1961539

Síguenos

Hay que vigliar la alimentación

de los animales durante

la cuarentena por el COVID-19

sacha

Controlar la alimentación de las mascotas durante el confinamiento en casa por el estado de alarma se hace totalmente necesario si no queremos que engorden en dos o tres semanas lo que no lo han hecho en los años anteriores. Aunque podemos sacar a nuestros perros a la calle, es lo mínimo necesario, es decir, que hagan sus necesidades fisiológicas y para casa. Esto significa que debemos rebajar un poco la cantidad de alimentos, pero sin que sea una disminución drástica.

Por Óscar REKALDE

Síguenos

En estos días los perros van a cambiar carreras y juegos con otros perros por sedentarismo en casa en compañía de sus dueños. Serán más horas junto a su familia en casa, lo que realmente les hace felices, pero también más tiempo de aburrimiento y no hay que caer en atiborrarlos de comida.

La primera norma es no modificar su tipo de alimentación; bastante tienen ya con el gran cambio que sufren en sus rutinas. Tienen que seguir comiendo las mismas veces que hasta ahora: si antes del estado de alarma lo hacían dos o tres veces al día, en plena crisis del coronavirus lo deben seguir haciendo igual, eso sí con menos cantidad. No olvidemos que si ahora no corren, no consumen toda esa energía para la que antes necesitaban una alimentación específica.

También es muy importante no cambiar de pienso en estos momentos. Si tenemos dificultad para ir a comprarlo en nuestro establecimiento habitual por las restricciones de movilidad, hay que procurar que el cambio sea gradual, mezclando los primeros días lo que nos quede del antiguo con el nuevo.

Pero el principal riesgo en estos días es que “hinchemos” a nuestra mascota de restos de comida humana. Muchos propietarios obligados por su jornada laboral comen fuera de casa, lo que significa que no “comparten” sus alimentos con su mascota. Sin embargo, el confinamiento obliga a comer todos juntos y a diario, lo que nos puede llevar a la “tentación” de darle de nuestra comida.

Los veterinarios, en general, aconsejan que no se les dé nada de alimentación humana, ya que los piensos preparados específicamente para ellos son una verdadera alimentación equilibrada pensada para el organismo canino. Sin embargo, los estudios realizados por las grandes organizaciones de estudio de la alimentación canina ponen de manifiesto que más del 70% de propietarios da a su perro una vez al día algunos restos de comida humana.

Como recomendación, para evitar que el confinamiento en casa acabe con nuestro perro gordo, hay que mantener el número de tomas, espaciarlas, que sean algo más frugales y sobre todo, apenas darle restos de comida humana.

GUÍA PRÁCTICA

Para comprobar su estado podemos utilizar la sencilla guía elaborada por el centro WALTHAM de nutrición para detectar el grado de delgadez o gordura de los perros. La guía, que divide a las mascotas en siete categorías, está diseñada para ser utilizada por propietarios de perros sin necesidad de ninguna experiencia en el tema. Se trata de palpar algunas partes del cuerpo con unas breves indicaciones y contestar a la pregunta con un “si” o un “no”.

Los perros se integran en siete categorías, desde la “A” donde se incluyen los animales calificados como “extremadamente delgados” hasta la “G” donde se introducen los canes con sobrepeso severo. En medio, categorías como esbelto, ideal, ligero sobrepeso o sobrepeso moderado. Para saber en qué categoría se incluye nuestro perro solamente hay que hacer unas palpaciones en diferentes partes del cuerpo del animal, siguiendo un sencillo esquema de preguntas que dependiendo de las respuestas nos llevará por un camino o por otro. Así, para llegar a descubrir si nuestro can está calificado como de delgadez extrema, tenemos que palpar al perro en tres lugares, responder tres preguntas por orden y si las respuestas son tres síes, está claro: necesitamos alimentarlo mejor a la mayor brevedad.

La responsabilidad de los propietarios en cifras:

54% dueños de perros y gatos les dan alimento cuando lo piden

22% los sobrealimentan para mantenerlos felices

20% mide la cantidad de comida que les da

87% le da lo que cree que necesita en cada toma

22% nunca ha pesado a su mascota

Fuente: Mars Petcare

 

TAMBIÉN EN LADRIDOS

 

Pin It