Síguenos

6615629

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

La pandemia cambia nuestros hábitos: adoramos a los perros de raza 

razas20212

Tras los dos años de pandemia, los registros de cachorros de raza han aumentado un 71% en 2021 con respecto al año anterior y un 25,4% si se compara con 2019, antes del coronavirus. Mientras, las protectoras o refugios se llenan de animales abandonados cuyos dueños ya no los “necesitan” como compañía al finalizar la época de restricciones.

Por Emer IGLESIAS / Infografías: E. Iglesias

Síguenos
  

En el top ten de razas de cachorros registrados en la RSCE sigue en primer lugar el pastor alemán, pero cada vez a menos distancia de su competidor, el setter inglés, que avanza posiciones y está solo a 249 registros del preferido por excelencia año tras año.
Que el coronavirus cambió el mundo y nuestra forma de vivir nadie lo pone en duda. Estos años de confinamiento, de ver a muchos seres queridos morir en soledad, de salir a la calle por horarios establecidos por edad, de vivir con una mascarilla pegada a la boca, de suspirar por una vacuna que no llegaba, de toques de queda que hasta ahora solo conocíamos en películas, de usar a los perros como medio para saltarse un encierro que puso a prueba nuestro estilo de vida, de cierre de fronteras, de videoconferencias para poder sentir cerca a nuestros seres queridos, de teletrabajo en sectores que los empresarios nunca lo hubieran permitido, de formarnos a través de una pantalla lejos de compañeros de pupitre, de estar 24 horas siete días a la semana con nuestro núcleo familiar, mascotas incluidas, de renunciar a cualquier deporte a excepción del que se pudiese “practicar” en el pasillo de nuestra casa, una economía que se tambaleó y se llevó por delante a muchos que ni en sus peores pesadillas se lo hubiesen imaginado, dieron un giro sin vuelta atrás a nuestras vidas.
Los perros que ya teníamos en casa nos acompañaron y rompieron silencios aterradores, se convirtieron en nuestros confidentes aún más, se acostumbraron a estar día y noche con sus dueños y aunque sus paseos eran cortos significaron una brizna de aire fresco en medio del dolor.
Ellos estuvieron ahí. Otros muchos llegaron para paliar una soledad que nos invadía, casi todos ellos provenientes de protectoras que, aunque se esforzaron por analizar bien cada caso antes de entregar a un animal en adopción para evitar abandonos posteriores, su misión fue difícil y los refugios hablan de saturación de mascotas de forma paralela a la desaparición de las restricciones a la movilidad.
Pero el amor por las mascotas está más presente entre nosotros que nunca, y no solo nos compadecemos de aquellos perros que han sido abandonados de cualquier forma y buscan un hogar, sino que elegimos con mimo a nuestro futuro compañero.
Los datos de 2021 significan una vuelta sin ningún género de duda a los perros de raza con cifras que superan a todos los años anteriores desde 2016, fecha desde la que hay estadísticas publicadas por la RSCE.
Casi 70.000 cachorros, 69.545, han sido inscritos en los libros genealógicos de la RSCE en 2021, 63.862 en el LOE y 5.683 en el RRC, lo que significa un 71% más que en 2020, cuando las cifras bajaron a los 40.646, el número más bajo de registros que se conoce en los últimos años.
Al realizar esta comparación, hay que tener en cuenta que 2020 fue un año difícil para los criadores por el confinamiento, lo que en cierta manera explicaría un aumento, pero nunca en cifras tan espectaculares.
Por este motivo si nos trasladamos a 2019, antes de que el mundo se paralizase, observamos que 2021, aparte de que también significa una subida reseñable, marca claramente un cambio de tendencia. Los 69.545 perros inscritos en los libros en 2021 no solo significan un 25,4% más que los 55.459 que se apuntaron en 2019, sino también el quiebro del descenso que año tras año estaba arrinconando a los perros de raza.

El pastor alemán sigue siendo el favorito, con 4.829 cachorros registrados, y seguido muy de cerca por el setter inglés, que recorta distancias y mantiene la segunda posición con 4.580 ejemplares inscritos en los libros, son las dos razas sin apenas competencia en nuestro país.
El labrador, lejos de los dos anteriores, asciende al tercer puesto, con 2.976 cachorros, seguido del caniche que con 2.844 registro escala tres puestos del séptimo lugar en que se encontraba en 2020. El chihuahua, aunque con 2.745 es de las razas que pierden fuelle, pues se queda en quinto puesto, frente al tercero que ocupaba hace un año. En igual posición, la sexta, está el golden, con 2.664 animales apuntados en los libros de la RSCE, seguido del bichón maltés que con 2.521 cachorros también mantiene su lugar, el séptimo, al igual que el spiz alemán que con 2.359 registros no se mueve del octavo lugar. Otro que escala posiciones es el perro de agua español, que con 2.280 inscripciones arrebata el puesto al schnauzer miniatura, que consigue quedarse en el top ten de décimo al haber inscrito a 2.174 cachorros.
En total los 69.545 perros registrados se reparten entre un total de 213 razas diferentes reconocidas por la RSCE.

(Páginas 16 y 17)

Las razas caninas autóctonas se blindan

Razas de perros reconocidas por el American Kennel Club

Clasificación de razas de perros según la FCI

 

Pin It