Tu revista canina

cabeceraLinea500

 

 

 

 

 

Síguenos

2579524

¿Qué cuesta tener un gato feliz?

camaGato

 

 

En febrero pasó el Día del Gato sin pena ni gloria para los felinos. La disminución del gasto veterinario en mascotas provocado por la pandemia afecta a la salud animal, pero por suerte los gatos consiguen pasar de refilón.

 

Por Almudena NEGRO

 

Síguenos

Esta mascota es la segunda elegida por los españoles. Se calcula que en España hay unos tres millones de felinos, frente a los 13 de perros.  El costo de tener una mascota ronda los mil euros anuales, mucho más bajo si se trata de un gato que de un perro.

Coincidiendo con la crisis económica de 2008 se desplomó el gasto veterinario, que volvió a aumentar a partir de 2014. En 2018 el 40% de los hogares españoles contaba con al menos un animal de compañía. La pandemia ha cambiado todas estas cifras y la “necesidad” de contrarrestar la soledad que acarrea el covid-19 ha aumentado el número de mascotas en casa frente a una disminución drástica de los gastos. El gato es el más beneficiado.

Mantener a un gato es más económico que tener un perro. Quizá por eso, y porque los gatos no necesitan ser sacados a la calle, se está disparando el número de estos animales en casas españolas desde hace años. Aunque el que no necesiten salir no quiere decir, en absoluto, que no necesiten de estímulos, cariño y juego por parte de sus dueños. Ya os lo hemos contado en números anteriores.

Los felinos requieren menos vacunas que los perros. La vacuna de la rabia (20 euros de media) debe ponerse cada año. Eso sí, el microchip (unos 35 euros de media) es tan necesario como para el que ladra como para el que maúlla. Aunque no sea obligatorio, te lo recomendamos encarecidamente. Así, si tu gato practica el escapismo, será mucho más fácil de recuperar. Además, como los gatos no suelen salir a la calle, enferman menos que los perros. En todo caso, necesitan ser desparasitados internamente (3 euros la pastilla aproximadamente; el veterinario te cobrará 15 euros de media por hacerlo) de forma trimestral. La desparasitación externa la tienes en pipetas (6.07 euros en Mercadona) o collares antiparasitarios (4.60 euros el collar repelente de “Dixie”).  Esterilizar una gata puede costar de media 120 euros, mientras que a un gato unos 70. Ya sabes que es fundamental para el bienestar tanto físico como psicológico del animal.

30 euros de media te costará anualmente la visita al veterinario para su revisión periódica. Los gastos de cuidado de uñas e higiene dental dependerán de si lo haces tú mismo o lo hace un profesional. Si tienes un “melenas” de pelo frondoso, necesitarás un sin duda un cepillo, que te costará 10 euros de media. Un transportín para llevar a tu animal al veterinario o en coche cuando sea necesario tiene un precio medio de 30 euros, aunque existe una enorme oferta de diseño y modelos.

Seguro gatuno

Hoy en día también hay quien firma un seguro para el gato, cuyo precio medio asciende a 90 euros al año. A diferencia de lo que ocurre con los perros, el seguro es voluntario y cubre gastos de atención veterinaria, deceso, cuidadores… Así te evitas desagradables desequilibrios en tu presupuesto.

En cuanto a la alimentación, el gato come menos que el perro y solo lo hace cuando realmente tiene hambre. Aquí sí te recomendamos que hagas un buen gasto, ya que la calidad del pienso será determinante en la calidad de vida del animal. Un buen pienso cuesta 5,5 euros por kilo. Nos gustan mucho los piensos que se adquieren en https://animalhobbies.com/.  Lo ideal es mezclar el pienso con comida húmeda (1 euro la latita de pollo o pescado blanco). Y de vez en cuando darle un caprichito, que los hay de todos los sabores en forma de snack o golosina en todos los supermercados. Necesitarás también comedero y bebedero. Los tienes desde 2 euros, dependiendo del material y la estructura. Te recomendamos escoger uno de acero inoxidable, bambú o cerámica. Nada de plástico, que puede provocarle una reacción alérgica y adquiere olores. Tampoco nos convence lo del comedero doble, ya que el gato prefiere tener el agua aparte y, encima, te costará mucho más limpiarlos. Si tu gato es muy perezoso, plantéate hacerte con un comedero interactivo, que le ayudan a estimular la mente al tiempo que hace ejercicio físico.

Junto con la alimentación, es imprescindible el arenero (15 euros de media). Por supuesto, los tienes de todo tipo, modelo y diseño, abiertos o cerrados. Si puedes elegir, el arenero cerrado, que te puede costar hasta 40 euros, te protegerá del mal olor y de derrames accidentales. Es algo más caro, pero merece la pena. Luego está lo de la arena. Nos decantamos por el lecho absorbente para gatos “Single Premium” de Mercadona (4,94 euros los 4 litros)

Para dormir, en realidad no le hace falta nada. Aunque no podrás resistirte a comprarle una camita. Las hay de todos los precios. Desde las casas-rascadores con diversión asegurada que pueden llegar a los 300 euros, pasando por camitas que se anclan en el radiador (os las recomiendo, les encantan) por 15 euros o la típica camita de perro y gato que puedes encontrar desde 15 euros.

Los juguetes que estimulan a tu compañero de piso son muy importantes para su salud. Imprescindible es el rascador. A algunos gatos les encanta usar como tales los felpudos de coco de entrada a casa. Túneles, pelotitas, peluches, cascabeles, punteros láser… todo vale. Que por algo el gato es un animal muy curioso y más si se siente seguro.

Socks, de los Clinton

Aunque los gatos tienen tres días dedicados al año, la más sonada es el 20 de febrero, declarado Día Internacional del Gato por ser la fecha que murió Socks (Calcetines), el gato de la familia Clinton, en 2009. El animal era muy querido y por eso en Estados Unidos decidieron dedicar una jornada entera no solo a recordar su memoria, sino a ensalzar la figura de todas las mascotas del mundo. Socks fue un gato callejero adoptado, de color negro y blanco.

Pero hay dos días más. El Foro Internacional del Bienestar Animal marcó el 8 de agosto para conmemorar a los felinos. Finalmente, el 29 de octubre es el día elegido para sensibilizar a la población sobre los gatos callejeros e intentar que las adopciones crezcan.

 

¿Qué me quiere decir mi gato con sus gestos?

Del amor al odio hay un gato

La moda de pasear un gato como si fuese un perro le produce estrés

La aventura de adoptar un gato, o dos

 

Pin It