686867


 


OBEDIENCIA BÁSICA

Por qué no se debe enseñar el “quieto” 

quieto

 Foto: Emerre Iglesias

Cómo enseñar a tu perro a que se mantenga en una posición sin introducir ninguna nueva orden. (Manual de adiestramiento canino por Rodrigo Trigosso en www.deperros.org)

Muchos adiestradores enseñan la orden “quieto” para indicarle al perro que debe quedarse en la posición en que está. Yo también hacía lo mismo. Sin embargo, no es necesario usar una orden adicional para que el perro se quede en la posición que se le ordenó con anterioridad. Si le ordenaste a tu perro que se siente, deberá quedarse sentado aunque tú te muevas. De la misma forma, deberá quedarse echado o parado si le ordenaste echarse o pararse.

Por eso, no usarás una orden “quieto” para que tu perro mantenga una posición. Simplemente aumentarás la duración de las otras órdenes. Esto es más claro para el perro ya que le evita la confusión de comprender que “quieto” significa quedarse echado algunas veces, sentado otras veces, y parado otras veces más. Si le enseñaras a tu perro una orden para que se detenga en cualquier posición en la que esté, podrás usar “quieto” o “alto” que es la orden usada en este manual.

Cuando le has enseñado un nuevo ejercicio a tu perro, necesitas llevar ese ejercicio por todas las etapas del adiestramiento canino para que se convierta en un hábito completamente fijado. Una vez que tu perro comprenda una orden, debes enseñarle a mantener la conducta deseada por más tiempo. Por ejemplo, cuando le dices “échate” no esperas que se eche y se levante inmediatamente. En cambio, esperas que se eche y mantenga esa posición hasta que le ordenes otra cosa o le des una orden de liberación.

La orden de liberación le indica a tu perro que el ejercicio ya ha finalizado y puede “romper” la posición. Si has usado una orden verbal en lugar del clicker (por ejemplo, “Ok”), esa misma palabra será tu orden de liberación. Si has usado el clicker para enseñarle los ejercicios a tu perro, entonces tendrás que enseñar una orden de liberación antes de seguir adelante. En este punto dejarás de usar el clicker.

Para enseñarle a tu perro la orden de liberación, simplemente repite el ejercicio de cargar el clicker, pero di “Ok” en lugar de usar el clicker. Pronuncia esa palabra rápidamente y con entusiasmo, para estimular más a tu perro. Ten en cuenta que si has usado “aquí” para enseñarle a tu perro a acudir al llamado, es mejor que no uses “Ok” como orden de liberación. En ese caso, elige otra palabra corta y clara. Algunos entrenadores usan “¡eso!”, otros “¡adelante!” y otros un click hecho con la lengua.

Puedes empezar a aumentar la duración de cada ejercicio en cuanto hayas finalizado el último criterio de la etapa de aprendizaje. No necesitas terminar de enseñarle todos los ejercicios para pasar a esta etapa.
Los ejercicios que requieren aumentar la duración son: prestar atención, sienta, échate, descanso, en pie, caminar sin tirar de la correa, deja y saludar adecuadamente a las personas.

Recuerda que no enseñaste una orden de “quieto” a tu perro. Esto es porque no necesitas darle una orden adicional para que mantenga la posición que le ordenaste anteriormente. Sin embargo, aumentar la duración corresponde a lo que algunos entrenadores llaman “quieto”, sólo que no necesitas añadir esta orden extra. Al igual que en la etapa de enseñanza, es importante que tu perro se sienta atraído por las recompensas de comida, pero no es bueno que aumentes la duración de los ejercicios antes de darle su comida diaria. Si tu perro está hambriento, será más difícil que se quede en la posición que le ordenaste. Lo mejor es que lleves a cabo las sesiones de adiestramiento unas dos horas (o más) después que tu perro haya comido.

Para aumentar la duración de las conductas que le enseñaste a tu perro, simplemente debes aumentar un poquito el tiempo en cada sesión. Por ejemplo, para aumentar el tiempo que tu perro permanece sentado: Ordénale a tu perro que se siente, espera medio segundo y dale la orden de liberación, seguida de una recompensa de comida.
Repite el procedimiento 10 veces. Si tu perro responde correctamente ocho de cada 10 veces, aumenta medio segundo más en la próxima sesión. En caso contrario, deberás repetir este procedimiento en la siguiente sesión. Aumenta medio segundo en las primeras sesiones para asegurarte que tu perro se quedará en la posición indicada. Cuando llegues a los tres segundos, puedes aumentar un segundo en cada sesión.

Ocasionalmente da la orden de liberación y recompensa a tu perro antes que se haya cumplido el plazo que te habías fijado. De esta forma harás más interesante el ejercicio para tu perro. Pero haz esto sólo de manera ocasional.

“Quieto” unas veces significa estar sentado, otras echado, otras parado... lo que crea confusión. Hay que aumentar la duración de las otras órdenes

Cuando puedas dejar a tu perro en la posición deseada (por ejemplo, sentado) por 10 segundos, empieza a aumentar distracciones ligeras y generaliza la conducta en lugares sin distracciones. Luego, cuando tu perro haya generalizado esa conducta en diferentes lugares sin distracciones, puedes volver a aumentar la duración. 

En este punto, también debes empezar a alejarte de tu perro. Empieza dando un paso al costado. Si tu perro se queda en la posición en que lo dejaste, haz click y recompénsalo. No importa si él se mueve después del click.
Si tu perro se mueve cuando te alejas un paso, dile “ah-ah” (como negando algo) y vuelve a acomodarlo en la posición y el lugar en que estaba. A medida que el adiestramiento progrese, podrás aumentar más pasos. Haz esto de forma gradual, un paso por sesión. Ten en cuenta que solamente debes concentrarte en un criterio a la vez. Así que cuando empieces a generalizar la conducta en cuestión (por ejemplo, sentado), olvídate de aumentar la duración. De la misma forma, cuando estés trabajando en aumentar la duración, olvídate de generalizar la conducta, discriminar entre órdenes, etc.

Después de generalizar cada uno de estos ejercicios, deberías seguir entrenando hasta lograr que tu perro mantenga cada una de las posiciones por unos cuantos minutos (alrededor de tres o cuatro). Obviamente, para llegar a esto no necesitarás aumentar un segundo en cada sesión. Cuando tu perro pueda quedarse en una posición por un minuto, puedes aumentar el tiempo en cinco o 10 segundos por sesión.

El único ejercicio en que puedes aumentar el tiempo más de unos cuantos minutos es “descanso”. Es bueno entrenar este ejercicio para que tu perro pueda permanecer en posición de descanso por varios minutos (máximo 30). De esta forma, él aprenderá a tener un gran autocontrol.

http://www.deperros.org

 

Artículos septiembre 2017

Editorial: La falta de formación, un peligro


EDITORIAL
La falta de formación, un peligro   La formación en el mundo canino sigue siendo la asignatura pendiente. Una gran falta de regulación de la profesión lleva a miles de adiestra [ ... ]

Teo Mariscal:


LA ENTREVISTA
Teo Mariscal   "Es una pena que para ser profesional canino sólo haga falta pagar a Hacienda" Por Emerre IGLESIAS
Hablar de formación de adiestradores caninos en España [ ... ]

Al rescate de las tortugas


LOS PERROS TAMBIÉN TRABAJAN
Al rescate de las tortugas   Por Jonathan MANZANO
Elisa y Jaime, junto a su equipo canino, se han convertido en un referente al que acudir cuando de detecc [ ... ]

Las etapas del desarrollo


LA OPINIÓN
Las etapas del desarrollo   Por Laura ROBLES, psicóloga y etóloga clínica Durante el primer año de vida del perro tienen lugar la mayoría de cambios físicos y de comp [ ... ]

Los perros también vuelven al cole


LOS PROFESIONALES
Los perros también vuelven al cole Por J. MANZANO A partir de los dos meses de vida, finalizado el periodo de Impronta con su madre y hermanos, comienza el entrenamiento d [ ... ]

Los niños: la base de la concienciación


LOS PROFESIONALES
Los niños: la base de la concienciación  Pedro Cantos, director de la Escuela deSlva, enseña a los padres para llegar a los niños. Foto: E. Iglesias Por E. IGLESIAS La [ ... ]

Perros detectores de cáncer: lejos de los sistemas de salud


LA INVESTIGACIÓN
Perros detectores de cáncer: lejos de los sistemas de salud    Por Elvira ÁLVAREZ GAYO La participación de perros en la detección precoz del cáncer es  [ ... ]

El can nunca olfatea al paciente


LA INVESTIGACIÓN
Daniel Hacohen: El can nunca olfatea al paciente   Por Elvira ÁLVAREZ GAYO -¿Qué características de personalidad debe tener el perro?
-Si bien este trabajo lo podr [ ... ]

Un perro policía lo debe hacer un policía


LAS ASOCIACIONES Un perro policía lo debe hacer un policía   Por Emerre IGLESIAS
Varios policías locales de dos municipios catalanes se unieron hace tres años con el objetivo de trabaja [ ... ]

El eslabón perdido


RAZAS
El eslabón perdido   Por M. ARAMBARRI El perro salvaje de las tierras altas de Nueva Guinea (HWD), una especie que está considerada un eslabón perdido entre los primeros cáni [ ... ]

Casas de acogida: puente a la salvación


LA SOLIDARIDAD
Casas de acogida: puente a la salvación   Cloe con su "madre de acogida", Encarna Laguna del Arca de Noé de Córdoba   Por E. IGLESIAS / J. MANZANO Son las ocho  [ ... ]

Agility: cómo ser el más veloz (Parte I: FASE PREVIA)


LA DISCIPLINA Agility: cómo ser el más veloz (Parte I: FASE PREVIA)   Por Carlos REDONDO El Agility es el deporte canino más veloz, el guía puede animar a su perro en todo moment [ ... ]

La mejor ayuda a perros de trabajo: conocimientos veterinarios


LA SALUD
La mejor ayuda a perros de trabajo: conocimientos veterinarios  Por Marta NOGUÉS de Assertivity, (Intervenciones Asistidas con Animales); licenciada en veterinaria, máster de fis [ ... ]

El toque que sustituye al oído y al ojo


EN PRIMERA PERSONA 
El toque que sustituye al oído y al ojo    Por Jonathan MANZANO Un cruce de Carea de tan sólo dos meses de edad caminaba por las carreteras de una  [ ... ]

Por qué no se debe enseñar el “quieto”


OBEDIENCIA BÁSICA
Por qué no se debe enseñar el “quieto”   Foto: Emerre Iglesias Cómo enseñar a tu perro a que se mantenga en una posición sin introducir ninguna nueva orden.  [ ... ]

Bali: de pura raza a plato gastronómico


FUERA DE NUESTRAS FRONTERAS Bali: de pura raza a plato gastronómico   Por Óscar REKALDE El antropólogo Lawrence Blair en su documental “Bali, la isla de los perros” muestra al mundo  [ ... ]


LA OPINIÓN La piel canina   Por Cristina Vicente Andrés y Carmen Lorente Méndez, dermatólogas caninas ADERVET La piel es el órgano más grande del cuerpo. Representa alrededor  [ ... ]

¿Maltrato en mushing?


LA POLÉMICA ¿Maltrato en mushing? Salida en la Finnmarkslopet  2017. Foto: Nuria Otero Por Nuria OTERO, veterinaria de  equipos de Mushing “Sled Dogs”, un documental estrenado en [ ... ]