1021263


 

“Un perro con buena genética

y bien formado puede ser mejor

que el pastor”

Murguia

 

Verlo pastorear con sus perros lleva a pensar que lo hizo toda la vida. Pero no es así, era diseñador gráfico, un border collie se cruzó en su vida y de ahí a campeón de España de pastoreo los últimos seis años y a ser el máximo exponente de los perros pastor en nuestro país. Defiende que lo primero debe ser una buena genética para llegar a ser un excelente perro pastor, algo que a los ganaderos les cuesta entender.

 

Entrevista a Oscar Murgia, hexacampeón de España de pastoreo.

Por Emer IGLESIAS

 

Síguenos

-¿Cómo empezaste en el pastoreo con perros?
-De casualidad. Yo soy diseñador gráfico, pero apareció un cachorro de border collie en mi vida y todo cambió. Casi todo fue de golpe hace unos 18 años. Me formé solo, di algún curso y comencé a ponerlo en duda, y a inventarme. Investigando me enteré por internet que había gente fuera que pastoreaba de la forma que yo quería, y vi qué hacía.

-¿En el mundo del pastoreo hay conciencia de que el perro es una herramienta de trabajo?
-Todavía no, empieza a haberla ahora, comienza a cuajar cierta cultura, cierta intención de querer aprender y de hacer cosas. España es un país con mucha tradición de pastoreo, pero poca acción de querer cambiar.

-En nuestro país hay tradición de pastoreo con el perro de casa, pero ¿hay tradición del manejo del perro?
-La cultura aquí es que cualquier perro valía para todo, el de toda la vida, el típico Karea, que tanto guardaba el rebaño, como lo pastoreaba, como que servía para ir de caza. Además, no se ha tenido mucha conciencia de la selección genética.

-¿Cómo ha evolucionado el pastoreo desde que comenzaste hasta ahora?
-Especialmente ha evolucionado de seis años a aquí con una asociación que creamos entre varios, la Asociación del Border Collie de Trabajo. Ha dado un giro, ha traído gente a nivel internacional que da cursos, se está poniendo en auge, se están poniendo de moda los concursos, y a nivel general, están entrando los pastores. El pastoreo a nivel deportivo ha hecho que se traiga sangre nueva, se meta el border collie, se importen perros de Inglaterra. Y de rebote está haciendo que el pastoreo profesional se ponga las pilas.

-¿Cómo es un buen pastoreo con perro, con órdenes o con movimientos?
-En principio son con órdenes silbadas, simplemente por distancia. Habría que mezclar una parte de instinto del perro, esa naturaleza en la que el perro sepa lo que tiene que hacer y trabaje de forma independiente, y que sea autosuficiente, más luego la mezcla del guía del pastor con órdenes o bien verbales o bien silbadas. Lo de señalizar con las manos es del pastoreo de antes, en el que el perro miraba al guía y la referencia eran las manos. El perro tiene que trabajar en relación al rebaño, tiene que escuchar las órdenes por detrás sin dejar de interactuar con las ovejas, no puede entretenerse mirando al pastor.

Un grupo de investigadores enseña a varios lobos a no atacar al ganado

-¿Los ganaderos o pastores, van introduciendo a buenos perros?
-Lo primero tiene que ser una buena naturaleza del perro, una buena genética, unas buenas cualidades, las órdenes vienen después. El perro tiene que predisponer un montón de cosas, y luego a su vez tiene que ser obediente, o tiene que coger ciertas órdenes. Es muy importante la genética. Les cuesta entender que igual que hay genética para sus vacas lecheras, o para los corderos, también la genética del perro aquí pone una parte muy importante. Todavía siguen pensando que cualquier cosa vale y es cuestión de enseñarle, pero no, hay unas cualidades que son innatas y que actúan de forma involuntaria y que son clave.

-¿Cómo se enseña a un perro para que haga una conducción adecuada de las ovejas que sea apropiada para el pastor?
-Todos los perros están diseñados para que tomen contacto con las ovejas de una manera determinada, ellos tienen unos movimientos naturales que predisponen para el rebaño y nos aprovechamos de esos movimientos que hacen de forma involuntaria, inconscientes, para ir guiando y metiendo esos comandos que luego les vamos a obligar a hacer, no solo a favor de su naturaleza, sino en contra. Digamos que al comienzo bailamos a su ritmo, nos dejamos llevar por sus pasos, y luego acabamos convirtiendo esos movimientos hacia nosotros y es él el que obedece. A lo primero vamos a favor del perro, de su naturaleza, y luego lo que se hace es forzar otras situaciones que no son tan favorables para el perro. Le premias con lo que el perro hace de forma natural y acaba aceptando las órdenes que van contra su balance natural.

-¿Cuáles son las etapas o pasaos para enseñar a un cachorro a pastorear?
-De cachorro, de 4 a 6 meses se le muestran las ovejas, se le inicia, pero sin ningún tipo de intención, es una toma de contacto, y que despierte su instinto. Entre 8 y 10 meses empieza a realizar los movimientos a favor de su instinto. A partir del año o año y medio, se le meten casi todos los comandos y ya a favor del instinto y en contra de su naturaleza, de ese balance natural. Y a partir del año y medio o dos años se empieza a coger distancia y que fije un poco más, que afine toda esa obediencia. A los dos o tres años, se le pone en diferentes situaciones, cambia de sitios de ganado. Un perro está acabado a partir de los dos años y medio o tres.

-¿Qué es más difícil, meter al perro las conductas necesarias para guiar a un ganado o enseñar a los pastores y ganaderos que es imprescindible tener un buen perro?
-Es más complicado entrar en la cabeza de los pastores, mucho más.

-¿Qué funciones concretas pueden realizar estos perros?
-Absolutamente todo, al final el perro es otro pastor, lo mismo que puede hacer un pastor, aunque no nos lo creamos, lo puede hacer un perro, pero con la facilidad de hacerlo todavía mucho más rápido y con menos desgaste. Al final es un pastor más, que además tiene más energía que nosotros, que corre más, tiene menos desgaste.

-¿Es cierto que un perro bien formado puede llegar a hacer algunas labores mejor que el propio pastor?
-Evidentemente sí, que muchos, sí. Que un buen pastor, no, será igual, lo que pasa que el perro va a trabajar más, va a llegar antes a los sitios, corre más y se va a cansar menos. Saber de ovejas, tener el tacto, meterles presiones, moverlas y demás, puede llegar a saber lo mismo.

-¿Y los pastores lo aceptan?
-Es que esto no lo conocen todavía. Los que los empiezan a conocer, sí. En España todavía lo desconocen.

-¿Qué raza es la mejor para ser un buen perro pastor?
-El border collie, sin duda, el que más cualidades tiene, en algunas cosas habrá alguna raza que lo puede igualar, pero si miramos todas las cualidades que se necesitan para pastorear, el border colllie arrasa, con diferencia, es el mejor perro pastor del mundo.

-¿Y qué carácter es el mejor para ser un buen guía de perro pastor?
-Igual que en otra cualquier otra disciplina, pero en esto del pastoreo debería haber una parte más intuitiva que en el resto. Un guía tiene que tener cierta intuición, estamos hablando de unos impulsos muy instintivos, es un manejo con otro animal, dos animales a la vez, tiene que haber una parte intuitiva de qué es lo que va a pasar, qué reacción van a tomar esas ovejas.

-En España tenemos poca tradición de pastoreo en el campo deportivo, pero ahora hay un boom… ¿Esto puede perjudicar o beneficiar al pastoreo?
-Las dos cosas. Que haya este boom beneficia porque se puede conocer, cada vez hay más información, luego tú tienes que saber la que es buena y la que no. Ayuda a dar a conocer que esto es una disciplina, que se tiene que aprender, que se pueden hacer cosas, y que ser un buen guía no es tan fácil como parece, y, sobre todo, que puede ser una herramienta terrible. Pero, como todas las modas, al final se desvirtúa un poco, tenemos mucha información por ahí. Cualquier cosa vale, aparecen muchos hablando, pero hay que buscar la buena.

-¿Y con respecto a los concursos o competiciones?
-En relación a los concursos, la gente se está olvidando de lo que es un perro de trabajo, de las necesidades básicas del perro en cuanto a su instinto y se está yendo a usar el perro como una herramienta para llegar no a pastorear sino a lograr cosas.

-Que la gente quiere llegar a toda velocidad, vamos…
-Ahora hay mucha prisa de hacer dinero, se ha puesto de moda, hay mucho border collie, la gente quiere dar clases, seminarios. Hay mucha prisa por ganar un campeonato y el perro no es prioritario, empieza un poco a ser carne picada de los perros, ya no vale, lo compro y lo vendo y lo quito y esas cosas feas que no me gustan nada.

-¿Qué se valora en una competición?
-El buen manejo del rebaño, el juez mira qué repercusión tienen los movimientos del perro en el rebaño. Se hacen diferentes trabajos, pero lo fundamental es la repercusión que tienen en el rebaño la acción que está ejerciendo el perro.

-¿Qué le diría a alguien que quiere iniciarse en el deporte de pastoreo?
-Que vaya con calma, que no tenga prisa, que se forme bien.

-¿Qué déficit hay en nuestro país en cuanto a competición?
-Hasta ahora era la falta de cultura, por lo que había falta de conocimientos. España en poco tiempo se ha puesto puntera, no somos el mejor país, desde luego, pero somos el país que en menos tiempo ha crecido de forma más brusca

-¿Tiene que ser el perro cachorro o se puede preparar a un can adulto?
-Sí, sin ningún problema, de hecho yo a veces lo aconsejo más porque de cachorro puedes cometer fallos que luego se fijan y es muy difícil quitar. Con un perro adolescente o adulto, si tiene condiciones, lo puedes iniciar en pastoreo sin ningún problema. No se le va a pasar el tiempo del aprendizaje, no es como una obediencia en otro tipo de disciplina, en la que de cachorro se fijan unas conductas. Aquí no, tienen unas cualidades naturales que las van a sacar da igual de cachorros que de adulto.

SUS PERROS
Beltz: 12 años.
Nara: 9,5 años
Sirkan: 9,5 años.
Spot: 7 años
Witko: 7 años.
Oruntz: 5 años
Yeick: 5 años.
Aruk: 1,5 años (desaparecido).
Naru: 1 año.

MISTERIOSA DESAPARICIÓN DE SU PERRO ARUCK
El 16 de diciembre es una fecha maldita en el calendario de Murgia. Cómo tantas veces volvía a casa con varios de sus perros. En el camino hizo dos paradas, una en Bonete y otra en Villaviciosa de Odón. Al llegar a casa, Aruck, un border collie de 1año y 4 meses, de color blanco y negro y un poco de marrón, pelo semilargo y orejas en punta, no estaba. Volvieron sobre sus pasos, se organizaron grupos de búsqueda y apoyo por medio país y hasta se ofreció recompensa, pero ni rastro y ni una noticia desde entonces. Fue imposible que saliera por su voluntad de su chenil en el coche. ¿Alguien se lo llevó?

Pin It