degenerativa

Muy buena

es la calidad de vida de los perros mayores de cinco años

36%

de los perros tiene una aptitud física inadecuada

96%

es pastor alemán; cinco, labradores y dos, mestizos

123

son machos, 12 de ellos castrados

De 36% a 44%

de perros policía sufre cojera, enfermedad articular degenerativa o  trastornos musculoesqueléticos

40%

solo este porcentaje se jubila a la edad prevista inicial de ocho años, lo normal son seis años

Pin It