Tu revista canina

cabeceraLinea500

 

 

 

 

 

Síguenos

3383076

El Ayuntamiento de Valladolid no encuentra adiestrador para los perros de su perrera

valladolid

 

Nadie se ha presentado al concurso convocado por el Ayuntamiento de Valladolid, en el que no se exigía ninguna titulación, para prestar servicio tres horas de lunes a viernes durante dos años por 945,4 euros al mes. El Consistorio lo ha vuelto a convocar.

Por Carlos XESTAL

Síguenos
 

En el Ayuntamiento de Valladolid rige desde 2018 el sacrificio cero, por lo que se hace imprescindible darle una salida en adopción a los animales que ingresan en el centro de protección, CMPA, para evitar tanto su saturación como que los perros estén mucho tiempo en las instalaciones y se agraven sus problemas de comportamiento.
La adopción en “muchas ocasiones resulta muy complicada debido a los problemas de conducta que manifiestan algunos de los animales recogidos en dicho Centro”, indican en la justificación del concurso público que se convocó hace un par de meses y que el pasado 4 de junio se declaró desierto, al no recibirse ni una oferta. Ahora se ha vuelto a convocar a la espera de recibir alguna oferta antes del 13 de julio.
El presupuesto base de licitación es de 22.690,14 euros para los dos años de contrato a cambio de tres horas de trabajo diarias con los perros de lunes a viernes no festivos, pudiéndose prorrogar la adjudicación otros dos años más si estaban de acuerdo las dos partes.
Estas tres horas de educación diaria estarán dirigidas sobre todo a los perros que manifiestan problemas de conducta para evitar estancias prolongadas en el centro. “La contratación de un adiestrador para la educación y corrección de la agresividad y otras conductas inadecuadas de algunos de los perros del CMPA facilita la adopción de animales cuya cesión sería complicada y arriesgada evitando estancias prolongadas en las instalaciones del Centro. Con ello se logra que en muchos casos no aparezca en el perro un síndrome por reclusión que dificultaría aún más su salida en adopción”, matizan.
Una de las primeras cosas que llama la atención en el concurso público es que no se exige ningún tipo de formación alguna al futuro adiestrador que se encargue de educar a los perros con problemas de conducta, aunque se “valorará al licitador que tenga titulaciones, másteres, cursos o equivalentes cuyos contenidos hayan sido impartidos en centros de enseñanza homologados o estén avalados por organismos o instituciones oficiales”.
Tener estos títulos puede significar hasta 30 puntos en la valoración de ofertas, por debajo de los 40 que recibirá quien presente una oferta económica a la baja, es decir, los criterios económicos priman más que la formación del posible adiestrador.
Para optar a realizar este servicio hay que presentar una memoria que recoja las técnicas de adiestramiento que se pondrán en marcha, que se deben basar en refuerzo positivo, adiestramiento con clicker o método espejo, así como mostrar sus conocimientos sobre técnicas de modificación de conductas inadecuadas caninas como conductas agresivas, miedos y fobias, estereotipias, la ansiedad por separación y conductas destructivas.

Para fijar la parte económica, se ha tenido en cuenta el convenio colectivo estatal de centros y servicios veterinarios aprobado en agosto de 2020, que marca para el personal adiestrador-educador canino un salario de 8,26 euros a la hora. Teniendo en cuenta que el adiestrador tendría que trabajar tres horas al día durante los 22 días laborales que tiene el mes el salario mensual será de 545,16 euros, además de 190,81 euros del coste de la Seguridad Social, lo que supone 735,97 euros al mes, lo que unido al beneficio industrial más el IVA, el concurso público oferta 945,4 euros mensuales, 11.345,57 euros al año, 22.691,14 euros para los dos años.
Una vez finalizado el plazo de la presentación de ofertas el 24 de mayo, la Mesa de Contratación se reunió y se llevó la sorpresa de que ninguna persona, ni física ni jurídica había presentado oferta alguna, por lo que se declaró desierta la licitación y se acordó abrir un nuevo concurso ante el carácter esencial de este servicio. Este nuevo acuerdo se ha publicado en la Plataforma de Contratación del Sector Público el pasado 23 de junio.
Puntos
40 puntos por oferta más económica
30 puntos por formación: 
16 por certificados de profesionalidad
 8 por titulaciones, másteres, cursos y similares de adiestramiento canino en centros homologados de 25 horas como mínimo.
 4 por participar como profesor en másteres, cursos o similares de adiestramiento y educación canina en centros           homologados, instituciones oficiales u organismos.
 2 por estar en posesión de licencia para perros potencialmente peligrosos
Sacrificio cero versus perreras de larga estancia
Adiestrar es un servicio más que realiza el policía
K9 STONE: “Hay que diferenciar educar de adiestrar o de modificar”

Pin It