2011845

Síguenos

La lucha contra el abandono

no es una partida presupuestaria

editorialoctubre2020

 

 

Síguenos

En un país donde cada hora se abandona medio centenar de animales domésticos, la mayor parte perros, se hace necesaria una fuerte política de apoyo a protectoras, refugios y organizaciones de rescate animal, que continuamente claman por ayuda al estar totalmente saturadas y sin recursos ni capacidad humana ni física para poder atender a tanta mascota.
Una dotación económica a particulares por perro recogido no parece la mejor medida para luchar contra esta lacra, que nos sitúa a la cabeza de Europa en cuanto a abandono animal. 
Los ayuntamientos son los responsables del bienestar animal y la mayoría de las veces es algo tangencial en sus objetivos. Los más “animalistas” dedican una partida presupuestaria en sus cuentas anuales, y a través de adjudicaciones trasladan la responsabilidad a particulares o centros caninos para los que al final recoger perros es un negocio. Enfrente hay cientos de protectoras que sobreviven con voluntarios y donaciones o mercadillos, que reciben y rescatan perros y gatos de noche y de día y que se aplican con fuerza en buscar adoptantes.
Como publicamos en esta revista, hay adjudicaciones muy “sustanciosas” para la recogida de estos animales abandonados, vagabundos o perdidos, con grandes cifras que  no está claro que redunden en el bienestar animal. La base de esta situación debe ser luchar contra el abandono o el maltrato, pero de verdad. Una partida presupuestaria apenas funciona si detrás no hay un apoyo institucional. No se trata de adjudicar este servicio como el de asfaltar una calle, por ejemplo, que se cobra por tramos realizados, aquí es por perro recogido. Las administraciones lavan su cara con partidas, pero algunas apenas saben ni las vacunas que necesita un perro o gato.

 

 

 

 

 

Pin It