Tu revista canina

cabeceraLinea500

 

 

 

 

 

Síguenos

3143741

Perro de agua español: juguetón, deportista y pastor

perro de agua

En su origen dedicado al pastoreo, sus buenas capacidades tanto en tierra como en el agua lo hacer ser excelente cobrador para la caza y un compañero de deporte o de juego. Eso sí, para que esté equilibrado debe tener buen origen y tiempo de socialización.

Por Miguel PELE
 

Síguenos

En la actualidad, la mayor parte de los perros de agua español son mascotas y muchos practican deporte, agility, otros en los cuerpos y fuerzas de seguridad o bomberos buscan  personas vivas, drogas o billetes, algunos como perros de caza, para cobro de anátidas y zorzales, por ser un excelente cobrador que no lastima la presa, incluso como perro trufero y también a terapia con alumnos con necesidades educativas especiales o ancianos en centros geriátricos, según nos cuenta Antonio García, presidente de la Asociación Española del Perro de Agua (AEPAE). Originariamente era un perro pastor, “Pues mi abuelo ya tenía uno, pastor por la mañana y de caza por la tarde, un perro polivalente, y como el lobo desapareció en la sierra de Cádiz en 1912, los rebaños tenían como único depredador al zorro, que puede llevarse a una cría cuando la oveja pare a dos. Con la llegada de la ganadería intensiva en espacios vallados y transportando las ovejas o las cabras en camiones, ha pasado a desempeñar funciones de animal de compañía”.

El presidente de la AEPAE define al perro de agua como un animal “equilibrado, dócil y juguetón”, que lo hacen apropiado para la práctica de deportes como es el agility, como ayudante de terapia asistida con animales o como mascota de personas que les guste la actividad acuática. Es capaz de bucear hasta 3 o 4 metros de profundidad como una característica innata, sin tener problema de que le entre el agua por los oídos. Sin embargo, también insiste en que, a pesar de esa funcionalidad “Hay más de un 60% de perros de agua cuyo carácter está desequilibrado, porque los criadores los entregan con ocho semanas sin socializar y sale ese mal carácter que lleva en su genética”. Conjuntamente con la RSCE han sacado un test de carácter y aptitudes naturales (TCAN), que deberán obtener para conseguir el título de campeón de España de belleza o de trabajo.

Los días 2 y 3 de octubre, se celebra en Ubrique (Cádiz) la XXXV monográfica sobre el perro de agua español. Son muchas monográficas, que indican que esta raza lleva siendo recuperada y mimada desde los años 80 del pasado siglo. A estas concentraciones, acude más de un centenar de ejemplares de toda España y algunos del extranjero, y “Quien gane la monográfica tiene muchas posibilidades de quedar campeón de España de belleza. Con ellas lo que pretenden es que vayan muchos perros y sobre todo que sean muy equilibrados”, aclara García. Otra característica que tiene este perro es que en lugar de pelo tiene lana. De hecho, “cuando se esquilaba a las ovejas al perro también se le cortaba su “pelo” y se echaba con la lana de las ovejas. Es importantísimo que se le corte dos veces al año, en primavera y en otoño, dejando una capa fina para que le proteja la piel y el sol no le produzca quemaduras”. En verano, ese pelo largo con la maleza seca es un imán para los abrojos y las espigas, además de un peligro porque se puede enredar en una zarza. “Y lo que no se puede permitir es ni dejarle pelo en la cabeza ni hacerle trenzas por todo el cuerpo y a esos que lo hacen yo los denomino maltratadores de perros”. En invierno es importante que se le seque bien el pelo, pues podría provocarle un resfriado.

Con respecto al color, los pastores los querían bicolores, para distinguirlos de las ovejas, pero la moda empezó a criar marrones y es el color que más abunda, con sus variantes bandas blancas en collar, patitas o cabeza.  En los años 70 del pasado siglo se buscaron unos cien ejemplares para realizar un estudio y sacar el estándar de la raza, que fue admitido en 1981. En abril de 1983 fue finalmente reconocida la raza por la RSCE y el Ministerio de Agricultura. Además, en 2019 se publicó el nuevo estándar. También conocido turco andaluz no se trata de una raza únicamente andaluza, sino que estaba por toda España, siempre como perro de pastoreo, pero se fue extinguiendo y se focalizó en las sierras de Cádiz y Málaga. Y debe su existencia actual al pastoreo, pero también usado como perro de rescate de peces que caían de las redes o como perro de cobradores de amarras de los barcosEl estándar marcaba una estatura para este perro de tamaño mediano de 44-50 cm y 18-22 kg para los machos y de 40-46 cm y 14-18 kg para las hembras, pero con la mejora de la alimentación y los cuidados veterinarios la raza ha podido aumentar algo de tamaño, más desarrollado, pero con la misma funcionalidad “Como ha sucedido con las personas, se admite que puedan ser hasta 2 cm más altos, si guarda las proporciones en el resto.  Y no quiero que a mi raza, mi raza con mayúsculas, se la carguen las modas y quede como un perro de lujo”, afirma rotundo Antonio García.

Usos

-mascota
-detección
-agility
-trufero
-caza
-terapia
-pastor

(Páginas 20 y 21)

 

Pastor total: carea leonés o perro de aqueda

Can de chira, perro pastor orgullo del Alto Aragón

“Un perro con buena genética y bien formado puede ser mejor que el pastor”

El pastor vasco, una raza en peligro de extinción

Pin It