2017813

Síguenos

Los ERTE llegan a

los perros policía

Baracaldo

Tres perros de defensa y seguridad que trabajaban con la Policía de Baracaldo acaban su contrato durante el estado de alarma y el consistorio no lo renueva. Ahora viven en su centro canino esperando si habrá continuidad allí o en otro lugar, cumpliendo con lo que mejor saben hacer: ayudar a la policía en situaciones complicadas. 

Por Miguel PELE

Síguenos

Hablamos de tres perros de Europa canina, de los que hay uno de dos años y otro de año y medio (por lo que tienen diez años de servicio por delante) y “uno de ellos es calidad suprema, que valdría para todo, incluso podría trabajar a dos turnos”, afirma Joseba López, adiestrador del centro. Durante el estado de alarma, mientras trabajaban para la policía de Baracaldo, acabaron su contrato y no se les renovó, por no necesitar sus prestaciones y porque los policías estaban todos en otro tipo de servicios.

Están a la espera de que se acabe esta situación y les queda la incertidumbre de si volverán a contar con ellos para seguir colaborando con los policías que hacen sus rondas. En caso contrario, les buscarán una situación similar, pues “estos perros están preparados para eso y quieren hacer ese trabajo, no estar en una casa o amarrados a una cadena”.

A la hora de formalizar un contrato de cesión de los perros que tiene preparados, su filosofía se basa en tres premisas: “Que el ayuntamiento esté contento, que los ciudadanos vean que se invierten bien sus impuestos y que nosotros obtengamos un beneficio justo”.

Cuando la localidad fabril contactó con ellos para disponer de perros que acompañasen a la Policía Municipal, se formalizó un contrato en renting, que para Joseba es el mejor sistema. Así, pone a su disposición tres perros de defensa y seguridad. En el contrato que tiene con el consistorio está cobrando 500 euros por al mes por cada uno, lo que cree que no es mucho, porque en ese precio está incluida la formación y adiestramiento de los perros, las instalaciones donde hacen su vida cuando no trabajan, los seguros, la alimentación y cuidados veterinarios.

A lo largo de su trayectoria como adiestrador, ha tenido varias formas de conseguir los perros. En sus comienzos, los traían de Alemania, eran los que más sabían y tenían línea de trabajo. También probaron a conseguirlos mediante cría, pero les resultó un campo complicado. Ahora buscan perros de particulares, que compran un cachorro y cuando crecen presentan problemas de conducta o adaptación familiar. ”Estos perros estaban ya acostumbrados a la calle, a los ruidos, a la gente.  Los cogemos y les despertamos todos los instintos que tienen dormidos y todo se combina a base de juegos, porque para el perro es su disfrute, necesitan esa actividad, con ella son felices todo el tiempo”.

Primero se trabaja disciplina urbana, obediencia, como que sepa ladrar a la orden del policía si se encuentra ante una persona que esté muy agresiva verbalmente, y luego los instintos de defensa, responder a una agresión o inmovilizar a un delincuente (los entrenan con “hombre-ataque” o figurante). Lo que el perro hace en esos momentos es una ayuda a la policía, “pues impresionan más un par de ladridos que el agente uniformado”.

Posteriormente, una vez formado el perro, lo que se hace es un curso teórico a los policías que lo van a llevar, policías que deben pasar unas pruebas internas, y finalmente participan en otro curso de adaptación al perro, para que puedan manejarlo en la calle en cualquier situación, ya sea de obediencia, en manejo, que no tire de la correa, que esté tumbada esperando, olores…

El centro canino nació en 1992 y está situado en pleno monte de Baracaldo, a escasos kilómetros del centro. Fue uno de los primeros de Vizcaya y en todo este tiempo ha preparado muchos perros, no solo para su ayuntamiento, sino también para otros, como es el caso de Bilbao donde llegaron a tener 22, que se iban reponiendo.

Muy concienciado con el mundo animal, cuando se acaba su vida laboral los dan en adopción, bien a través de Adopta k9 o en su propio centro, donde tienen una sección para darlos a las familias cualificadas. Está convencido de que “el perro nunca te va a fallar. Si le das cariño, le das comida y juego estará toda la vida a tu lado. Por eso, cuando estos perros policía terminan su etapa laboral les buscamos una familia, porque la gente de aquí los quiere”.

Afirma que “hay que luchar contra el abandono no contra la adopción, porque a veces recojo un perro a las tres de la mañana, lleno de garrapatas y luego se meten conmigo. Lucha contra el que lo ha abandonado, no luches contra mí”, finaliza Joseba.

Unidad Operativa Especial

El ayuntamiento de Baracaldo dispone de esta unidad compuesta por agentes guía y 3 perros policía en renting adiestrados específicamente para tareas de seguridad ciudadana, defensa, control de detenidos...

Según el responsable de prensa nunca ha existido una unidad canina como tal, sino una Unidad Operativa Especial. Ante la implantación del estado de alarma hubo que reordenar la situación de la policía y todas las unidades, incluida la UOE y conformaron una única unidad encargada de velar por el confinamiento. Por ello no se usan los perros, ante la ausencia de concentraciones, manifestaciones, competiciones deportivas o disturbios.

Como el contrato venció durante esta situación aún no se ha firmado una prórroga del mismo, algo que deberá hacerse tras llegar a la nueva normalidad.

Por ello, tendrá que aprobarse en un pleno si se prorroga el contrato vigente, se firma uno nuevo. o se extingue.

Los datos:

3  perros de defensa y seguridad

500  euros al mes de contrato de renting por cada perro

Pin It