Síguenos

6700393

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

Mondioring sin barreras

Silla

Desde hace varias temporadas en el equipo de Alicante que participa en la Copa de España de  Mondioring está José Manuel Sola Pérez, un deportista que hace piña con su perro, un pastor belga malinois, con el que acaba de obtener la quinta posición en la Copa de este año celebrada el pasado mes en Málaga. Tras obervar otras disciplinas, como Agility, Obediencia o IPO, se decantó por el  Mondioring porque, además de ser el más adecuado para paracticarlo desde una silla de ruedas, le atrajo de él que es uno de los deportes caninos más dinámicos. Habla de esta disciplina totalmente enamorado y muestra a LADRIDOS su malestar por la poca publicidad que se le otorga, a su juicio, desde la Real Sociedad Canina Española, al dar mayor protagonismo, según su opinión, a aquellos deportes donde prevalecen los pastores alemanes.

Por Jonathan MANZANO

Si hay un deporte canino ideal y cómodo para que practique un guía desde una silla de ruedas, ese es el mondioring. Así nos lo cuenta José Manuel Sola Pérez a LADRIDOS, quién lleva siete años en esta disciplina y ha cosechado grandes éxitos. El último de ellos una meritoria quinta posición en el grado II de la Copa de España de Mondioring celebrada el pasado mes de junio en Málaga.

Para José Manuel, “se ha de entrenar tres veces a la semana en pista y el resto de días en casa o cuando se va paseando. Es lo más similar a estar en la calle por lo que cualquier escenario te puede venir bien para el día de mañana” afirma. 

Para practicar cualquier deporte junto a nuestra mascota es fundamental la existencia de un vínculo que permita que exista una compenetración en la pista entre guía y perro. Es por este motivo por el que “en mondioring no se acude a ningún adiestrador, en esta disciplina se ayudan unos a otros dentro del Grupo de Trabajo”.

Esta disciplina es una modalidad de adiestramiento deportivo donde se combina el trabajo de obediencia, la agilidad a través de saltos y el trabajo de protección. La principal característica de estas pruebas es la variabilidad, pues el juez, en cada ejercicio, dictamina, además del orden, cómo debe ser la ejecución del mismo. Esta es una de las razones por las que Sola Pérez se decantó por este deporte. “Viendo que en IPO sólo mordía en la manga y que eran siempre las mismas medidas de campo, me decanté por el mondioring, tiene más utilidad en la vida diaria y lo puedo realizar casi al 100%” afirma. 

Respecto a otras disciplinas deportivas, confiesa a LADRIDOS no haber practicado “agility porque no iría todo lo ligero que necesitaría el perro que yo fuese” ni Obediencia Internacional “porque es prácticamente la misma obediencia que se practica en mondioring, exceptuando la mordida”. 

Sus primeros años en el mondioring los realizó con una perra. José Manuel se quedó con una de las crías de su primera perra y un perro que adquirió para intentar introducir a su hijo en el mundo de las competiciones caninas. 

No ha sido fácil la trayectoria deportiva de su actual perro. Con tan sólo once meses de edad se lesionó al romperse el radio y el cubito en la extremidad delantera izquierda, lo que le mantuvo un tiempo retirado de las competiciones. 

A finales del 2014, seis meses después de haber ganado la Copa de España de Mondioring 2013-2014, se lesionó tras salir de la empalizada y realizar un salto en el que se fragmentó el ligamento cruzado externo, de nuevo, de la extremidad izquierda. Tras tres años de recuperación José Manuel confiesa a LADRIDOS no haber perdido nunca la fe en su perro, aún cuando muchas voces profesaban lo contrario. 

Para practicar mondioring se necesita un perro muy específico, con unos nervios muy templados y una gran disciplina como el Pastor Belga Malinois quien Pérez posiciona como “la mejor raza canina para el mondioring”. Los saltos son un apartado importante dentro de este Reglamento, siendo valorados por el juez según la altura o la longitud. Es por este motivo por lo que José Manuel señala que, a pesar de la presencia del Pastor Alemán en estas pruebas, “son raros los casos ya que en mondioring se realizan grandes saltos y este tipo de perros suelen estar más limitados”. 

El guía canino se lamenta de la poca publicidad que la Real Sociedad Canina Española realiza con el mondioring. “La RSCE siempre se ha centrado más en el Pastor Alemán por ser la raza que mueve casi todo a día de hoy. Esta raza canina es un perro excelente, pero al ser un perro se moda, se ha degenerado la raza con la cría”. 

“En países como Bélgica o Francia  se lleva a cabo una cría selectiva. Esto aquí no pasa. Esta situación se está empezando a producir a día de hoy con el Pastor Belga Malinois”. 

En su opinión “el mondioring es un deporte para el que el Pastor Alemán no está tan cualificado como puede estarlo para la disciplina IPO. Cuando se introdujo el Pastor Belga Malinois en las competiciones de IPO superaba considerablemente en velocidad a cualquier Pastor Alemán. Cuando el Malinois iba por el segundo relier, el pastor alemán iba por el sexto”. 

En la actualidad José Manuel Sola Pérez y su can se encuentran en el Grado II, espera poder incrementar de grado pronto hacia el Grado III y ya entonces poder jubilar al perro.

Facebook José Manuel Sola

Pin It