1627535

Síguenos

 

Cuidado con el Paracetamol

paracetamol

Para evaluar los efectos de ciertos medicamentos en perros es necesario diferenciar por razas, según la Universidad de Córdoba.El paracetamol es un fármaco ampliamente utilizado en medicina humana principalmente por sus efectos analgésicos y antipiréticos pero tiene un uso muy limitado en medicina veterinaria, sobre todo debido a los efectos adversos que en grandes cantidades produce en pequeños animales a los que puede dañar el hígado y los glóbulos rojos. No todos las razas reaccionan igual a este medicamento. 

Por O. Rekalde

Según el estudio realizado por Mengual C., Granados M M. y Serrano JM del departamento de Medicina y Cirugía, de la facultad de Veterinaria de la Universidad de Córdoba y presentado en el VI congreso científico de investigadores en formación, existen diferencias significativas en cuanto al comportamiento farmacocinético (lo que el organismo le hace al fármaco) del paracetamol tras una sola administración intravenosa a 10 y 20 mg/kg en beagles y galgos españoles, siendo las diferencias debidas a la raza y no a la dosis administrada.
Los investigadores han llegado a la conclusión de que las diferencias que se han encontrado en las concentraciones del fármaco se deben exclusivamente a la raza, por lo que estas diferencias asociadas a la raza pueden afectar a la disposición y evaluación clínica del paracetamol y tienen que ser tomadas en cuenta con la finalidad de detectar posibles efectos secundarios derivados de su administración.
Según el centro veterinario Animalia, el paracetamol a dosis elevadas “daña el hígado (citolisis hepatocelular) y los glóbulos rojos (hemolisis, destrucción de las células que transportan el oxígeno por el organismo). Los signos que pueden hacer sospechar que el animal ha ingerido este medicamento a dosis tóxicas son: debilidad, depresión, cada vez se quedan más quietos, disnea (dificultad para respirar), taquicardia, las mucosas se van poniendo cada vez más pálidas para pasar a ser de un color azulado. Si el animal consigue sobrevivir a esta fase pasará a tener las mucosas (encías, cara interna de las orejas) ictéricas (amarillas) y además aparecerán síntomas digestivos”.


Tras una ingesta elevada de este fármaco, en perros los síntomas aparecen 1-2 días después y un tercio de los animales muere en las primeras 24-72 horas, aseguran en Animalia.
Por su parte en el trabajo de la Universidad de Córdoba que se realizó con 10 perros de raza beagle y 10 galgos españoles a los que se administró una dosis por vía intravenosa y asignada de manera aleatoria en 10 o 20 mg/kg, no se ha detectado toxicidad y tampoco se observaron diferencias significativas entre los valores pre y post administración del fármaco ni en galgos españoles ni en beagles.
Con el objetivo de “detectar y evaluar diferencias entre razas en los parámetros clínicos antes y posteriormente a la administración del fármaco”, estos investigadores, indican que los principales efectos tóxicos del paracetamol incluyen daño hepático, fallo renal y desórdenes hematológicos. “En la clínica veterinaria de pequeños animales es habitual que el comportamiento farmacocinético y farmacodinámico de un determinado fármaco pueda verse alterado entre razas, especialmente cuando se utiliza el beagle como raza de referencia. Estas diferencias pueden ser por el menor porcentaje de grasa corporal, el mayor volumen de fluidos corporales totales, la menor unión a proteínas plasmáticas y posiblemente un menor metabolismo del citocromo P-450 en galgos y razas relacionadas. Las diferencias entre beagles y otras razas de perro no sólo son de tipo farmacológico, desde un punto de vista hematológico y bioquímico hay descritos muchos estudios que reflejan grandes diferencias”.
Según el centro veterinario Sahagún el problema de administrar paracetamol está en la dosis. “Se trata de un medicamento que se sintetiza en el hígado gracias a dos mecanismos uno de los cuales es una enzima que los perros tienen en menos proporción por lo que las dosis a dar a estos animales es muy inferior a la nuestra. En el perro se ha establecido una dosis terapéutica de 15mg/kg. Sin embargo, una dosis de 150 mg por kilo para un can es letal”.
Hay que tener en cuenta que la presentación de paracetamol para humanos suele ser en tabletas de 500 mg o de 1gr (1.000 mg), por lo que para administrarlo a un perro habría que partir una porción muy pequeña, más si se le quiere administrar en tres dosis diarias, para que no sea perjudicial o, incluso letal, para el can. Por otra parte como se ha demostrado, las razas no reaccionan igual a este fármaco, por lo que, dentro de ser una medicina muy usada en humanos, no se debe administrar en perros sin un control estricto por parte de un veterinario.

Pin It