1615341

Síguenos

 

“Falta cultura canina, hay que mostrar

la cara amable del deporte”

Barragan

 

Entrevista Juanjo Barragán, Campeón de España del XX campeonato IGP del Perro Pastor Belga. Con un perro fuera de serie que con tres años ya ha subido a lo más alto del podio, reconoce con pena que como país tenemos poca cultura canina y pide mostrar la cara más amable del deporte. Ensalza la labor de los jueces, otorgándoles una labor didáctica y responde de forma tajante cuando se cuestiona la felicidad de los perros de competición: “sólo hay que ver lo bonito y felices que caminan en la pista”.


Por Emer IGLESIAS

 

-¿Cómo llega un perro con sólo tres años a ser campeón en el XX Campeonato Nacional IGP CEPPB?
-Es dificil de explicar. Creo que son un cúmulo de cosas. Tener un buen equipo, un poco de suerte, un perro especial y haber trabajado mucho mucho... Creo que todos esos factores se han cumplido conmigo en este campeonato.

-¿Qué tiene de especial Arnold de Fontemordant?
-Arnold es un perro muy especial, no lo digo porque sea mi perro sino que lo es siendo totalmente objetivo. Todo el que le conoce te lo puede confirmar. Es un perro muy “excesivo” que le hace un perro con todas las características de gran semental que a su vez le hacen un poco difícil para competir. Es un perro con unos instintos increíbles, un apetito voraz, junto a su físico imponente... esto acompañado de un espíritu dominante e indomable le hace un perro muy muy fuerte.

-¿Cómo son sus entrenamientos diarios?
-Son dos veces al día, mañana y tarde. Debido a su energía él se encuentra mejor entrenado así todos los días. De vez en cuando hay un día de descanso. El último mes antes de competir dividíamos los entrenos en 3-4 rastros a la semana, 10-12 sesiones de obediencia y 5-6 defensas a la semana. Tengo que matizar que mis entrenos en obediencia son más cortos de lo habitual y mi forma de trabajar hace que vayamos mucho a favor del instinto del perro, proporcionándole mucha diversión.

-¿Entonces es un perro hecho de otra pasta?
-Para mí, desde luego que sí es de otra pasta

-¿Su vínculo con él parece indestructible…
-Creo que el vínculo es muy importante en cualquier reglamento canino, no sólo el mío con Arnold, eso hace que haya mucha confianza de tu compañero hacia ti, que es totalmente necesaria.

-¿Realmente Arnold es feliz? Algunos lo ponen en duda…
-Claro que es un perro feliz. Hay que pensar que trabajamos con perros, que haciendo un símil con los caballos, son “pura sangre”. Son animales felices entrenando y estando junto a su guía. Solo hay que ver, no sólo a Arnold, sino a la mayoría de perros que se presentaron, lo bonito y felices que caminan los perros en la pista. Siempre puede haber alguien que lo ponga en duda, pero hoy en día eso pasa en todos los ámbitos de la vida.

-Cualquiera que ve su éxito quiere tener un perro como el suyo…
-Puede pasar, es normal.

-Habla de diversión, instinto y rutina, ¿qué recomendaría a un propietario que quiere iniciarse en esta disciplina?
-Yo le diría que se deje asesorar bien por gente que lleve tiempo en esto y que sea gente que lleve a los perros contentos trabajando. Paciencia y constancia, sin obsesionarse por resultados rápidos y respetando los límites de su perro.

-El IGP, antes IPO, está cambiando, ¿cada vez hay más exigencia a los perros?
-Creo que cada vez se les exige más a los guías, no creo que la exigencia sea mayor que antes con los perros. Se nos exige reciclarnos y tener una técnica mucho más amable con los animales, y eso hace que los guías tengamos que pensar mucho más.

-Muchos cuestionan que una obediencia y una disciplina como la que ha demostrado Arnold sea algo innato en los perros. ¿De verdad que no se fuerza a los animales?
-Estos perros con los que trabajamos, como ya he dicho antes, son perros felices entrenando. Es verdad que hay momentos en los que tiene que haber compromiso por parte del perro... entrenamos con mucho frío y con mucho calor, con lluvia, aire... no siempre el perro se encuentra al 100% y no siempre los entrenamientos son perfectos. Ahí es donde el guía consigue mostrar el camino al perro para construir un compromiso. Cuanto mayor es la calidad del perro más fácil es esto último, pero también tengo que decir que las nuevas maneras de trabajar con los perros y los nuevos conocimientos hacen que todo esto se cuide mucho más.

-¿Qué es el IGP exactamente?
-El IGP es el reglamento canino más completo del mundo. Parece una chulería decir esto, pero nadie puede negar que en el IGP pasamos por todas las fases de entrenamiento de un perro. El compromiso, calma e intensidad en un ejercicio como el rastro. La armonía, alegría y precisión en la parte de la obediencia. La fuerza, coraje, combatividad y ductibilidad en la defensa. Necesitamos el perro más completo. En definitiva, un obrero en rastro, un bailarín en obediencia y un gladiador en la defensa.

-¿Qué aporta el IGP a los perros que lo practican?
-Al perro, en singular, aporta equilibrio. Un perro de trabajo necesita trabajar y es feliz así. Y a los perros, en general, les aporta selección de su raza.

-¿Los grupos de trabajo son el germen de los campeones?
-Son indispensables. Sin ellos no se puede prosperar en ésto. Tengo la suerte de estar en un gran grupo, el G.T de la Sierra. Sin mis compañeros y mi figurante y director de Grupo, Iñigo Sierra, sería imposible llegar a competir.

-Esta disciplina es diferente a otras como ODU, Agility, Mondioring, Mantrailing…?
-Todas son diferentes en sí mismas y también tienen algunas cosas en común.

-Los perros también son diferentes?
-La mayor diferencia está en que los reglamentos donde hay defensa necesitas un perro de defensa. Dentro de los reglamentos de defensa, para mí un buen perro, lo puede ser en cualquier reglamento con sus matices.

-¿Qué papel juegan los figurantes en estas competiciones?
-Es importante tener buenos figurantes a nivel nacional. Tienen que ser selectivos para marcar diferencias y tener buena técnica para no poner ningún perro en peligro. En este campeonato han estado fantásticos los dos.

-¿Y los jueces?
-Los jueces tienen una función didáctica muy importante, no sólo otorgan puntos, también indican una ligera idea de por dónde mejorar. Al final ellos marcan tendencias, ya que son ellos mismos los que elaboran y actualizan los reglamentos.

-Los participantes en estos campeonatos de España o, incluso, del mundo, suelen ser profesionales perrunos. Al final, ¿es un estilo de vida?
-Yo no soy profesional de esto, tengo mi propio trabajo que no tiene que ver con los perros, pero sí tengo que darte la razón en que es un estilo de vida.

-Las disciplinas caninas todavía están muy lejos del propietario de perro en general. ¿Qué habría que hacer para que no fueran tan desconocidas y acercarlas al público?
-Es dificil. Como país no tenemos una buena cultura canina. Creo que debemos mostrar una cara amable de nuestro deporte y esperar que el tiempo vaya haciendo su trabajo. Se pueden hacer más cosas pero hoy por hoy son inviables.

-Las federaciones, clubes o sociedades caninas deberían trabajar en la línea de generalizar estas pruebas? ¿O deben seguir siendo parte de una minoría casi elitista?
-Creo que nadie impide que se generalicen estas pruebas. Simplemente las características del perro que necesitamos y la dificultad del reglamento hace que sean así, aunque no creo que sea elitista.

-¿Cuáles son sus próximos objetivos?
-Todavía no tengo claro mis objetivos en un futuro cercano.

-Hoy duerme como campeón, quizás sueñe con ser campeón del mundo, pero ¿cómo se despertará mañana?
-Aún no sé seguro si iremos al campeonato mundial que se celebrará entre el 8 y el 12 de mayo en República Checa.

-Un perro no se entera de que gana trofeos o copas, ¿cómo se despertará Arnold?
-Arnold se despierta como cualquier otro día. No es consciente de campeonatos, ni de nada, el solo es feliz sintiéndose un miembro más de mi familia y sabiéndose querido, y esperando pronto volver a entrenar.

Pin It