Síguenos

6710678

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

El perro con genes de lobo que lo hace asemejarse a sus ancestros

lobo checo1

De padre pastor alemán y madre loba de los Cárpatos surgió esta raza en 1955. Creado como perro militar, ahora ya alejado del mundo bélico goza del atractivo de ser heredero del temperamento lobuno y la versatilidad del pastor alemán. Y un porte espectacular. Inteligente, valiente, fuerte, versátil, aprende con facilidad y es capaz de buscar soluciones a los problemas que se le plantean a diario

Por Miguel PELE

Síguenos
  

A punto de cumplirse 80 años este perro surgió de un experimento con fines militares en la antigua Checoslovaquia, cruce de pastor alemán con loba de Los Cárpatos. Los ejemplares nacidos podían ser criados, por lo que diez años más tarde, se inició el proyecto de crianza de la nueva raza, que concluyó a finales del siglo XX con el reconocimiento oficial de la FCI.
Como perro militar, “cuando se le asignaba a un soldado y este o bien fallecía o era cambiado de destino, no desarrollaba nuevo vínculo con el nuevo guía”. Dados los problemas que se veía en la raza como perro de trabajo funcional, hubo un momento en que se empezó la eliminación de la misma en  República Checa, siendo salfados gran parte de los ejemplares por el mayor Frantisek Rosik que se los llevó a Eslovaquia.
Su temperamento marca el carácter con el que fue creado, pues son animales con fuerte temperamento, pudiendo defender sus juguetes o comida desde pequeños, por lo que se hace necesario que tenga una socialización desde muy cachorro.
Habrá que empezarla ya desde su etapa con el criador y seguirla con los propietarios. Si no se hace así, “puede que su dueño llegue a casa y se encuentre que el perro juega con todo menos con sus juguetes y el destrozo sea significativo”, relata a LADRIDOS Carlos Enríquez, presidente del Club Ibérico de la Raza Perro Lobo Checoslovaco (CIRPLC).
Es un perro activo, que necesita ejercicios de inteligencia y no repetitivos, porque se aburre. Hay que dedicarle tiempo a estas actividades, así como prepararlo para cuando se quede solo en casa, ya que podrían sufrir ansiedad por separación, que le lleva a abrir puertas, cerraduras, cajones… con suma facilidad. Presume de inteligencia, con un lenguaje comunicativo mucho más amplio que otras razas, lo que puede crear conflictos pues otros perros pueden no llegar a entenderlo.
Cuando llega la maduración sexual, ambos sexos se vuelven dominantes con los de su mismo sexo (similar a lo que ocurre con los lobos), en menor medida en las hembras, especialmente si se trata de ejemplares desconocidos.
Lejos de su origen militar, ahora se muestran versátiles, pudiendo usarse en “disciplinas deportivas tipo canicross, obediencia, rastro…, si bien no se puede esperar rendimiento de un pastor alemán”. Por su inteligencia, deben ser actividades variadas, de su agrado y cortas de duración. Si son repetitivas las rechazará, especialmente las relacionadas con la obediencia.
Las personas que se interesan por poseer un perro lobo checoslovaco suelen ser variadas. Los hay solitarios que gustan ir a la montaña y buscan un compañero para sus rutas y buscar desafíos. También hay los que buscan un perro lo más parecido al lobo. Los que son amantes de actividades deportivas, como las ya mencionadas. Pero no es un perro para cualquiera, pues hay que trabajar mucho con él, motivarlo y variarle las tareas diarias

Morfología y salud
Más grande que mediano, está un peldaño en altura por encima del pastor alemán, parecido al lobo en su estructura corporal, movimiento, color del pelo, que varía del tono bosque, plata o amarillo. Superan los 65 cm de altura de cruz en los machos y los 60 cm en las hembras, con unos pesos superiores a los 26 y 20 kg respectivamente.
Son animales con mucho temperamento, muy activos, resistentes, temerarios y valientes. Soportan las inclemencias del tiempo, todo ello debido a sus genes lobunos. Como otras razas, muestra fidelidad a su dueño, pero en este caso se cataloga como extraordinaria.
Genéticamente no presenta problemas de salud relevantes, incluso los relacionados con la cadera o codo, presentes en el pastor alemán. Suelen ser longevos, pues viven entre los 13 y 16 años de edad.
Para la cría, se van descartando aquellos ejemplares que presenten alguna carencia, como falta de un testículo, piezas dentarias…

Club CIRPLC
El CIRPLC, fundado en 2019, tiene como objetivo la cría de esta raza bajo las mejores condiciones y realizan pruebas de ADN para evitar fraudes, pues al margen del club hay criadores que cruzan y venden como raza pura animales sin pedigrí (único documento que garantiza la raza).
Reconocido por la RSCE como club ‘colaborador’, actualmente tiene 84 socios, repartidos por la geografía española, alguno portugués, uno checo y otro eslovaco. Sabedores que es Italia ahora el país con mayor número de criadores, sí que son conscientes de que en República Checa y Eslovaquia se encuentran los mejores ejemplares y donde la raza se mantiene en las mejores condiciones. Aquí se registran 1.500 ejemplares al año.
Realizan monográficas y pruebas específicas para mantener o mejorar la raza, descartando ejemplares que no son aptos para la cría. Además, “cuando acudo a otras monográficas o cursos siempre saco algo nuevo que pienso que se puede implementar en la alimentación, promoción o cuidado del perro lobo checoslovaco”, finaliza Enríquez.

Los datos
84 socios del club
1.500 ejemplares registrados en España por año

(Páginas 14 y 15)

El lobito herreño vuelve para ser pastor

Pastor alemán DDR, hogareño con origen guerrero

Pastor alemán: nuestra raza preferida

 

 

Pin It