Tu revista canina

cabeceraLinea500

 

 

 

 

 

Síguenos

3007044

Ningún soldado dejó a su perro atrás en Afganistán

afganistanAvionPerro


Las imágenes de soldados americanos con sus perros de servicio subiendo a un avión fletado por EE UU para evacuar a sus tropas de Afganistán ha levantado una polvareda de declaraciones polémicas. Lo cierto es que todos los países se han llevado a sus perros con sus soldados, no dejando ninguno atrás.

Por Carlos XESTAL

 

Síguenos

Twitter no tardó en llenarse de mensajes encendidos al ver las orejas de un perro en el asiento de una aeronave procedente de Afganistán con destino Estados Unidos.
Varios internautas condenaron la gestión de la crisis por parte de los militares de EE UU, apuntando a que hay muchos individuos que todavía no han sido evacuados. “Lamentablemente no ayudaron a la gente que les ayudó a luchar durante 20 años y prefirieron a los perros antes que a ellos”, tuiteó un usuario.
“El can tiene su propia pantalla de cine“, escribió otro. “Aparentemente los perros son tratados mejor que los afganos”, opinó uno. “¿Qué pasa con los hombres afganos que intentan escapar del país (no solo) en el aeropuerto de Kabul… dejando atrás a mujeres y niños?”, se preguntó otro internauta.
Sin embargo, otros usuarios de redes sociales defendieron las acciones que se llevaron a cabo con los animales. “Estos perros son soldados que trabajan muy duramente por su país. Espero que todos ellos vuelvan a casa sanos y salvos“, anotó un twitero.
La polémica surgió en plena operación de evacuación a mediados de agosto, y aunque se inició por las fotos del interior del avión en el que propio fotógrafo Phillip Walter Wellman era uno de los evacuados, lo cierto es que todos los países que han participado en la operación de evacuación han retirado a sus soldados y a sus perros, no dejando atrás a ninguna unidad canina.
La mayor parte de las aeronaves fletadas por los diferentes gobiernos fueron aviones de carga, en las que se instaló al mayor número de afganos posibles junto a las tropas y al personal de las embajadas pertinentes. Pero también hubo aviones de pasajeros, en los que el número de viajeros está más tasado. Fue precisamente en estos donde se alimentó más la polémica por la supuesta ocupación de asientos por parte de perros quitando así la plaza a posibles refugiados.
Aunque a EE UU no le importó la polémica y no se molestó en ofrecer ninguna aclaración, al parecer cada perro militar viajó asignado a su guía soldado compartiendo el espacio en el avión sin ocupar un asiento extra.
Las unidades caninas de otros países desplegadas en Kabul viajaron de vuelta a casa en la zona de carga de los aviones, sin ocupar en ningún momento el espacio asignado a las personas. Así lo confirmaron fuentes de los ministerios de Defensa de Canadá, Alemania, Italia, Países Bajos, Bélgica, Dinamarca, Hungría, Polonia, Turquía, España o Reino Unido, países que bajo el mando de la OTAN han trabajado contra el reloj por sacar al mayor número de personas de la amenaza terrorista.
En medio de la polémica trascendieron grabaciones en las que se evidencia el caos que reina en el aeropuerto de Kabul. Según reporta AP, que cita una fuente anónima, siete personas habrían muerto en la terminal los primeros días de la salida, incluyendo a los individuos que se aferraron a un avión de transporte militar estadounidense cuando despegaba y que cayeron poco después desde el aire.
Las redes sociales no tardaron en hacerse eco: “Esto es vil. Hay gente que se cae de los aviones” dice el usuario @Wellstonist, o “Los perros tienen más suerte que los que cayeron del cielo” afirma @sorabhTiwari13.
“Los perros son personal militar, si no quieres tratarlos como tales, entonces no debes permitir que los soldados humanos se beneficien de lo que los soldados caninos traen a la mesa. El personal militar canino debe ser tratado como se trata a todos los soldados humanos”, dice otro usuario de esta red social en respuesta a la publicación de la foto de Phillip Walter Wellman.

Ante la fuerte polémica, el propio fotógrafo ha escrito varias aclaraciones a las instantáneas que tomó en el avión en el que él mismo fue evacuado: “Como alguien señaló, estos perros probablemente trabajaban con contratistas estadounidenses en Afganistán y pueden no ser perros 'militares', sino perros de trabajo que apoyan la misión estadounidense en Afganistán. Disculpas por cualquier confusión”.
O “Aclaración (3/3): La foto fue tomada mientras el avión aún estaba embarcando. Hasta donde yo sé, no había asientos vacíos cuando despegamos. Todos los asientos estaban ocupados por personas (principalmente personal de la Embajada de los Estados Unidos) o perros”, escribió, entro otros tuits el reportero.
En general, la polémica ha creado más personas a favor de evacuar a los perros que de dejarlos atrás. “Los perros militares no decidieron por su propia voluntad ir a Afganistán. Tampoco pudieron decidir cuándo era el momento de irse. Tráelos a casa”, pedía una tuitera.
Como explicación, un representante de la embajada de Estados Unidos señaló que la salida de las tropas americanas se realizó en un avión fletado para llevar a casa a todos sus efectivos. Una tuitera recordó las palabras de Biden: “Los perros militares también son miembros del servicio. Biden dijo que TODOS los miembros del servicio serán enviados a casa”. “Los perros militares tuvieron un cambio de estado y se consideran equipos esenciales y, como resultado, pueden irse a casa”, matiza otro usuario de la red social.
Tras esta polémica, casi todos los medios de comunicación del mundo se han hecho eco de la situación con la foto de las orejas por encima de un asiento, en la que no está claro si el perro va recostado sobre un soldado u ocupando un asiento.
Polémica viral o no, las unidades caninas desplegadas en Afganistán han vuelto a casa. La evacuación de casi doscientos perros y gatos por un exmarine rescatados en Kabul también creó una fuerte polémica en las redes sociales por la duda de si anteponían los animales a las personas

Los datos

20 años de conflicto bélico en Afganistán

66.000 militares y policías afganos muertos

47.245 civiles fallecidos

444 cooperantes perdieron la vida

102 militares, guardias civiles, policías e intérpretes españoles murieron

Evacuados

58.700 por EE UU

22.000 por Pakistán

11.500 por Reino Unido

5.100 por Alemania

4.000 por Australia

3.741 por Italia

3.700 por Canadá

2.100 por Francia

1.900 por España

1.400 por Bélgica

1.404 por Turquía

1.300 por Polonia

1.000 por Dinamarca

771 por Suecia

625 por India

500 por Rusia

400 por Hungría

350 por Corea

291 por Suiza

185 por Filipinas

178 por Lituania

124 por México

43 por Egipto

Pin It