Síguenos

6372597

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

Los perros pasan por distintas etapas de sueño igual que los humanos

 suenos

Nuestros compañeros de cuatro patas se pasan más de la mitad del día durmiendo, por lo que es lógico pensar no solo que sueñan, sino que hasta pasan por diferentes etapas. A veces sus ojos se mueven, sus extremidades se contraen y lanzan gemidos. Hoy los científicos aseguran que durante el sueño REM sueñan igual que nosotros. Casi todos los dueños de mascotas asegurarán que sus perros no solo sueñan, sino que también tienen bastantes pesadillas. Veamos qué dicen los expertos

Por Óscar REKALDE

Síguenos
   

Después de muchos años de estudios sobre si el sueño favorece la consolidación de la memoria en los animales, una investigación de la Universidad alemana de Tubingen concluyó que tanto los perros como muchos vertebrados además de soñar y entrar en el ciclo REM después de unos 20 minutos utilizaban precisamente estos sueños para almacenar sus recuerdos a largo plazo.
El doctor Gary Ritcher dio un paso más y asegura que “El cerebro de los perros es muy similar al cerebro humano a nivel estructural, por lo que sus ondas cerebrales y su actividad cerebral mientras duermen son similares a las de los humanos”.
En su trabajo, Ritcher descubrió que los perros pequeños y los cachorros sueñan mucho más rápido y con mayor frecuencia que los mayores, no pasando sus sueños de 60 segundos cada diez minutos. Frente a los perros grandes que pueden soñar hasta unos cinco minutos con una hora de tiempo entre uno y otro.
Más difícil es saber con qué sueña nuestro perro, pero los investigadores sí coinciden en que son cosas de perros, como perseguir animales, pasear con su dueño o divertirse en manada.
Lo que está claro es que también pueden tener malos sueños o pesadillas, incluso pueden repetir eventos traumáticos o soñar con miedos.

¿Debemos despertarlo?
Según sea el comportamiento del perro mientras descansa así debemos actuar. Cuando está dormido plácidamente hay que dejarlo que recupere parte de su energía y esperar a que sea él el que levante las orejas.
“Si tu perro está soñando y se contrae o gime suavemente mientras duerme, puedes intentar despertarlo suavemente de su mal sueño si crees que no se despertará”, explican el doctor Richter.
Sin embargo, si tu perro gruñe o actúa agresivamente mientras duerme, no querrás despertarlo por si te muerde en su estado de sueño confuso. En este caso, el consejo es observar de cerca o usar señales verbales como llamarlo por su nombre. “Una vez que esté completamente despierto y se deshaga de su sueño, un buen abrazo es todo lo que necesita para sentirse cómodo y tener dulces sueños nuevamente.
Uno de los mayores expertos en psicología animal, autor de “La fabulosa inteligencia de los perros” y neuropsicólogo, Stanley Coren, apuntó “que los perros no soñaran nos habría producido una sorpresa mayor que saber que sí lo hacen” en la revista científica Psychology Today. Él y otros expertos ya han demostrado que el cerebro de los perros no dista tanto del humano en lo que al sueño se refiere, de hecho, tiene una estructura con ondas cerebrales similares.
A través de encefalogramas se ha podido corroborar que los perros pasan por las mismas etapas de actividad observadas en el sueño de los humanos, aunque con algunos matices que las diferencian.

Fases
En primer lugar, el sueño de ondas lentas es una fase de sueño ligero, en la que el corazón y otros órganos se relajan manteniéndose instintivamente alerta ante los estímulos externos, sobre todo en el caso de los canes.
Por su parte, la fase de sueño profundo, más conocida como REM, es aquella en la que toma forma el universo de los sueños y cuyas siglas se desglosan en Rapid Eyes Movement (Movimiento Rápido de Ojos).
Esta fase es nombrada así básicamente porque si levantáramos los párpados de nuestro perro mientras duerme, veríamos unos rápidos movimientos oculares. Estos son la prueba de que su cerebro sigue aumentando su actividad a pesar de estar en este estado de relajación tan profundo en el que “desconecta” ante cualquier estímulo externo y que se conoce como fase REM.
Según afirma la etóloga Rosana Álvarez, “El 44-48% de su tiempo lo pasan despiertos, el 19- 21% en situación de somnolencia y el 22-23% en sueño de onda lenta. Es decir, 50% vigilia y 50% sueño, sea éste más o menos profundo”.

Para qué sirve
Soñar cumple unas funciones biológicas que favorecen la salud de todos los mamíferos. “Sirve para restablecer las funciones físicas y psicológicas y para estar listos para el día siguiente. Además, el sueño es esencial para la consolidación de la memoria y el aprendizaje, por ello los animales tienen la misma capacidad de soñar que las personas”, asegura Miguel Ibáñez, profesor emérito de la Facultad de Veterinaria en la Universidad Complutense de Madrid (UCM). No se trata de soñar por soñar solo para descansar. “Se trata de algo imprescindible para la supervivencia. De hecho, un animal somnoliento siempre buscará un lugar seguro para dormir de manera instintiva”, añade este especialista.
Por otra parte, un estudio encuestó a 1.091 dueños de mascotas y descubrió que 391 (el 37,5 %) afirmaba que su perro “sueña mucho”. Aunque esto no aporta mucho en términos cuantitativos, muestra la frecuencia con que se observan comportamientos de sueños en los perros.
Aunque la psicología humana y la canina difieren, nuestros cerebros son parecidos, y pasamos por etapas del sueño similares a ritmos diferentes. Aunque existen estas similitudes, proyectar las emociones, los sueños y las pesadillas humanas en los perros nos ayuda a comprender con precisión cómo y por qué sueñan los perros, según señala Becky Simmonds, adiestradora canina profesional y especialista en comportamiento de Breed Advisor.

4 señales de que sueña:
Según indica Becky Simmonds en la plataforma Rover, hay signos distintivos del sueño de los perros. Sin embargo, añade que si tu perro se sacude o se mueve excesivamente mientras duerme, puede ser indicio de que padece un trastorno del sueño.
Espasmos. Los espasmos involuntarios son muy habituales y se conocen como espasmos mioclónicos. ¡Los perros también pueden experimentarlos!
Temblores. Este es otro signo típico del sueño del perro y consiste en un espasmo involuntario que da la impresión de que tu perro está representando sus sueños.
Murmullos, ladridos o aullidos. Algunos dueños dicen que sus perros persiguen conejos en sueños cuando los oyen ladrar o aullar. Aunque lo que sueñan es prácticamente un misterio, estas vocalizaciones son normales.
Sonambulismo o carreras. Otro signo dolorosamente adorable del sueño es el sonambulismo o las carreras. Tu perro puede mover las patas de adelante hacia atrás como si estuviera dando un paseo o corriendo contigo.

(Páginas 20 y 21)

 Los perros han perdido horas de sueño por ser domesticados

 

 Perro pastor, sin descanso

 

 

 

Pin It