1961688

Síguenos

Los canes cedidos

por el alcalde de Quito

necesitan ser adiestrados

quito

El alcalde de Quito, Jorge Yunda, entrega una decena de canes rescatados a instituciones gubernamentales para promover el cuidado de mascotas abandonadas. En la capital de Ecuador, donde se calcula que hay un perro callejero por cada 22 habitantes, el alcalde ha recogido una decena de ellos y los ha entregado a distintos organismos para que vivan en su interior. Ante sus problemas de conducta están siendo adiestrado por profesionales caninos.

Por Carlos XESTAL

 

Síguenos

Pacha, una cachorrita mestiza de 10 meses que reside desde que tiene dos en la Asamblea Nacional de Ecuador, “desapareció” de repente de su hogar hace unos sesenta días para ser adiestrada ya que su comportamiento entre los 137 diputados no era del todo correcto. El 13 de febrero regresó a la Cámara Legislativa con un comportamiento ejemplar.

Fue recibida por el presidente de la Asamblea, César Lisardo, y aunque jugueteó un poco con él después de casi dos meses sin verlo, enseguida fue obediente y se sentó en cuanto algún representante político se lo pidió.

Pacha es una de la decena de perros que el alcalde de Quito, Jorge Yunda, ha entregado a distintos organismos públicos de la ciudad para que se encarguen de ellos y velen por su bienestar dentro de la campaña “Chester vive” por una ciudad libre de maltrato animal.

Pacha, que ya ha sido adiestrada y se ha convertido en compañera inseparable de los miembros del Legislativo, especialmente de los escoltas que fueron los encargados de buscarle un lugar adecuado donde dormir y son los responsables de su alimentación y cuidados, suele ir a las sesiones del Pleno junto a las asambleístas, muchos de los cuales conceden entrevistas junto a ella.

 

Además de Pacha, Yunda ha regalado más cachorros rescatados. El primero de ellos fue a la Policía Metropolitana, organismo al que entregó a Kusi, un perro mestizo de cruce de pastor alemán abandonado por su familia en Guayllabamba, que está siendo adiestrado para participar en operativos.

Un cachorro blanco con negro y café con rasgos de beagle fue el regalo para el Instituto Metropolitano de Patrimonio, IMP y una mascota de tono canela rescatada en el sector de la Floresta, Runita, fue “destinada” a la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop).

Un perro macho de tamaño mediano localizado en una madriguera del sector de Calderón fue donado al personal de la Secretaría de Seguridad y Gobernalidad, “entidad municipal que ha adoptado al peludito y se encarga de su bienestar”, indicó el regidor de Quito en su cuenta de Facebook.

Una cachorra negra abandonada y que fue bautizada como Minka, acabó viviendo en la Empresa Metropolitana de Gestión Integral de Residuos Sólidos, (Emgirs-EP).
El ganador del Giro de Italia, Richard Carapaz, también ha sido uno de los afortunados agasajados con un perro por Jorge Yunda.

Otras instituciones municipales que tienen un perro adoptado son  Unidad Especial Patronato San José, Emseguridad,  Empresa de Transporte, Empresa de Gestión Turística, Agentes Metropolitanos de Control, Registro de la Propiedad o Fundación Bicentenario.

Críticas animalistas

Los regalos de perros por parte del alcalde a distintos organismos ha recibido, si no críticas, sí avisos por parte de las organizaciones de defensa de los animales. Shadi Heredia, veterinaria coordinadora de campañas de la Protección Animal Ecuador (PAE) ha puesto el acento en que un perro nunca debe ser un regalo: “está entregando animales como premio, como objetos, que es justamente lo que queremos dejar de transmitir”. Para Heredia la adopción significa un proceso dentro del hogar, “que deben trabajarlo los adultos responsables. Esto es una adopción obligada, lo que impide que se vea el animal como un miembro más de la familia”.

Por su parte Andrés Ortega, coordinador de la carrera de medicina veterinaria de la Universidad UTE señala que las campañas de adopción deben ir de la mano con las de bienestar animal.

Katherine León, coordinadora de “Manada UCE” califica estos regalos como una estrategia política de apoyo social. Y afirma que debe hacerse un estudio que determine que realmente ese perro logrará adaptarse a su nuevo hogar.
Por esta falta de adaptación algunos de estos perros están recibiendo adiestramiento. “Pacha tiene una energía impresionante. Desarrollamos su instinto, su juego para llegar a un entendimiento en positivo”, dijo Luis Guillermo Baraja, uno de los oficiales que se ha encargado del adiestramiento de esta perra que fue rescatada de un basurero en la parroquia de Calderón.

Responsable por centro

En todos los actos de entrega, cada persona encargada firmó un acta de responsabilidad para que los perros tengan los cuidados necesarios. Además, previo a la adopción se identifican animalistas dentro de cada institución que cuidarán de él y con autogestión solventan sus gastos. Esta iniciativa tiene la finalidad de dar ejemplo de libre convivencia entre seres vivos donde el respeto entre sí es fundamental.

Datos

20 cadáveres de perros se recogen al día en Quito

22 habitantes por cada perro abandonado en la capital

94 habitantes por cada perro abandonado en Guayaquil

 

TAMBIÉN EN LADRIDOS

 

Pin It