1082781


 

Un perro sin hacer ejercicio mental

puede tener conductas agresivas

EjercicioEdit

El ejercicio en nuestros perros es fundamental para su salud, tanto mental como física. Un can todo el día en el sofá puede desarrollar conductas inapropiadas y es casi imposible que sea un animal equilibrado. Pero la tendencia actual a tener mascota para que nos acompañe en nuestras sesiones de ejercicio, ya sea corriendo, paseando en bici o haciendo largas caminatas por el monte, puede caer en el exceso y ser pejudicial para unos perros que necesitan, tanto o más, ejercicio mental.

 

Síguenos

Un caso de un propietario que salió de paseo por la montaña con su perro y tuvo que ser rescatado porque el can acabó exhausto y se negó a seguir andando ha levantado la polémica sobre si sabemos decir basta al ejercicio que exigimos a los canes. En los perros de trabajo, la mayor parte de guías los tratan como deportistas de élite, los cuidan, los miman, mantienen unos entrenamientos muy pautados vigilando sus descansos.


El problema parece residir, según los expertos, en dos cuestiones: la primera en anteponer el ejercicio físico al mental y la segunda, humanizar tanto a los perros que los incorporamos a nuestras vidas, a nuestro ritmo trepidante.
“Es mucho más importante y necesario el estímulo mental, el trabajar el olfato…el hacer que piense y que no solo mueva su cuerpo”, asegura Mónica Corchado en las páginas de LADRIDOS. Pero este tipo de ejercicio significa que los dueños de mascotas tienen que adaptarse a la vida de los perros, a sus necesidades, no que los perros tienen que hacer la vida que hagan sus propietarios.

El ejercicio excesivo es tan perjudicial para un perro como estar en el sofá

Pin It