Tu revista canina

cabeceraLinea500

 

 

 

 

 

Síguenos

2499571

La Guardia Civil repone a sus perros a 2.500 euros por ejemplar

guardiacivil

El Servicio Cinológico y Remonta de la Guardia Civil ha publicado un contrato para adquirir 180 perros en los próximos tres años de las especialidades de seguridad y rescate, explosivos y detección de drogas a un precio unitario de 2.500 euros, lo que hace un monto global de 544.500 euros.

 

Por Carlos XESTAL

Síguenos

Según indica el Instituto Armado en la memoria justificativa del gasto “Para cumplir los objetivos de mantener el orden público, garantizar la seguridad de los ciudadanos y proteger el libre ejercicio de sus derechos, investigar los hechos delictivos y potenciar la lucha antiterrorista, y, en determinadas ocasiones, misiones de protocolo de actividades de representación internacional, se ha dotado al Servicio Cinológico y Remonta de perros para las distintas especialidades con cargo al programa de gastos de seguridad ciudadana”.

El principal motivo de aprobar este gasto por parte de la Dirección General de la Guardia Civil es porque, aunque el servicio cinológico está cubierto, “Es necesario adquirir estos animales para reponer las bajas por enfermedad o falta de aptitudes psicofísicas de los ya existentes, adiestrarlos y posteriormente distribuirlos por el territorio nacional a los diferentes Grupos y Destacamentos Cinológicos, según sus necesidades y las diferentes especialidades existentes en el Cuerpo”.

En concreto, los perros adquiridos por esta licitación serán entrenados para afrontar los servicios que se les encomiende en función de la especialidad a la que estén destinados, que son Seguridad y Rescate, Detección de Explosivos y Detección de Drogas.

Los perros para las tres especialidades han de ser de la raza pastor alemán, pastor belga malinois o labrador retriever, “cumpliendo el estándar de su raza sin necesidad de tener pedigrí”. Su edad debe estar entre los 10 y los 24 meses. A diferencia de la Policía Nacional, que en sus pliegos de contratación señala que deben ser machos, para la Guardia Civil es indiferente el sexo, aunque sí exige que no estén castrados ni esterilizados.

En cuanto a las características funcionales que deben cumplir estos perros, el Instituto Armado es muy exigente y explícito remarcando todos los requisitos exigibles por especialidad a la que vayan destinados.

Seguridad y rescate

Así, los 60 canes, 20 por anualidad, que se integren en el Servicio Cinológico de la Guardia Civil de seguridad y rescate deben destacar en su carácter una muy alta actividad, así como vigor, agilidad, atención, guarda e independencia; también es necesario, pero en menor grado una alta estabilidad emocional, y una sociabilidad normal y por último deben mostrarse indagadores ante personas extrañas inofensivas o con respuesta atrevida antes personas extrañas ofensivas.

Explosivos

A los 60 perros que se especializarán en detección de explosivos se les exige en primer lugar una actividad, sociabilidad, atención e independencia muy altas, además de una estabilidad emocional o vigor altos, una agilidad normal e indiferencia hacia personas extrañas inofensivas.

Drogas

Para los 60 canes cuyo trabajo futuro será detección de drogas es primordial que muestren una muy alta actividad, así como estabilidad emocional, sociabilidad y atención. También es importante, aunque en menor grado su vigor y agilidad, teniendo menos relevancia su grado de independencia.

Búsqueda

En cuanto a su predisposición a la búsqueda, todos ellos “deben mostrar un gran deseo innato de recuperar todos aquellos objetos que se le arrojen. Esta actitud se manifiesta cuando el animal se inquieta y salta lleno de excitación cuando una persona insinúa que le va a arrojar un objeto recuperable”.

Para ello se le exigen cuatro requisitos:  1-Gran deseo recuperador del objeto. Salta y se excita ante la perspectiva del lanzamiento. 2-Seguir el objeto con la vista cuando se realiza el lanzamiento. 3-Realizar la persecución del objeto con velocidad elevada. 4-Realizar la mordida al recuperar el objeto con impacto y a boca llena.

Todas estas capacidades las deben demostrar tanto en campo abierto llano sin obstáculos, como en zonas con hierba alta, en interior de vehículos con motor en marcha, en el interior de habitáculos oscuros, y en superficies inestables (escombros).

Los guías expertos y responsables del Servicio Cinológico de la Guardia Civil realizarán una evaluación de la capacidad de búsqueda de cada perro observando que el animal, entre otras cosas realice: la búsqueda del objeto oculto, previa simulación de lanzamiento, con alta intensidad;  ignore estímulos o distracciones externas (olores, ruidos, presencia de personas); no abandone la búsqueda ni pida ayudas a su guía, permaneciendo centrado en su localización, hasta encontrar el objeto; muestre un alto interés al reaccionar al olor del objeto, debiendo recuperarlo de su lugar de ocultación.

Capacidad de presa

En cuanto a su capacidad de presa o mordida del objeto, que se evalúa tanto con un objeto lanzado como con una manga blanda o dura, debe ser muy fuerte y fija (a boca llena). Se rechazarán aquellos animales cuya mordida sea floja e insegura (mordisquear). Por último, su deseo de retener con los dientes el objeto recuperado en contra de la oposición de su guía debe ser muy alto, de forma que una vez que lo ha cogido se entable una “lucha posesiva” entre ambos por la posesión del objeto.

Los perros antes de ser aceptados permanecen un máximo de 30 días en el Centro de Adiestramiento de Perros de la Guardia Civil en Madrid, para comprobar que “cumplen con las características exigidas”. En el supuesto de que alguno de los animales no cumpla con los requisitos el adjudicatario debe sustituirlo por otro.

Causas de rechazo

En cuanto a los comportamientos que significan el rechazo en el Servicio Cinológico de la Guardia Civil en cualquiera de sus especialidades están, entre otros, morderse el rabo o extremidades, girar en círculos repetitivamente, aspecto de desconfianza, inhibición, temor o miedo manifiesto a personas, hipersensibilidad ante ruidos fuertes o sonido de disparo de armas, agresividad por excesivo instinto mordedor,  inseguridad, excesiva independencia, apatía o falta de nervios y miedos a lugares nuevos o elevados, a caminar  sobre superficies lisas y pulidas o a penetrar en lugares oscuros.

El suministro de los animales se hace por lotes, tres cada año de vigencia del contrato, de 20 perros cada uno de una de las tres especialidades con un precio unitario cada perro de 2.500 euros, lo que hace un monto global de 50.000 euros que sumado a un 21% de IVA significa un gasto final de 60.500 euros por lote por parte de la Guardia Civil durante este año. Los tres lotes hacen una anualidad de 150.000 euros, (181.500 con IVA) en 2021, igual que en 2022 y en 2023. Es decir, en total el Servicio Cinológico ya ha programado un total de 544.500,00 € para reponer a sus agentes caninos que lo necesiten.

Aunque el plazo de ejecución de este contrato será de 36 meses a partir del día 1 enero de 2021, el Servicio Cinológico y Remonta de la Guardia Civil publicó el pasado 24 de marzo en la plataforma de contratación del sector público tanto la memoria de la especificación del contrato.

 

 

El Estado abre un concurso para comprar medio centenar de perros policía

De perros obedientes a agentes de cuatro patas: así han evolucionado los perros de la Policía Nacional

Los ERTE llegan a los perros policía 

 

 

 

  • hotelesFuerte.jpg
  • Hoteles4.jpg
  • Hoteles2.jpg
  • hoteles3.jpg