2017749

Síguenos

Los villanos guardarán

su semen in vitro

villano

 

El nuevo plan de cría del Club Villano de las Encartaciones con el objetivo de mantener, incrementar y mejorar la morfología y el carácter de la raza, contempla dos métodos: in situ a través de los criadores y ex situ, in vitro a través del banco de germoplasma.

Por Emer IGLESIAS

Síguenos

La raza, en peligro de extinción, posee en la actualidad un censo de animales reproductores inscritos en el libro genealógico de 38 hembras y 39 machos de un total de 336 ejemplares vivos, 161 machos y 175 hembras. Por ello, una vez cerrado el registro fundacional, solicitaron un nuevo plan de programa de cría con los objetivos de “mantenimiento de la raza, incremento de los censos de la raza, manteniendo su variabilidad genética y mejorando la morfología y carácter”.
El plan de actuación, en sentido amplio, comprende dos apartados complementarios, el fomento y promoción y el técnico de conservación.
El fomento y promoción tiene el objetivo de incrementar censos e incluye todas aquellas acciones de difusión encaminadas a mantener e incrementar el número de criadores y el censo de la raza
En cuanto a la parte técnica el objetivo es conservar la población con la máxima variabilidad genética, es decir con la mínima consanguinidad, además de ejecutar acciones de mejora. 
Para ello, se inician dos métodos clásicos de cría: in situ, que incluye a los criadores que conforman los asociados de la raza; y ex situ in vitro, a través del banco de germoplasma. 
En este programa de cría se desarrollará sobre tres pilares básicos: los criadores colaboradores, aquellos socios del Club Nacional Villano de las Encartaciones o los criadores que no siendo socios disponen de ejemplares inscritos en el Libro Genealógico de la raza canina Villano de las Encartaciones (CNVE); la Asociación: Club Nacional Villano de las Encartaciones como segundo pilar y el tercero, el Departamento de Producción Animal de la Unidad de Innovación Agraria de NEIKER-TECNALIA, Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario, como centro cualificado de genética.

La metodología de este plan de cría contempla cuatro aspectos.
1- Mantenimiento de la raza conservando su variabilidad genética, que se estimará a través de dos parámetros: el censo poblacional, que describe el número de efectivos (macho y hembra) existente en la población y que deberá ser mantenido, así como su distribución entre los criadores. Y el censo efectivo, aquel poblacional teórico que nos dará lugar a una situación de consanguinidad y variabilidad igual a la que existe en el censo real.
2- El control del aumento de consanguinidad, que se hará básicamente a través del diseño de apareamientos. De forma general debe evitarse el uso de sementales procedentes del mismo criador de los que se analizará la idoneidad de su uso en función al nivel de consanguinidad de los mismos y del grado de parentesco de dichos machos con las hembras. Se emitirán informes con los sementales que no deben ser utilizados en ningún caso. “La comisión técnica de seguimiento del plan deberá revisar dichos informes para analizar la viabilidad práctica de propuestas realizadas y detectar e identificar, si los hubiere, los impedimentos existentes para ponerlos en práctica”, se indica en el plan.
3.-Obtención de la recría. Se entiende como recría el conjunto de hembras nacidas de padre y madre conocidos (registrados en el Libro Genealógico de la raza) y que se mantienen en el criador con destino a la reproducción. Su número será el suficiente para garantizar la reposición anual de las hembras que causen baja por cualquier motivo.
4- Conservación de material genético a través de dos formas de conservación ex situ:  in vitro e in vivo. En la primera, el plan de cría presentado por el Club señala que “actualmente no se dispone ni de semen ni de embriones congelados, debido en gran medida a que la inseminación artificial no ha sido usada como herramienta reproductiva. De cara al futuro, según disponibilidad de presupuesto, se planteará obtener muestras seminales para su incorporación a un banco de germoplasma propio. Puesto que se trata de una raza en situación de peligro de extinción en una primera instancia se considera preferente el proveer al banco de germoplasma exclusivamente de semen, aunque se aspira a contar en el futuro con un banco de germoplasma que contenga material criogénico de semen, ovocitos, embriones y células somáticas como salvaguarda de la variabilidad actual (preservación)”. En cuanto a la conservación in vivo, tienen especial importancia aquellas relacionadas con el mantenimiento en la medida de lo posible del número efectivo a través de la mejora de la fertilidad y capacidad de cría, y acciones específicas como el intercambio de reproductores que impidan el parentesco elevado y la fragmentación de la población.

Pin It