1627604

Síguenos

 

Rastreo deportivo como selección

en el perro de utilidad

 

rastro

 

 

No descubro nada si digo que el olfato canino es una herramienta de utilidad para el hombre y difícilmente reemplazable por elementos mecánicos creados por el mismo. Son ya más de 32.000 años de convivencia entre hombre y perro. En esta relación de beneficio mutuo cobra especial relevancia las destacadas capacidades olfativas de los canes para el bien común. Como consecuencia se produce una selección que parte del hombre de aquellos ejemplares especialmente dotados de un instinto olfativo destacado para las funciones de caza y vigilancia. En la actualidad, y aun siendo relegadas algunas de las funciones que tenían los perros antiguamente, las relacionadas con su nariz, no dejan de aumentar y tener cada vez más demanda social por parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y entidades civiles.

POR Diego Lorenzo, Presidente del Club IGP Torrejón


Como ejemplo cito los perros de detección en sus diferentes modalidades, búsqueda de personas desaparecidas, búsqueda de personas en catástrofes, avalanchas y un largo ecétera. Mi experiencia como miembro de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, y actual competidor de las pruebas de rastreo, bajo el reglamento internacional IGP, me hace valorar positivamente la función de los clubes de Raza, dado el filtro que supone para que aquellos perros dotados de capacidades olfativas destacadas puedan utilizarse como reproductores para crear una cantera para futuras demandas.
Este tipo de pruebas seleccionan a un perro no tan solo por sus capacidades olfativas sino también por la utilización de esa capacidad en un contexto de obediencia donde la concentración, la intensidad y el ritmo adecuado son determinantes.


Es por ello que aquellos ejemplares dotados de “nervios débiles” nunca podrán alcanzar la excelencia en esta disciplina y por tanto quedarán excluidos de la cría. No obstante no dejemos de obviar en relación a las actividades relacionadas con la nariz del perro la cada vez más creciente aceptación entre los aficionados, tanto a nivel nacional o internacional de la faceta competitiva u ocio, de las pruebas deportivas relacionadas con el olfato.
Actividades como el rastro, IGP, en sus diferentes grados así como las pruebas específicas de rastro FH, la detección deportiva, el mantrailing etc… no dejan de crecer en participación y por tanto en la organización de actividades.
Este crecimiento viene motivado por diferentes variables:
-Permite la participación de cualquier tipo de perro independientemente de su raza, edad o pedigrí. Lo mismo ocurre con sus dueños, cualquier edad o situación no excluye la posibilidad de participación en estas actividades.
-Fomenta la utilización del olfato en el perro consciente de que para él es una fuente ilimitada de absorción de información.
-Mejora la estabilidad emocional en nuestro perro además de ser una fuente de relajación y concentración para él.
-Sirve para establecer unos parámetros o vías de comunicación entre ambas especies.
-Mejora los códigos de obediencia del perro.
-Son actividades que se realizan en contacto con la naturaleza, ámbito bastante idóneo para el disfrute del perro.
-El can se relaciona, interactuando con su guía, en la realización de una labor en conjunto.


Centrándome en la actividad que practico a diario, rastro IGP, voy a destacar los tres factores determinantes para la ejecución del mismo.
Trazador: es la persona responsable de realizar el trazado para su posterior realización por parte del perro. Debe tener conocimiento y experiencia para trazar de manera equitativa las pistas.
Trazado: es una alteración discontinua del suelo constituido por huellas y un olor individual.
Suelo: son deseables los humíferos, arcillosos o verdes por su capacidad de retener el olor, siendo de mayor dificultad los arenosos, de calizas o pedegrosos.


No quiero terminar este artículo sin decir que el proceso de construcción de un perro para esta disciplina depende del sistema de trabajo utilizado, pero todos concluyen en un fin común: el perro debe liderar el rastro y es el responsable del 100% de sus decisiones. El auge de las disciplinas deportivas relacionadas con la Nariz de nuestros perros, es un signo inequívoco de una sociedad que se preocupa cada vez más por el bienestar animal. Perro rastreador, perro feliz.
Tómese mi humilde opinión y experiencia bajo dos parámetros. Primero como consumidor en mi ámbito laboral y segundo como seleccionador de ejemplares para esta función.

UNIDADES CANINAS DEL ESTADO 

Policia Nacional
Unidades caninas:         20
Perros:                         450
Especialidades:
   Droga y billetes:        172
   Explosivos:               200
   Restos humanos:         9
   Rescates y local. pers: 8
   Acelerantes del fuego: 3
Vehículos:                     97
Razas:
Pastor alemán
Belga malinois
Labrador retriever

Guardia Civil
Guías caninos:            440
Perros:                        550
Especialidades:
Detección de explosivos: Detección de estupefacientes:
     -Alimentos de riesgo
     -Personas
     -Drogas
Seguridad y rescate:
     -Protección personas y edificios
     -Búsqueda en avalancha de nieve
     -Búsquedas en catátrofes
     -Búsquedas en grandes áreas
Venenos, tabaco, papel y moneda y acelerantes del fuego
Razas:
     Pastor alemán
     Belga malinois
     Labrador
    Cocker
    Golden retriever
    Perro de agua
    Sabueso

Ministerio de Defensa
Perros:                      739
Ejército de tierra:      240
Armada:                      88
Ejército del Aire:       121
C. Caballar:                75
Guardia Real:             55
UME                           36
CEMILVETDEF:       113
Otros:                         11
Especialidades:
Detección de explosivos: 121

Drogas y estupefacientes: 54
Guardia y centinela:         164
Seguridad y combate:        70
Búsqueda y rescate:          26
Pendiente:                        304
Razas principales: 
        Pastor alemán:         335
        Belga malinois:         290

Fuente: Ministerios del Interior y de Defensa

Pin It