1615381

Síguenos

 

Las mascotas se deben incluir 

en las órdenes de protección

ViolenciaGenero

 

 

El asesinato en Adeje de una madre y uno de sus hijos eleva a 18 el número de mujeres asesinadas por su parejas o exparejas en lo que va de año. Desde 2013, 239 menores han quedado huérfanos tras el asesinato de su madre. Muchos de ellos han visto cómo su padre agredía a su madre, y en algunos casos cómo maltrataba a la mascota de la familia.
Un maltrato animal que rara vez transciende ya que, aunque un 71% de las mujeres víctimas de este tipo de violencia reconoce que su agresor ha herido, maltratado o incluso mutilado a su perro, una de cada dos no consigue abandonar el edificio familiar ni huir de su maltratador por la fuerte preocupación que le invade ante la incertidumbre de lo que le pasará a su mascota.


Cuando la situación de violencia hacia la mujer o hacia sus hijos ya es insostenible y se acaban dictando órdenes de protección, estas no incluyen a las mascotas, como sí ocurre desde hace años en EE UU. Lo que lleva a que los animales queden indefensos y, en el mejor de los casos, acaben en un chenil de un albergue.
La protectora La Camada, en Guadalajara, muy sensibilizada con este tema, acoge perros que han vivido la violencia de género directamente y los cuida hasta que pueden volver con su dueña, esa mujer que necesita un tiempo para superar las agresiones que ha sufrido durante años, y que se ve obligada a desprenderse de su fiel amigo. De esta forma, La Camada, suple esas órdenes de protección incompletas que los jueces deberían modificar en aras de una sociedad que avanza a pasos agigantados hacia el bienestar animal.

Leer más “Hay que proteger a los perros de la violencia de género”

Pin It