1082703


 

El bienestar animal exige que el perro pueda

expresar conductas de su especie

bienestar

No es fácil definir el concepto de bienestar animal. Hay autores que dedican capítulos enteros de libros a los diferentes enfoques que hay para definir este término. El objetivo de este texto es describir de una forma breve y sencilla a qué se refiere el término de bienestar animal.

Por Marta AMAT y Susana LE BRECH, Integrantes de CAWEC (companion animal welfare education centre). Profesoras de la UAB

Síguenos

El bienestar del animal es el adecuado siempre que se cumplen 2 requisitos: -El individuo, sea de la especie que sea, no padezca ninguna emoción negativa (p.e. miedo, estrés, ansiedad, frustración, etc). -El individuo sea capaz de llevar a cabo las conductas más importantes de la especie.
Por ejemplo, hay perros que cuando se quedan solos en casa, destrozan el mobiliario. Esto puede deberse a varios motivos y es básico identificar correctamente la causa para implementar un tratamiento adecuado. Por ejemplo, puede ser por un problema de ansiedad por separación, a una fobia o tratarse de un problema de falta de estimulación (dicho de otra forma, aburrimiento). En los dos primeros casos, el bienestar está marcadamente afectado por que el perro padece un problema de ansiedad o fobia cada vez que se queda solo. En el último caso, porque no puede llevar a cabo conductas importantes para los perros (explorar, jugar, estar acompañado, etc).
Por lo tanto, para que el bienestar del perro sea el apropiado, el propietario debe entender cuáles son las necesidades básicas del perro, no solo higiénico-sanitarias sino también de comportamiento (ver más adelante) y, asegurarse de que, por ejemplo, no padece un problema de dolor, miedo, ansiedad, estrés o frustración.

¿Qué conductas son importantes para el perro?
Uno de los aspectos más importantes para los perros es el contacto social. El perro es una especie social y por ello, es imprescindible que tenga contacto con otros perros y/o con sus propietarios. Uno de los errores que se cometen a menudo es dejar al perro solo en el jardín sin apenas contacto con los propietarios, asumiendo que al tener mucho espacio no necesita nada más. Lo más importante para un perro no es el espacio, sino el contacto social y qué actividades hace el perro durante el día con o sin los dueños.
Otro error que se repite frecuentemente es no sacar a los perros a pasear ya que disponen de mucho espacio. En este caso, de nuevo, no se trata solo de disponer de espacio sino de poder realizar actividad física, explorar, jugar, etc. ¿Qué pasaría a una persona que viviera en una casa con todas las comodidades si nunca saliera a cenar, al cine o a reunirse con sus amigos? Probablemente, se sentiría muy mal y necesitaría salir de esa casa. Pues lo mismo sucede en los perros. Por lo tanto, aunque dispongan de muchísimo espacio, los perros deben salir a pasear, jugar con los propietarios, tener juegos con los que distraerse cuando están solos y tener contacto con otros perros y con sus propietarios.
Finalmente, los dueños suelen corregir determinados comportamientos que les resultan molestos de forma inadecuada. Esto, puede ocasionar una reacción de miedo y/o agresividad. Por ello, de nuevo es crítico entender cómo se puede corregir de forma efectiva una conducta molesta sin afectar al bienestar del perro. Los castigos físicos, demorados (cuando el perro ya terminó de hacer lo que molesta) y demasiado largos (no finaliza el castigo cuando el perro cambia de actitud) no deben utilizarse nunca.
Si el bienestar del perro es el adecuado, es menos probable que manifieste determinados problemas de comportamiento y como consecuencia, el vínculo entre el propietario y el perro será más fuerte.

Bayer: 20 años de impulso del vínculo entre personas y animales

La empresa químico-farmacéutica alemana ha conmemorado, coincidiendo con el Día Mundial de los Animales el 4 de octubre, sus 20 años impulsando vínculos entre personas y animales a través de su programa de responsabilidad social corporativa del área de Animal Health. La compañía tiene en marcha junto a la Universidad Autónoma de Barcelona, UAB, un amplio programa de bienestar animal tanto para clínicas veterinarias como para granjas y que ahora quiere acercar a las personas que convivan con un animal, o simplemente se preocupen por su bienestar. El programa se traduce en un curso formativo que, según Marta Amat, “es un curso específico sobre bienestar animal para propietarios de perros y gatos”. Uno de los objetivos es que los dueños comprendan que el bienestar no es solo “que el animal no padece de miedo o de estrés o sufre emociones negativas, sino que es necesario que a la vez pueda expresar conductas de su especie”.


Otro programa que fomenta Bayer desde hace años es “Dejemos huella”, un programa que más allá “de dar dinero lo que hace es dar información”, señaló Alejandra González, de Bayer durante la presentación de los actos de conmemoración de los 20 años.
Por este motivo la compañía apoya iniciativas en favor de la adopción, el no abandono y de espacios dogfriendly, como proyectos que trabajan por la adopción de perros de las Fuerzas de Seguridad, algún medio que revisa lugares dogfriendly o un perro que viaja descubriendo sitios turísticos que permiten perros. Las visitas y viajes se hacen con un perro de raza pequeña, siendo aún una asignatura pendiente los perros de raza media o grande.

Síguenos

 

Pin It