1145693

Síguenos

El Agility se enreda en saltos

agility

Todas las pruebas de agility que se realicen en nuestro país a partir del 1 de enero bajo el auspicio de la RSCE deben adaptarse a la nueva normativa que ha fusionado en dos reglamentos las dispersas reglas, anexos, circulares o normas que hasta ahora regían este deporte. La principal novedad es la incorporación de cuatro subcategorías de salto, dos en Small y dos en Large, que los guías podrán elegir. Por este motivo es obligatorio volver a medir a TODOS los perros y hacer constar en su cartilla su calificación de categoría y subcategoría.

Por Carlos XESTAL

 

Síguenos

Según la RSCE, la nueva normativa es “acorde con la altura a la cruz del perro participante: 45-50 cm para los perros por debajo de 50 cm a la cruz, y 15-20 cm para los perros por debajo de 28 cm a la cruz”.
Según este nuevo reglamento continúan en vigor las tres categorías que había hasta ahora en competiciones y pruebas de Agility nacionales que organice la R.S.C.E, Small, Medium y Large. La novedad está en las cinco alturas de salto, marcadas con XS, S, M, L y XL (como las tallas de la ropa), ya que tanto Small como Large se subdividen en dos en función del tamaño de los perros.
“La categoría pequeña (Small), para perros por debajo de 35 cm de altura a la cruz, queda subdividida en dos subcategorías, cada una con su altura de salto: la XS para perros por debajo de 28 cm de altura a la cruz, con una altura de salto de 15 a 20 cm; y la S para perros de 28 hasta 35 cm de altura a la cruz, con una altura de salto de 25 a 30 cm. La categoría mediana (Medium), para perros de 35 hasta 43 cm de altura a la cruz, no sufre modificación alguna, manteniendo la altura de salto de 35 a 40 cm. También cambia la categoría estándar (Large), para perros de 43 cm o más de altura a la cruz, que queda subdividida en dos subcategorías: la L para perros de 43 hasta 50 cm de altura a la cruz, con una altura de salto de 45 a 50 cm; y la XL para perros de 50 cm, o más, de altura a la cruz, con una altura de salto de 55 a 60 cm”.
Otra novedad es que estas subcategorías no son cerradas o inamovibles, ya que el guía puede elegir en cual participar de las dos de su categoría, eso sí, siempre que sea mayor que la que le corresponde.
Así, “los guías podrán decidir competir en la altura de salto más alta de su categoría, aunque no sea la que corresponda según la altura a la cruz del perro, pudiendo cambiar la altura de salto en la que competirá el perro solo dos veces durante toda su vida competitiva”.
También hay que tener en cuenta que si se elige cambiar la altura del salto dentro de un periodo competitivo, se perderán todos los puntos conseguidos hasta el momento, es decir se empezará de cero.
La participación en una altura superior a la que le corresponde dentro de su categoría decidida por el guía, debe quedar reflejada inexorablemente en la hoja de medición como requisito indispensable para poder participar en cualquier prueba. Ante estos cambios, que ya deben incorporarse a todas las pruebas nacionales organizadas por la RSCE, excepto en las selectivas para el campeonato del mundo de la FCI, es obligatorio que TODOS los perros que vayan a participar en alguna prueba, sin excepción, sean medidos por un juez autorizado al efecto. Estas nuevas mediciones, con la asignación de categoría o subcategoría, deben constar en su cartilla de calificación.
Otra incorporación de esta nueva normativa de la RSCE consolidada el 1 de octubre, es que no todos los jueces están autorizados para realizar estas nuevas mediciones de los perros, sino solamente aquellos que hayan adquirido de la sociedad canina los medidores oficiales y figuren en una lista que la RSCE hará pública en su página web. Según la nueva normativa “no serán válidas las mediciones firmadas por jueces de Pruebas de Agility no incluidos en dicha relación”.
Como en la categoría mediana no hay variación ni subcategorías, estos perros son la excepción en las mediciones, quedando a elección de sus guías si son medidos nuevamente o no los que hayan sido medidos anteriormente para su participación en el Campeonato del Mundo de Agility FCI (AWC), en el Campeonato European Open de Agility FCI (EO), en las pruebas selectivas para representar a la RSCE en dichos eventos, en el European Open Junior, o en el Campeonato en España de Agility de la RSCE individual.

categorías:  Small, Medium, Large

5 subcategorías:  XS y S de Small; M;  L, y XL de Large

SEIS RESULTADOS
La participación en las selectivas se seguirá haciendo en las tres categorías tradicionales: Small para perros por debajo de 35 cm; Medium, para perros de 35 hasta 42,99 cm, y Large para perros de 43 cm, o más.
Las modificaciones en estas pruebas radican en la selección de los binomios para participar en el mundial. A partir del 1 de enero de 2020 serán elegidos los tres binomios que hayan obtenido la más alta puntuación tras la suma de los seis mejores resultados totales que haya conseguido cada binomio de su categoría en las pruebas selectivas, manteniéndose que tienen que ser perros con pedigrí y los 25 puntos adicionales para el ganador del Campeonato de España.

Para-agility
El reglamento incluye un artículo nuevo que regula la participación de las personas con discapacidad. El artículo 8 de la sección A indica que deberán “enviar a la RSCE el certificado oficial de discapacidad, donde conste el grado de que tiene reconocido, así como un informe médico con las limitaciones de la persona para la práctica del Agility”. Estos dos certificados deben ser remitidos junto con un informe de valoración de la Subcomisión de Agility, al Comité de Dirección de la RSCE, que será quien decida sobre la expedición o no de licencia de persona con discapacidad.

Pin It
 

Síguenos