2017749

Síguenos

Dubái anuncia los primeros perros

contra el covid en los aeropuertos

Dubai

 

Según ha anunciado a bombo y platillo la Agencia de Noticias de Emiratos Árabes Unidos, desde el 1 de agosto en sus aeropuertos, comenzando por el emblemático de Dubái, hay un equipo de perros oliendo si los viajeros están infectados de coronavirus. Según el país árabe, es el primero en el mundo que lo ha puesto en práctica y su efectividad es del 92%. Sin embargo sigue siendo obligatoria la prueba PCR antes de viajar a Dubái,  impuesta desde el 1 de agosto, lo que coloca a los perros solo como algo extra sin ningún resultado definitivo.

Por Óscar REKALDE

Síguenos

EAU, un país bañado en oro, lleva años trabajando por fulminar los récords y conseguir así un  impacto en su prestigio y su economía. La torre más alta del mundo está en Dubái, también el centro comercial más grande, el mayor volumen por metro cuadrado de rascacielos, el único hotel catalogado con siete estrellas, un edificio con una forma que se asemeja al gigantesco marco de un cuadro en oro, el hotel más alto del mundo, la red más larga de metro completamente automatizada, el jardín natural de flores más grande del planeta, el parque de diversiones más grande… y ahora los primeros perros que con un mínimo entrenamiento ya “huelen” la enfermedad en  los viajeros.
Según la noticia difundida “Emiratos Árabes Unidos ha realizado un nuevo logro como parte de sus continuos esfuerzos y de las medidas preventivas y de precaución que han puesto en marcha para frenar la propagación del Covid-19 con el fin de garantizar la seguridad de la comunidad. El nuevo logro llega después del exitoso uso práctico de perros de la policía en todos los aeropuertos de los EAU como una línea de defensa adicional en la detección de presuntos casos de Covid-19. De esta manera, los Emiratos Árabes Unidos es considerado el primer país del mundo en poner en práctica este método que aún está en fase de estudio y entrenamiento en otros países”, matizan.
“El experimento de los EAU y sus protocolos son únicos en cuanto a evitar cualquier contacto directo entre los perros y las personas examinadas, de acuerdo con los más altos estándares de medidas de precaución sanitaria”, señalan. 
“Los equipos especializados del equipo nacional se distribuyen en los aeropuertos del país para supervisar la aplicación real en la vigilancia y el control de las muestras tomadas de los que llegan al país desde la axila sin contacto directo con el perro, que en segundos puede determinar la posibilidad de que esta persona esté infectada o no”, añaden en su comunicado.
Del sistema de entrenamiento de los perros, de la discriminación del olor específico que puede desprender el Covid-19 (punto en que los científicos, los que verdaderamente saben de esto, siguen sin ponerse de acuerdo de sí realmente existe algún rango de olor diferenciado) no dicen nada. Eso sí, en Emiratos es obligatorio llegar al país con una prueba PCR realizada, y si se procede de lugares de especial riesgo, hay que volver a realizarse la prueba a la llegada.
Según anunció la Autoridad Nacional de Manejo de Crisis y Emergencias, NCEMA, “la prueba Covid-19 será obligatoria para todos los pasajeros entrantes y de tránsito, incluidos los emiratíes, residentes y turistas, que lleguen a través de los aeropuertos del país, independientemente de los países donde vienen”. Esta medida se aplica desde el 1 de agosto.

¿Qué significa esto?

Que el despliegue de perros es solo “una línea adicional que mejora la seguridad y la protección de los pasajeros en los aeropuertos con el regreso y la apertura gradual de más aeropuertos internacionales y el aumento del número de vuelos”. Es decir, la detección de los perros no es considerada esencial, porque en el país de la opulencia nunca han escatimado en recursos para detectar el virus y poner freno a su expansión realizando millones de pruebas PCR. 
Por ello, los policías con perros en los aeropuertos emiratíes es más una operación de imagen que una realidad. Como mucho, son solo una medida extra. 
Según los EAU, El Ministerio del Interior (MoI, por sus siglas en inglés) completó a principios de julio con éxito los ensayos sobre los perros de policía K9 en la mejora de sus medidas preventivas y de precaución y los esfuerzos destinados a frenar la propagación del Covid-19.
“La nueva medida, que se produce tras la conclusión satisfactoria de experimentos prácticos y estudios científicos, contribuirá a promover la seguridad de la comunidad. Además, refuerza los esfuerzos de liderazgo y proactivos del Estado, demostrando que los EAU siempre han estado a la vanguardia en la adopción de las mejores prácticas en todos los campos”. 
Aunque desde el sector del turismo se esperaba que la presencia de los perros significaría el fin de las pruebas para entrar en Dubái, estas siguen siendo obligatorias y nada cambia en el país de los récords.

Pin It