1961539

Síguenos

La mayoría de los perros

pueden transmitir virus a los humanos

si no están bien tratados

virus

Según las condiciones de vida de nuestras mascotas, más del 96% de los perros de nuestro país se pueden considerar de riesgo máximo de infección según las tablas de ESCCAP, Consejo Científico Europeo Parásitos de animales de compañía, y el 96,5% de sus propietarios los desparasitan con menor frecuencia de la recomendada para este grupo, una vez al mes, lo que eleva el riesgo de zoonosis (traspaso de una enfermedad típica de animales a las personas), según un estudio realizado en cinco países europeos y publicado en BMC Veterinary, revista médica y científica veterinaria  revisada por expertos.

Por Óskar REKALDE

Síguenos

Según el estudio en su parte española firmado por Guadalupe Miró, Rosa Gálvez y Ana Montoya de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, “de manera alarmante el 95% de los perros y el 39% de los gatos se desparasitan menos de lo recomendado”.

Las científicas creen que el principal problema es que los dueños de mascotas no reciben instrucciones claras y convincentes sobre los ritmos de desparasitación que necesitan sus animales y proponen “una educación sanitaria más eficaz para el tratamiento de las enfermedades zoonóticas del endoparásito bajo el paraguas de One Health dirigido a propietarios, veterinarios, médicos generales y autoridades sanitarias”

El concepto One Health (“Una Sola Salud”) es una estrategia mundial para aumentar la comunicación y la colaboración interdisciplinar en el cuidado de la salud de las personas, los animales y el medio ambiente, entendiendo que todas están ligadas entre sí.

Las tres profesoras de la Complutense indican que aunque las mascotas ofrecen importantes beneficios psicológicos y físicos para sus dueños, también “pueden ser portadores de agentes infecciosos (como parásitos, bacterias, hongos y virus) a pesar de parecer sanos”.

Grupos de riesgo

Este estudio, que forma parte de uno más amplio en la Unión Europea, divide a las mascotas, perros y gatos, en cuatro grupos en función del riesgo que tienen para sufrir infecciones: desde A, donde el riesgo es mínimo a D, donde es máximo. Lo llamativo de este trabajo es que en España el 96,21% de los perros se clasifican en el grupo D así como el 32,8% de los gatos,  lo que incrementa  necesariamente su frecuencia de desparasitación.

Sin embargo, esta clasificación no concuerda con los tratamientos que reciben los animales de compañía, ya que “las mascotas incluidas en los grupos de riesgo, B, C y D, se desparasitan con menos frecuencia de la recomendada”, frente a “las mascotas en el grupo A de menor riesgo que  fueron desparasitadas o tratadas con más frecuencia de la necesaria”.

Miedo a los efectos

La investigación que se realizó sobre 1001 animales, 501 perros y 500 gatos, pone de manifiesto también el “miedo” que los propietarios tienen de los efectos que en sus mascotas puede tener una frecuencia más elevada de tratamiento. “Al  60,48% de dueños de perros les preocupa dañar a la mascota si la desparasita con más frecuencia, así como al 59,8% de propietarios de gatos”.

Otra de las preocupantes conclusiones de la investigación es que los propietarios de mascotas desparasitan a sus mascotas independientemente de su riesgo de infección, además de que “la mayoría de los dueños de mascotas creen que su régimen actual de desparasitación es adecuado tanto para perros como para gatos (80,44% y 74,8%, respectivamente), y casi todos los propietarios indican que confían en las recomendaciones de su veterinario (84,83% de los dueños de perros y 86,8% de los dueños de gatos)”.

En resumen, sentencian las estudiosas, “los dueños de mascotas parecen tener una conciencia deficiente de los riesgos zoonóticos que plantean los parásitos y / o reciben información insuficiente de sus veterinarios sobre este tema”.

Además, añaden que “En España, los perros especialmente, muestran un alto riesgo de infección por helmintos (gusano parásito del intestino o del hígado)  debido a la desparasitación inadecuada. De hecho, a pesar de los muchos productos antiparasitarios disponibles en el mercado contra los parásitos intestinales, la prevalencia de gusanos intestinales en perros y gatos domésticos está en un 83,0%”.

Como conclusión, matizan que “Las recomendaciones de educación para la salud proporcionadas por los veterinarios a los dueños de mascotas son la clave para el control del endoparásito y para reducir la prevalencia actual de parásitos en los animales de compañía”.

A su juicio es “responsabilidad de los veterinarios educar a los dueños de mascotas sobre la importancia de desparasitar adecuadamente a sus mascotas e implementar las medidas de higiene recomendadas (por ejemplo, evitar los alimentos crudos para mascotas, limpiar diariamente la basura para mascotas). El concepto de One Health con respecto a las zoonosis, mascotas y parásitos es claro acerca de por qué los veterinarios, médicos, enfermeras y autoridades de salud pública deben trabajar juntos para garantizar que todas las decisiones y medidas implementadas tengan un impacto en la salud de los humanos, los animales y el medio ambiente”.

Los que más los tratamos

En conjunto en los cinco países europeos estudiados, Reino Unido, Suecia, Alemania, España y Francia, según los criterios de ESCCAP el  93% de los perros está en el Grupo de riesgo D así como el 50% de los gatos.  A pesar del alto porcentaje en cuanto a perros, ningún país cumple con las recomendaciones de tratamiento con frecuencia mensual para su amigo de cuatro patas.

Así, los dueños de perros de la categoría de mayor riesgo en España y el Reino Unido desparasitan a sus mascotas aproximadamente tres veces al año, las de Francia y Alemania dos veces y en Suecia solo una vez. En cuanto, por ejemplo, la infección por Toxocara (derramamiento de huevos en las heces con alto riego de zoonosis) “es especialmente preocupante, ya que solo el 2% de los perros del Reino Unido y ningún otro perro en toda Europa fueron tratados cuatro veces al año o más”.

Dado que el 65% de los gatos y el 84% de los perros tienen contacto con niños y ancianos, y que los niños corren un riesgo especial  de toxocarosis (infección por parásitos que se encuentran con facilidad en los parques infantiles)  este fracaso en el tratamiento adecuado representa un riesgo para la salud potencialmente significativo y probablemente subestimado.

Parásitos con riesgo de zoonosis

Toxocara spp, se encuentra con mayor frecuencia en los parques públicos o en los areneros de juego de los niños. Pueden tener un impacto significativo en la salud pública.

Los gusanos redondos de la familia Ancylostomatidae son responsables de la larva migratoria cutánea en humanos y se han detectado en muestras de suelo en parques en Madrid.

Entre las tenias, las infestaciones por D. caninum son comunes en España, el paso a humanos se encuentra con mayor frecuencia en niños pequeños

Especies de la familia Taenidae (géneros Taenia y Echinococcus) son responsables de otras infestaciones de tenia que son inmediatamente infecciosos al pasar. Por lo tanto, los humanos (principalmente niños) pueden infectarse cuando juegan en áreas contaminadas o con perros, ya que los huevos se adhieren a los pelos alrededor del ano, el hocico y las patas del perro infectado.  Actualmente, sin embargo, la principal fuente de infección por tenia en humanos parece ser la ingestión de frutas y verduras contaminadas.

De E. multilocularis  no se han reportado casos en España.

E. granulosus es el principal cestodo responsable de la equinococosis quística en humanos en nuestro país.

TAMBIÉN EN LADRIDOS

 

 

Pin It