Síguenos

6705003

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

Dos gatos hermanos, mejor que uno

gatos


Los hermanos felinos se llevan mejor entre ellos que con otros gatos. Pero si no tienes espacio, un nuevo compañero estará mucho mejor solo.

Por Almudena NEGRO 

   

Síguenos

Adoptar un gato es un acto de responsabilidad y un compromiso a largo plazo. Piensa que de ti va a depender su calidad de vida. Tómate tu tiempo y valora pros y contras antes de tomar la decisión junto con el resto de miembros de tu familia de traerlo a casa. Medita si tienes realmente disponibilidad de tiempo libre, ganas y estás dispuesto a sacrificar algunas cosas. Empezando por tu bolsillo, porque tener un animal en casa, conste que avisamos, supone afrontar gastos. Los más importantes de ellos ya los explicamos en LADRIDOS. Pero piensa que en tu mundo entrarán rascadores, alimentos secos y húmedos, visitas al veterinario, juguetes, medicamentos… Si estás pasando por una mala racha económica quizás convenga dejar la adopción para más adelante.
Una vez tomada la decisión piensa si ya que te has decidido, no preferirías adoptar dos gatos en lugar de uno. Hacerlo así tiene ventajas, cuando se trata de gatitos pequeños. No solo estarás ayudando a dos animales salvándolos del abandono o de una vida en la protectora, es que en el caso de los gatitos muchos de ellos son hermanos. Y los lazos familiares sí importan en el caso de los gatos. Los hermanitos, en el caso de estos felinos, se llevan mejor entre ellos que con otros gatos. Las protectoras te pueden ofrecer asesoramiento sobre esta cuestión.
No deseches adoptar gatos más mayores, se adaptarán igual de bien que los gatitos y son más tranquilos y buenos conocedores de sus rutinas. Eso sí, en este caso, si tu casa es pequeña, olvídate de la recomendación de adoptar a pares sí o sí. Si no dispones de mucho espacio (esta es la clave), tu nuevo compañero de aventuras estará mucho mejor solo contigo. Sin embargo, si tu casa es más grande, puedes valorar adoptar dos, ya que cada uno de ellos podrá tener su propio espacio totalmente controlado. No hay que olvidar que los gatos son animales territoriales. En este último caso, te recomendamos que sean macho y hembra o gato adulto y gatito. Todos esterilizados, claro, que para eso te hemos contado ya en LADRIDOS las ventajas del método C.E.R. y la esterilización de felinos.
Si adoptas un gatito, piensa que por mucha actividad que quieras proporcionarle a tu gato, habrá momentos en que se quede solo y sufra por tu ausencia, además de aburrirse. Con un hermanito en casa jugará, se entretendrá, hará ejercicio y será mucho más feliz. Y tú también lo serás viendo la estrecha relación entre ambos. No pararán de hacer monerías. No solo eso, la interacción continua entre ellos les ayudará a mantenerse en forma.
Pero es que, además, si el gato que vas a adoptar es pequeño, hacerlo por parejas reduce notablemente posibles problemas conductuales. Sobre todo, en el caso de gatitos abandonados antes de cumplir los tres meses, cuando aún necesitan a su mamá y a sus hermanos.  Para que te hagas una idea, las colonias felinas se organizan alrededor de hembras que van pariendo y son los gatos macho los que acaban abandonando la colonia en busca de nuevos territorios para conquistar. Si el gatito estaba aún con su mamá, para él será mucho menos traumático separarse de ella en compañía de un hermano.

Un gato pequeño que crece solo rodeado de humanos acabará adoptando malas conductas, sencillamente porque su relación contigo no es igual que a tenerla con otro gato. Un gato que crece junto a otro gato, juega como tal y sabe bien dónde están los límites. Cuando dos gatos juegan juntos, canalizan perfectamente sus instintos depredadores. Algo que no sucede cuando crecen rodeados de seres humanos. Por ejemplo, suele suceder que los gatos que crecen solos en una casa acaban mordiendo con fuerza, porque no han podido aprender que eso está mal. Acabarás con los pies llenos de bocados. Pero si uno de los gatitos muerde con fuerza a su hermano, descuida, le caerá la del oso. Vamos, que entre ellos se pondrán los límites y serán mucho menos agresivos de adultos. Y ni te imaginas lo que disfrutarás viendo cómo se acicalan mutuamente o duermen acurrucados juntos.
Pero es que además, atención, el aumento del presupuesto doméstico destinado a un gato no se ve apenas aumentado por adoptar a dos.
Como ves, hay muchas ventajas en adoptar por pares.
 Más adopciones
En 2020 llegaron a los centros de acogida animal españoles 162.011 perros y 124.142 gatos, según datos de la Fundación Affinity. Mientras que el número de perros descendió en comparación con 2019, el número de gatos abandonados o perdidos aumentó ligeramente. La buena noticia es que, a pesar de la pandemia, el número de adopciones de animales de compañía ha crecido ligeramente. De los gatos llegados a centros de acogida, el 42,6% fue adoptado.

 (Páginas 32 y 33).

Los gatos también quieren irse de vacaciones

¿Sabes cuántas razas diferentes hay de gatos?

 

 

Pin It