Tu revista canina

cabeceraLinea500

 

 

 

 

 

Síguenos

2499402

 Los perros ecodetectores son una pieza fundamental a favor de las especies en peligro 

 ecodetectores

 

 

Cada año la lista de especies extintas o en peligro de extinción es más grande: algunas emblemáticas, otras poco conocidas; pero todas muy importantes para el equilibrio de los ecosistemas. ¿Se puede frenar esta masiva pérdida de biodiversidad? Los perros tienen un papel fundamental.

 

Por Carlos XESTAL

Síguenos

Según datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, actualmente hay unas 5.200 especies en peligro de extinción, lo que supone el 25% de los mamíferos y anfibios, el 34% de los peces, el 20% de los reptiles y el 11% de las aves. Pero estos datos solo incluyen a los animales vertebrados conocidos y aumentan cuando se extienden al conjunto de las especies vulnerables, aquellas que, sin considerarse en peligro de extinción, pueden entrar en esa categoría al haber sufrido un rápido declive de la población o una pérdida de hábitat considerable.

Para detener la lista de animales y plantas amenazadas en la tierra que crece por días lo primero es tener información detallada de dónde se encuentran las especies individuales en peligro, cómo viven y cómo se desarrollan. Y aquí es donde entran los perros ecodetectores, sobre todo, desde que técnicas, como el análisis de pequeños rastros de ADN, han dado un impulso a estas  investigaciones, Eso sí, es necesario un buen adiestramiento, elegir el perro adecuado y hacer un diseño concienzudo del estudio a realizar.

“Los perros detectores de especies especialmente entrenados pueden ser de gran ayuda en tales casos, según muestra un nuevo estudio. Con la participación de los ayudantes de cuatro patas, las especies que se están buscando generalmente se pueden encontrar de manera más rápida y efectiva que con otros métodos”, informa el Dr. Annegret Grimm-Seyfarth del Centro Helmholtz de Investigación Ambiental (UFZ).

Muchos animales llevan una vida secreta muy escondida, incluso sus excrementos son a veces difíciles de descubrir. A menudo, nadie sabe con certeza si sus existencias se están reduciendo y a qué ritmo o dónde están los últimos refugios de los supervivientes. “Necesitamos saber más sobre estas especies con urgencia”, dice el Dr. Annegret Grimm-Seyfarth de la UFZ. “Pero primero tenemos que encontrarla”, matiza.

Anne Berger, del Instituto Leibniz para la Investigación de Zoológicos y Vida Silvestre (IZW) en Berlín, han evaluado trabajos de perros de búsqueda en más de 60 países. “La experiencia más larga con los investigadores de cuatro patas se encuentra en Nueva Zelanda, donde los perros seguían el rastro de aves amenazadas ya en 1890. Desde entonces la idea también se ha desarrollado en muchas otras regiones, especialmente en América del Norte y Europa”, indican.

En este casi siglo y medio “la atención se centró en más de 400 especies animales, la mayoría de las cuales eran mamíferos de las familias de gatos, perros, osos y martas. Pero las aves y los insectos también estaban en las listas de buscados. También había 42 tipos de plantas, 26 tipos de hongos y 6 tipos de bacterias. No siempre es una especie en peligro de extinción. A veces, los perros olfatean plagas como los escarabajos de la corteza o plantas invasoras como el nudo (fallopia) y la ambrosía”, indican en la investigación.

En cuanto a las razas de perros, Annegret Grimm-Seyfarth, indica que “en principio todas las razas de perros pueden ser adiestradas para este tipo de tareas, aunque puede llevar más tiempo para algunos que para otros”.

Los labradores retriever, los border collies y los pastores alemanes se encuentran entre las razas más populares usadas en estas investigaciones en todo el mundo.

Esto es debido a que “los perros perdigueros y pastores también tienen cualidades que los convierten en muy buenos ayudantes en la búsqueda de especies. Están muy dispuestos a aprender y son fáciles de motivar, disfrutan trabajando con personas y, en general, no tienen un fuerte instinto de caza”, matiza.

Además, los perros de muestra, como los pointers y setters, por otro lado, “han sido criados especialmente para encontrar y exhibir animales, pero no para cazarlos. Es por eso que estas razas son populares en proyectos de investigación y conservación en América del Norte, Gran Bretaña y Escandinavia para rastrear aves que anidan en el suelo, como el urogallo y el urogallo”.

Enfrente están los pinschers o schnauzers, por ejemplo, que ahora se crían más como perros de compañía y, “por lo tanto, a menudo no muestran tanta motivación para rastrear especies. O los terriers, que tienden a atrapar animales encontrados, lo que, por supuesto, no es lo deseado”.

Según el estudio, que ha evaluado más de 1.220 casos de perros ecodetectores, en casi el 90 por ciento los perros trabajaron de manera significativamente más efectiva que otros métodos de detección. En comparación con las cámaras trampa, por ejemplo, descubrieron entre 3,7 y 4,7 veces más osos negros, marta pesquera y linces. Además, a menudo logran su objetivo con especial rapidez. “Un perro puede encontrar una sola planta en un campo de fútbol en poco tiempo, e incluso pueden descubrir partes de plantas subterráneas”, dice Annegret.

Otra de las conclusiones del estudio es que “en la mayoría de los casos en los que a los perros no les fue tan bien, se debió a un entrenamiento inadecuado”, dice Annegret Grimm-Seyfarth. Un muy buen adiestramiento del animal es a sus ojos la receta más importante para el éxito del uso de perros detectores de especies. “Si luego se elige al perro adecuado, se sabe lo suficiente sobre la especie objetivo y se diseña el estudio a conciencia, el uso de un perro ecodetector puede ser un excelente método de detección”.

Los datos

5.200 Especies en peligro de extinción:

25% de los mamíferos

34% de los peces

20% de los reptiles

11% de las aves

 

Análisis de Gonzalo Polomero, representante de Odor Naturae

¿Qué es un perro ecodetector?

Son perros detectores empleados en trabajos o proyectos o investigación relacionados con la conservación de la naturaleza. La ecodetección con perros no solo se ciñe a la fauna y flora silvestre, también patógenos, contaminantes, venenos, furtivismo, etc.

¿Vale cualquier raza?

Hay razas que por lo general tienen aptitudes físicas y predisposición al trabajo idóneo. Otras en cambio presentan limitaciones para esta especialidad. Lo que se seleccionan son individuos con aptitudes que puedan ser operativos, lo que no descarta a los perros mestizos, de hecho algunas organizaciones los emplean con éxito.

¿Se usan en España?

La especialidad está en auge en nuestro país, aunque no es nuevo, hay experiencias y profesionales, que sin publicidad y ajenos al “mundo del perro de trabajo”, llevan años empleando perros.

Todavía hay mucho camino que andar para que el empleo de perros detectores como metodología de trabajo en conservación de la naturaleza no genere desconfianza en algunos sectores.

 

EE UU paraliza el envío de perros detectores a Jordania y Egipto por maltrato

El 75% de los perros detectores de explosivos en carga aérea renueva su certificación

Perros detectores de cáncer: lejos de los sistemas de salud

EE UU proyecta el primer centro de perros excelentes detectores del mundo

 

 

 

  • Hoteles4.jpg
  • Hoteles2.jpg
  • hoteles3.jpg
  • hotelesFuerte.jpg