248578

RESERVA TU HOTEL AL MEJOR PRECIO

bookingpropio

 

OBEDIENCIA BÁSICA

 

¿Problemas al quedarse solo en casa?

SoloNemo

El perro es un animal de manada, por lo que para él quedarse solo es algo antinatural. Indicamos aquí algunas pautas de la prestigiosa adiestradora alemana Katharina Schlegl-Kofler en su libro: “Mi perro hace lo que quiere” ante posibles problemas al dejarlo solo en casa.

El perro es un animal de manada por lo que para él quedarse solo es algo antinatural, sin embargo, deberá aprender a quedarse en casa a solas durante algunas horas. Pero es posible que surjan algunos problemas por distintas causas.

Situaciones por quedarse solo: 

-El perro tiene miedo y eso le causa estrés. Cuando estás a punto de salir de casa, llora, aúlla, ladra o incluso pierde un poco de orina.
-Si se encuentra solo, el perro protesta ladrando, mordiendo y destrozando objetos.

Posibles causas:
-El perro no está acostumbrado a quedarse solo.
-Está demasiado excitado.
-El perro considera que tiene un rango elevado y no acepta que el jefe de manada salga de casa sin él.
-El perro tiene miedo: lo habían dejado solo cuando era un cachorro y tuvo alguna experiencia negativa.
-Teme la separación, bien por sentirse inseguro o porque la relación con su amo es muy estrecha.

Sugerencias para solucionarlo:

-Si molesta a los vecinos cada vez que tengo que salir de casa necesitaría que alguien se quede con él hasta que se acostumbre a quedarse solo.

-Si el perro tiene miedo, lo primero que debes hacer es aprender a que se mantenga a cierta distancia de ti dentro de casa. Impide que te siga por todas partes. Por ejemplo, cuando vayas al lavabo cierra la puerta y di ¡espera aquí! Cuando vayas de compras déjalo en el coche y al bajarte di también ¡espera aquí! Pon el transportín también en casa y cuando esté acostumbrado a él déjalo solo en el interior mientras tu estás por la casa.

Es aconsejable que al principio estos ejercicios sean muy breves y luego ir prolongándolos progresivamente. Finaliza siempre los ejercicios mientras el perro aún está tranquilo y antes de que empiece a dar muestras de estrés. Muy importante practicar a diario.

Cuando el perro haya aprendido a tolerar tu ausencia dentro de casa y a estar tranquilo aunque estés en otra habitación, empieza a salir de casa por poco rato. Si va bien prolonga progresivamente las ausencias. De lo que se trata es de no dar demasiada importancia al hecho de irse ni al de regresar.

-Si su perro se aburre o no tiene muy claro su rango jerárquico deberá proporcionarle más actividad física y psíquica. Compruebe el rango, entrene la norma básica de obediencia dentro y fuera de casa. Si su perro obedece perfectamente las órdenes de sentado y quieto haz que mientras estés en casa se coloque frecuentemente en su cama durante bastante rato. También puede hacerlo en el transportín.

Situaciones por ansia destructiva:

Este problema suele aparecer relacionado con el quedarse solo. Tambien puede ir dirigido contra la familia. Si su perro tiene tendencia a romper las cosas, lo primero que hay que hacer es no darle ninguna oportunidad para ello.

Sugerencias para solucionarlo:

-Sí el perro se va a quedar solo, no es necesario que tenga acceso a todas las habitaciones. Es suficiente con el recibidor, la terraza u otro lugar lo bastante amplio. No dejes entonces ningún objeto que pueda estropear.

-Si le gustan los juguetes de los niños, asegúrate de que no puede acceder a ellos.

-Sí el perro siempre mordisquea la misma pata de un mueble, protégelo con una maceta grande y otro objeto que él no pueda desplazar para seguir mordiendo. por desgracia, esto no siempre surte efecto con todos los perros.

-Es aconsejable que el perro siempre disponga de algún hueso de cuero natural para morder. Esto no solo lo mantiene ocupado, sino que además le ayuda a cuidar la dentadura.

-En muchas ocasiones, el perro rompe cosas por puro aburrimiento. Por lo menos una vez al día, tómese un rato para jugar a fondo con él. Además, debería tener la oportunidad de salir al exterior una vez al día para desfogarse jugando con otros perros, ir de paseo contigo, correr detrás mientras va en bicicleta... Ocúpate también de que ejercite un poco su mente. Con un poco de imaginación no es muy difícil organizar un recorrido de obstáculos en el jardín o en una habitación amplia. También le encantará buscar o traer cosas. Los entrenamientos periódicos de obediencia son un buen ejercicio y lo ayudará a mantenerse en forma. 

Recuerde: Es importante que esté ocupado.

Los problemas suelen surgir cuando el perro se aburre y no puede descargar sus energías. Dedica por lo menos una hora diaria a jugar y disfrutar con él, por ejemplo así:

Traer:

-Felicita a tu perro cuando traiga algo, no importa qué cosa.

-Dale siempre el mismo objeto para los entrenamientos.

-Repite una y otra vez los ejercicios de obediencia. Cuando lances el objeto, el perro deberá permanecer sentado a tu lado y solo debe echar a correr cuando le digas tráelo.

-Si el perro no trae el objeto, emplea una bolsa con trocitos de salchicha. Solamente recibirá un premio si recupera el objeto.

Juegos:

-Mete al perro en una habitación y esconde en otra el juguete favorito o alguna golosina.

-Ve con el perro y dile “busca” cuando esté cerca del escondite.

-Más adelante deja que el perro vaya solo y busca escondites más difíciles. Cuando ya le salga bien dentro de casa, hazlo en el jardín. Más adelante podrás probar de hacerlo cuando lo lleves de paseo al campo.


portadaaniversario

 OFERTAS EXCLUSIVAS PARA LECTORES DE LADRIDOS 

OfertaPetkitGuardianesadiestrador