Tu revista canina

cabeceraLinea500

 

 

 

 

 

Síguenos

3007119

¿Qué es un trazador y por qué es imprescindible en el rastreo de los perros?

trazador


Una pisada puede llevar a un perro a seguir un rastro sin desviarse ni un milímetro. Una pisada detrás de otra marca un camino con ángulos y objetos en la disciplina IGP, pensada para la selección de las razas caninas. ¿Quién deja esas huellas?

Por Emer IGLESIAS /Fotos: Gretta Gunter

   

Síguenos

Todo está pensado y reglado. “Los perros tienen que seguir un trazado rastreando el olor que desprende el rompimiento del terreno (la huella)” explica a LADRIDOS el trazador Diego Lorenzo, responsable del equipo que ha marcado los caminos de los pastores alemanes que participaron en el Campeonato Nacional de Trabajo del Real Ceppa.
La disciplina IGP entre las competiciones caninas es una de las más exigentes con el perro. En resumen, se trata de poner a prueba las cualidades instintivas y olfativas del perro especialmente en la disciplina A, el rastro, donde se evalúa al animal su capacidad de seguir un camino, el trazado, realizado con antelación por un trazador sin ningún margen a la improvisación.
“Un trazador realiza un recorrido preestablecido, en el cual se deben depositar unos objetos que el perro debe descubrir, consta de una serie de rectas y de ángulos”.
Estos recorridos se realizan a campo abierto, habitualmente terrenos labrados o verdes. El trazador recibe el día de la prueba un esquema que es el que tiene que marcar al milímetro en el campo. “Es una persona que debe tener mucha capacidad de concentración, de trabajar bajo presión, debe contar los pasos exactos que se le marquen, hacer los ángulos donde dice el esquema recibido, y depositar los objetos en el punto exacto”, matiza Lorenzo.

Tras el trabajo del trazador, el perro sale a pista, pero no inmediatamente. En función del nivel, denominados Grados en IGP, el tiempo varía, siendo mayor según se sube de grado. 20 minutos en el Grado I, 30 en el grado II y 60 en el III tienen que separar el rastro dejado en el campo por el trazador del inicio de la prueba del perro.
Este tipo de rastro es por rompimiento del terreno, es decir, que los perros siguen los olores que desprenden las huellas en el campo de la persona que ha marcado el camino, nunca el olor del propio marcador.
“Este seguimiento se tiene que hacer por parte del perro con la cabeza lo más cercana posible a la huella, debe rastrear con concentración e intensidad, está penalizado que levante la cabeza”, reseña.
Tras varios años de preparación para competir en la prueba de IGP, ya sea organizada por la RSCE o por el Real Ceppa, cuando llega el día de demostrar su calidad olfativa, la actuación del perro puede verse afectada por el trabajo de la persona que le marca el camino. “Un mal trazador puede echar al traste la competición del perro”, asevera Diego Lorenzo, quien enfatiza que es fundamental que “la persona esté perfectamente cualificada, con la formación adecuada y, sobre todo, con experiencia”.
Lorenzo lleva más de veinte años marcando trazados, y tanto en el campeonato nacional del pastor alemán celebrado en junio, como en el mundial que se celebrará en noviembre, es el jefe de trazadores, es decir el responsable del equipo de personas que marcan los caminos a olfatear a los mejores pastores alemanes del mundo.
En estos años la disciplina de rastro ha evolucionado a gran escala. “Los rastros son cada vez más selectivos, más complicados, cada vez se exige más preparación física y psíquica y, sobre todo, que se tenga gran conocimiento del perro. Los trazadores deben ser practicantes de este deporte, haber superado alguno de los grados. Es una forma de que sepan lo que un perro siente a la hora de hacer rastro”.
Hace unas décadas, la disciplina de rastro no era tan fundamental como ahora “hace 30 o 40 años se buscaba principalmente un perro de vigilancia, hoy día se seleccionan perros para búsqueda, de 100 perros, 80 eran para defensa, hoy de 100, 80 son para búsqueda”, indica Lorenzo. 
Para ser trazador de alguna de las sociedades caninas o clubs de perros hay que solicitarlo a la organización y demostrar la preparación y experiencia. En el caso del Real Ceppa hay un paso más que superar: haber realizado y superado un curso de trazadores impartido por el Ceppa.
Cuando llega la competición, donde hay tres disciplinas, rastro, obediencia y protección, ser trazador es de las funciones “más desagradecidas, es un trabajo que se hace para los demás, no ves ni la obediencia ni la protección porque estás en los campos marcando los recorridos”.
Para cada perro se realiza un trazado diferente. Mientras que en el nivel uno, el trazador es el propio guía del perro, en los Grados II y III son personas ajenas a los canes y sus guías. “Durante el trazado no puede estar ni el guía ni el perro presente”.
Otra de las normas es que la pisada sea lo más homogénea posible en todos los trazadores. El calzado no influye en el desarrollo de la prueba canina, y suele usarse acorde a las condiciones climáticas, “por ejemplo, en días de lluvia tipo botas de agua para no quedarte anclado”.
Una vez que está el trazado, hay ayudantes de pista que desde la parte exterior comprueban que se ha hecho correctamente. Se hace un sorteo para definir el orden de participación de cada perro con su guía, “y siempre se hace en terrenos vírgenes, una zona marcada ya no sirve para otro perro ni al día siguiente”. “El IGP es la única competición donde se seleccionan perros para rastro”.

Antigüedad trazado FCI

90 minutos en IFH-V

120 minutos en IFH-1

180 minutos en IFH-2 e IGP-IFH

Requisitos

trazadores Real Ceppa

3 años de antigüedad como socio del Ceppa

1 grupo de trabajo, pertenecer a él 

Formación:

-Curso de trazadores del Ceppa

-Apto en IPO I

-Apto en IPO II

-Apto en IPO III

-Seminarios con ponentes contrastados

Reglamento rastro FCI
Campos:

Prados, campos y suelo forestal

Pisadas:

Paso natural, no largos ni interrumpir la marcha.

Objetos:

-Ni 20 pasos antes ni 20 después del ángulo

-No deben diferenciarse del color del terreno

-Materiales: cueros, textiles, madera

-En poder del trazador al menos 30 minutos

Marcados:

-Sentado, tumbado, de pie o alternando.

Ángulos:

-Se penaliza si el perro se gira

-El guía tiene que mantener la misma distancia

Correas:

-10 metros de largo

-Las flexibles no están permitidas

-Puede pasar por encima de la espalda, por el costado o entre las patas delanteras y/o traseras

-El contacto con el suelo no se penaliza

Felicitación:

-Corta antes o después de marcar el objeto.

-Nunca cerca de un ángulo

Trazadores Ceppa

Madrid:              24

Andalucía:         20

Cataluña:          17

Canarias:         10

Baleares:           9

Murcia:              8

Valencia:           7

Galicia:             6

C. y León:         4

Aragón:             3

Extremadura:    3

País Vasco:      2

Navarra:           2

Cantabria:        2

C. Mancha:      1

Total:            118

Pistas RSCE

IFH-V 600 pasos, 5 rectas, 4 ángulos y 3 objetos. 20 minutos

IFH-1 1.200 pasos, 7 rectas, 6 ángulos y 4 objetos. 45 minutos

IFH-2 1.800 pasos, 8 rectas, 7 ángulos y 7 objetos. 45 minutos

IGP-FH (2 x IFH-2, dos días)

2 x 1.800 pasos

2 campos diferentes

2 pistas distintas

Pin It