Tu revista canina

cabeceraLinea500

 

 

 

 

 

Síguenos

3391796

Criadores, conservadores de raza y asociaciones caninas, en pie de guerra por la castración obligatoria

rebelionCriadores

 

Legislar en pro del bienestar animal es ya un logro y un camino imparable de las sociedades avanzadas. Pero lo que para unos es la clave del éxito en protección de nuestras mascotas, para otros es una aberración que puede hasta acabar con las razas. Andalucía ha abierto la caja de los truenos anunciando una Ley que obligará a esterilizar a todos los perros antes de que cumplan un año.

 

Por Emer IGLESIAS

Síguenos

A la espera de una archianunciada ley nacional de protección animal que ponga en marcha la Dirección General de los Derechos de los Animales, las comunidades autónomas siguen adelante con sus propias legislaciones bajo el objetivo de intentar frenar el elevado número de abandono animal que sitúa a nuestro país a la cabeza de Europa. 
La última en hacerlo ha sido Andalucía, que sigue los pasos de La Rioja, y ya ha publicado su anteproyecto de leyde bienestar animal en el que incluye en el artículo 13 que los perros que sean vendidos, cedidos, o donados “deberán ser esterilizados previamente antes de cumplir el año de edad y, preferiblemente, antes de su primer celo”.

Si este decreto se acaba aprobando, aún ha de pasar por el Parlamento y recibir el previsible apoyo de la mayoría de la Cámara, Andalucía será la segunda autonomía que obligará a esterilizar a todos los perros.
Desde noviembre de 2018, en La Rioja se obliga a la castración de perros, gatos y hurones de su territorio antes de tener un año. Criadores, asociaciones caninas y clubs de perros de raza acudieron al Tribunal Constitucional para intentar tumbar la ley, pero de nada les sirvió. El TC acabó dando la razón al Gobierno riojano y sentenció que la esterilización obligatoria es un propósito «constitucionalmente legítimo» y está «en sintonía con los compromisos internacionales asumidos por España».

 Conscientes de que la lucha en los tribunales es una guerra perdida antes de empezar, los detractores de esta normativa han iniciado una fuerte batalla por las redes sociales. Los muros de Facebook se han inundado de un mensaje en el que se compara la castración de los animales con las mutilaciones de orejas o rabo.
“En 2018 dejamos de cortar orejas y rabos por ser mutilación, ahora nos quieren imponer la castración de nuestros perros y no lo vamos a consentir, eso también es mutilación, pero no sólo física, sino histórica, fruto de muchos siglos de trabajo.”
Las asociaciones de criadores ven en esta norma en trámite parlamentario un riesgo para el trabajo de siglos en pro de la defensa de las razas autóctonas y puras y exigen a los políticos que tengan en cuenta a los criadores legales y certificados. 

Desde el Real Ceppa, club que trabaja por la mejora de la raza del pastor alemán, muestran su rechazo a esta futura norma. “Decimos no a la castración obligatoria que quiere imponer la Junta de Andalucía de todos los perros de raza pura antes de ser cedidos o vendidos. Los criadores certificados no somos el problema, somos la solución.”
El secretario general del Real Ceppa, Rodrigo González Campuzano, en declaraciones a LADRIDOS indica que el artículo 13 del anteproyecto de Ley de Andalucía “provocaría graves problemas en el mantenimiento de las razas caninas puras como las entendemos hoy en día. Básicamente, se generaría un cuello de botella en el pool genético sometiendo a las razas caninas puras a una inaceptable situación de riesgo o incluso a la pérdida del patrimonio genético que se ha atesorado con un gran esfuerzo por los criadores de perros de raza pura durante el último siglo”. También denuncian la falta de regulación de la cría certificada “amateur”, los que realizan de 1 a 3 camadas al año, que en España significa “más del 80% de los criadores de perros de raza pura”.
“La cría certificada, tanto ‘amateur’ como profesional es la solución, en gran medida, para asegurar que los perros estén identificados, comprobados sus progenitores desde el punto de vista de la idoneidad para la cría, comprobado su parentesco, trazado como han sido criados, socializados y cumpliendo con las obligaciones veterinarias pertinentes”, matiza Rodrigo González.

Desde la Asociación Canina Nacional, ACCAM, su presidenta María Eugenia Ribelles incide en declaraciones a LADRIDOS en que lo necesario es que “haya un control de la cría, estamos a favor de que haya un control para que no haya cría indiscriminada, para que el oportunista de turno no explote a los animales, que la gente se regularice y los criadores que queden sean los buenos, los que se preocupan por los animales, los que tengan sus cursos para ser criador”.

La Real Sociedad Canina también ha iniciado una campaña en la que remarca que la cría responsable es lo que termina con los abandonos. 
“La esterilización obligatoria no termina con el abandono, termina con los perros. El abandono se ataca con información, educación, identificación y endurecimiento de sanciones”, es parte del comunicado de la RSCE compartido por cientos de sus seguidores.

Los datos

300.000 perros se abandonan cada año

2018 fecha en que se aprobó la primera ley que obliga a esterilizar a los perros

Pin It