Tu revista canina

cabecera5Aniversarioweb

 

 

 

 

 

Cumplimos 5 años

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

Síguenos

4008348

La Junta extremeña contrata la detección de ejemplares de gatos montés con perros

gatomontes


La Junta ha encargado a Tragsa mejorar el estado de conservación de la biodiversidad mediante un gran número de actuaciones que se desarrollarán desde febrero de 2022 hasta el 30 de noviembre de 2025 por un importe de 3.106.794,99 euros y que afectan a 14 especies exóticas invasoras y más de 15 especies amenazadas, entre las que se encuentra el gato montés.

Por Emer Iglesias

Síguenos

Con ayuda de los fondos europeos, la comunidad de Extremadura ha puesto en marcha un amplio proceso que inicia su andadura este mes de febrero de mejora de su medio ambiente, con especial atención a la restauración y adecuación del hábitat, y la gestión de las poblaciones de especies amenazadas, así como el control de especies exóticas invasoras como factor directo de amenaza para la biodiversidad.
El proyecto, que ha sido encargado a la empresa pública Transformación Agraria, S.A. (TRAGSA) y tendrá una duración de casi cuatro años y un costo de más de 3 millones de euros, se centrará en tres aspectos fundamentales: el control y eliminación de una quincena de especies exóticas invasoras terrestres y acuáticas que dañan la biodiversidad de la comunidad; la protección, recuperación y conservación de más de 15 especies amenazadas cuya continuidad corre peligro en las tierras extremeñas; y la mejora y restauración de hábitats de especies amenazadas.
Para cumplir estas tres misiones el gobierno extremeño ha marcado varios objetivos específicos a Tragsa en cada uno de los puntos.
En concreto, partiendo del catálogo español de especies exóticas invasoras sobre la biodiversidad, en la comunidad extremeña se hace necesario actuar controlando y eliminado, entre otras, las poblaciones de visón americano, tortuga de Florida, avispón asiático, ganso del Nilo, cangrejo señal, alburno, cola de zorro, mimosa, ailanto, helecho de agua, duraznillo de agua, nenúfar mejicano, acacia negra, y especies exóticas con alto potencial invasor como la hakea.
Para mejorar el estado de conservación de especies amenazadas, se van a realizar actuaciones que van a permitir aumentar el conocimiento que se tiene sobre el estado de las poblaciones de varias especies entre las que se encuentran el gato montés y la comunidad de quirópteros protegidos de Extremadura, mediante trabajos de rastreo con perros adiestrados y la teledetección; la ejecución de actuaciones para la gestión adecuada de la población de lince ibérico en Extremadura mediante la adecuación de cercado de pre-suelta, la instalación de cercados de alimentación suplementaria y la instalación de cercado de manejo; así como el seguimiento y alimentación suplementaria de otras especies en peligro de extinción.
La restauración y mejora del hábitat de especies amenazadas se realizará mediante la adecuación e instalación de plataformas de nidificación artificiales para buitre negro, cigüeña negra, águila imperial ibérica, águila azor-perdicera; el aumento de la disponibilidad de especies presa en áreas potenciales de dispersión y conexión entre núcleos poblacionales existentes de lince ibérico mediante la instalación de unidades de cría de conejo; la mejora de áreas de alimentación para aves esteparias mediante la retirada de cerramientos peligrosos; mejora de hábitat de nidificación mediante la limpieza y mantenimiento de nidales artificiales para carraca común y cernícalo primilla en varios espacios Natura 2000; protección y restauración del hábitat del caballito mercurio mediante la restauración de acequias de tierra de riego tradicional en prados serranos; la adecuación (protección y facilitación de acceso) de entradas de refugios para murciélagos cavernícolas y el aumento de la disponibilidad de puntos de agua para las poblaciones de especies de murciélagos forestales como el murciélago ratonero forestal mediante la instalación de pilones de pequeño tamaño; y la restauración (eliminación y permeabilización de barreras, reforestación de orillas y recuperación de márgenes degradadas) del hábitat del desmán ibérico en la garganta de Guachos.
De las tres áreas, la que se lleva la mayor parte del presupuesto global de 3,1 millones es el control y eliminación de las especies exóticas invasoras con un costo de 2.6 millones; seguida de la restauración de los hábitats que se lleva 485.436 euros y por último casi 200.000 euros para la conservación de las especies amenazadas, de los que 27.106,38 se dedicarán a 71 jornadas de ocho horas de trabajo, cada una con un coste de 381,78 euros, de un experto rastreador de poblaciones e individuos de gato montés con perro adiestrado, según se indica en el subcapítulo 02.05 de la resolución del encargo de los trabajos a Tragsa publicada en la Plataforma de contratación del sector público el pasado mes de enero.
En la memoria del proyecto, la Junta indica que “el gato montés es una de las especies de mamífero que están sufriendo en la última década un grave declive de sus poblaciones en Extremadura, hecho constatado por los resultados obtenidos en los estudios realizados por el proyecto 0620_BIOTRANS_4_E sobre esta especie”.
No hay que olvidar que la situación de esta especie se ve agravada por procesos de hibridación con el gato doméstico, ampliamente distribuido en el medio natural, lo que conlleva un deterioro genético de las poblaciones de gato montés.
El Gobierno extremeño indica que “los trabajos de fototrampeo y la recogida de indicios de esta especie necesitan un amplio despliegue de personal y medios que encarecen mucho los estudios con esta especie y no habiéndose obtenido resultados con un 100% de fiabilidad”.
Situación parecida vive el desmán ibérico, otra de las especies que, según los expertos, por su ecología, la detección de sus poblaciones en el medio natural debe hacerse a través de indicios indirectos, como es la búsqueda de excrementos. “Debido a la posibilidad de equivocación con otras especies, a la hora de la identificación de los excrementos recogidos, y la gran dificultad de su detección dado que sus excrementos se encuentran entre los bolos graníticos, se hace necesario la aplicación de otros métodos para la detección de esta especie”, matizan en la memoria del encargo a la empresa pública extremeña.

 

“Cuando comparamos búsquedas realizadas por personas y por perros entrenados, los cánidos muestran rangos de detección de 2 a 4 veces superiores y se ha demostrado su habilidad para detectar especies, directamente o a través de búsqueda de indicios, por lo que incluirlos en estudios o trabajos de este tipo aumenta notablemente la eficacia y fiabilidad de nuestros resultados”.
“Así, en esta acción, se pretende realizar durante la anualidad 2022 la detección de indicios indirectos (rastros, pelos, excrementos y madrigueras) de gato montés y desmán ibérico en el medio natural mediante el uso de perros adiestrados. Para ello, se deberá contar con un binomio (perro-guía) preparados para la detección de indicios de estas especies”, concluyen.
Tragsa será la encargada de realizar los trabajos de conservación de la biodiversidad en Extremadura bajo la dirección de María Jesús Palacios González, Directora de Programas de Conservación del Servicio de Conservación de la Naturaleza y Áreas Protegidas, y para ello podrá contar con un binomio guía-perro especializado en rastrear las poblaciones de individuos de gato montés, o en último término subcontratar el servicio, pero siempre bajo su control.

Los datos
15 especies amenazadas serán objeto de este trabajo
4 años durarán los trabajos que comienzan este mes de febrero
2-4 veces es superior la habilidad del perro sobre la del hombre para detectar especies o excrementos

(Páginas 4-6)

Ecodetectores: siglo y medio de ayuda a especies amenazadas

España: capital de los perros ecodetectores

Pin It