Tu revista canina

cabeceraLinea500

 

 

 

 

 

Síguenos

2491310

perroHielo

Perros y humanos van juntos desde la Edad del Hielo

 

 

Un estudio del ADN del perro antiguo rastrea la diversidad canina hasta esta época donde ya había cinco tipos de cánidos diferentes. La investigación, dirigida por científicos del Instituto Francis Crick de la Universidad de Oxford, la Universidad de Viena y arqueólogos de más de 10 países, entre ellos España, proporciona evidencia de que ya había diferentes tipos de perros durante la Edad del Hielo, antes de que cualquier otro animal fuese domesticado. Comprender su historia revela datos sobre la evolución humana.

Por M. ARAMBARRI

 

Síguenos

El estudio ‘Orígenes y legado genético de los perros prehistóricos’, publicado por la revista Science, informa sobre el trabajo del equipo de investigación que secuenció el ADN antiguo de 27 perros, algunos de los cuales vivieron hasta hace casi 11.000 años en Europa, Oriente Próximo y Siberia. Según los datos recopilados, en ese momento de la historia, justo después de la Edad de Hielo y antes de que cualquier otro animal fuera domesticado, había al menos cinco tipos diferentes de perros con distintas ascendencias genéticas.

Este hallazgo muestra que la diversidad que se observa hoy en día entre los perros en diferentes partes del mundo se originó cuando todos los humanos aún eran cazadores y recolectores. Según Pontus Skoglund, líder de grupo del laboratorio Crick Ancient Genomics, “algunas de las variaciones que se pueden ver entre los perros que caminan por las calles hoy se originaron en la Edad del Hielo. Al final de este período, los perros ya estaban muy extendidos por el hemisferio norte”.

El estudio de la genómica antigua implica extraer ADN del material esquelético y analizarlo. Proporciona una ventana al pasado que permite a los investigadores descubrir cambios evolutivos que ocurrieron hace muchos miles de años.

El equipo de investigación ha demostrado que estos primeros linajes de perros se mezclaron y se movieron durante los últimos 10.000 años para dar lugar a los perros que conocemos hoy. Por ejemplo, los primeros perros europeos eran inicialmente diversos y parecían provenir de dos poblaciones muy diferentes, una relacionada con los perros del Cercano Oriente y la otra con los perros siberianos. Sin embargo, en algún momento esa diversidad se perdió porque ya no está presente en los perros europeos.

Como señaló Anders Bergström, investigador postdoctoral en el laboratorio Crick Ancient Genomics, “si miramos atrás hace más de cuatro o cinco mil años, podemos ver que Europa era un lugar muy diverso en lo que respecta a los perros. Aunque los perros europeos que vemos hoy vienen en una variedad tan extraordinaria de formas y formas, genéticamente derivan de un subconjunto muy estrecho de la diversidad que solía existir”.

Evolucion paralela

“El perro es el animal domesticado más antiguo y tiene una relación muy larga con los humanos”, dijo Bergström. “Por lo tanto, comprender la historia de los perros nos enseña no solo sobre su historia, sino también sobre nuestra historia”.

“Examinamos perros de todo el mundo antiguo y representan un período que se remonta a casi 11.000 años en el tiempo”, dijo la coautora, la profesora Anna Linderholm, arqueóloga de la Universidad Texas A&M. “Las muestras de perros se obtuvieron de museos y otras colecciones de todo el mundo y por varios miembros del equipo”.

Para probar la asociación con la historia de la población humana, compilaron 17 conjuntos de datos de todo el genoma humano que coincidían con la edad, la ubicación geográfica y los contextos culturales de los perros antiguos, y compararon directamente las relaciones genéticas dentro de las dos especies.

Descubrieron que todos los perros comparten una ascendencia común distinta de los lobos actuales, con un flujo genético limitado de los lobos desde la domesticación, pero un flujo genético sustancial de perro a lobo.

Los investigadores también compararon la evolución en la historia del perro con cambios en la evolución humana, estilos de vida y migraciones. En muchos casos, se produjeron cambios comparables, ya que los humanos se habrían llevado a sus perros con ellos mientras migraban por todo el mundo.

Pero también hay casos en los que las historias de humanos y perros no se relacionan entre sí. Por ejemplo, la pérdida de diversidad que existía en los perros en la Europa temprana fue causada por la propagación de un solo ancestro de perro que reemplazó a otras poblaciones. Este dramático evento no se refleja en las poblaciones humanas, y queda por determinar qué causó este cambio en la ascendencia de los perros europeos.

Greger Larson, director de la Red de Investigación en Paleogenómica y Bioarqueología de la Universidad de Oxford, dice: “Los perros son nuestro compañero animal más antiguo y cercano. El uso de ADN de perros antiguos nos muestra cuán atrás se remonta nuestra historia compartida y, en última instancia, nos ayudará a comprender cuándo y dónde comenzó esta relación profunda “.

Ron Pinhasi, líder del grupo en la Universidad de Viena, dice: “Así como el ADN antiguo ha revolucionado el estudio de nuestros propios antepasados, ahora está comenzando a hacer lo mismo con los perros y otros animales domésticos. El estudio de nuestros compañeros animales agrega otra capa a nuestra comprensión de la historia humana”.

Si bien este estudio proporciona nuevos conocimientos importantes sobre la historia temprana de las poblaciones de perros y sus relaciones con los humanos y entre sí, aún quedan muchas preguntas. En particular, los equipos de investigación todavía están tratando de descubrir dónde y en qué contexto cultural humano se domesticaron los perros por primera vez.

Restos en Guipúzcoa

Aritza Villaluenga de la UPV/EHU ha contribuido a la investigación identificando restos de cánidos del Paleolítico Superior encontrados en yacimientos arqueológicos de Guipúzcoa. Un total de 32 ejemplares, de los cuales solo uno resultó ser un perro, mientras que el resto podrían ser lobos (Canis lupus) o dholes (Cuon alpinus). “Este estudio ha analizado el origen de la domesticación del perro (Canis familiaris)”, dijo. “Este tema ha sido muy debatido y es la primera vez que se considera a escala global, incluidos los animales encontrados en contextos arqueológicos hace 10.000 años en Asia, África, América y Europa”.

 

 

 

  • hotelesFuerte.jpg
  • hoteles3.jpg
  • Hoteles2.jpg
  • Hoteles4.jpg