Síguenos

6704860

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

Palacios y castillos de ensueño abren sus puertas a los perros

 loira

 

El Valle del Loira francés tiene unos 73 castillos visitables. Chenonceau, Chambord, Chaumont, Villandry, Arzay le Ferron, Blois, Loches, Langueais, Ambois... son nombres que evocan lujo palaciego. Todos ellos nos invitan a pasar días, tardes, e incluso noches, entre aposentos reales y jardines de ensueño, algo que podemos hacer con nuestro perro en muchos de ellos. En LADRIDOS hemos recorrido durante seis días una parte de estas fortalezas de impresionante belleza y hemos comprobado cómo la sociedad francesa abre a diario las puertas de sus palacios a nuestros amigos de cuatro patas. ¿No tienes pensado el destino de tus próximas vacaciones? Te damos una pista. Cada vez viajamos más con nuestros perros. Un recorrido palaciego por este río francés nos permite disfrutar juntos de belleza y naturaleza

Por Emer IGLESIAS

Síguenos
  

Chenonceau
Empezamos por un palacio que, después del de Versalles, es el más visitado de los castillos franceses: Chenonceau, también conocido como el castillo de las Damas porque durante muchos años estuvo en manos de mujeres.
Construido sobre el río Cher, se entra por un largo paseo sombreado con grandes álamos entre jardines donde los perros son bienvenidos. Igual que en todas las fortalezas del Loira donde pueden pasear los perros estos deben ir atados y ser educados, algo que la sociedad francesa tiene muy asumido.
En los seis días de nuestra visita, en los que hemos pisado más de una docena de estos palacios, todos los perros que hemos visto, dentro o fuera de las fortalezas, iban con la correa junto a su dueño.

Villandry
Este castillo tiene unos jardines de ensueño, quizás los más bellos de todos, donde nuestro amigo de cuatro patas puede recorrerlos y disfrutar siempre con nosotros enganchado a su correa. Al interior del castillo se le permite entrar siempre que vaya en todo momento en algún transportín o mochila, por lo que, en principio, es factible solo para perros pequeños, aunque no será la primera vez que vemos un hasky, un labrador o un pastor alemán a la espalda de su dueño. Los jardines son tan inmensos y bonitos que seguramente pensemos que lo mejor es que la mascota disfrute de ellos antes que subirse a una mochila. Ya cada uno decide.

Azay le Rideau
Para entrar en esta fortaleza los perros deben ir en su mochila, pero en los jardines pueden pasear tranquilamente atados. Es uno de los castillos más famosos del Valle del Loira, está construido sobre una isla diseñada por los Indre y el parque del siglo XIX ofrece vistas impresionantes del castillo.

Langeais
Este palacio en realidad son dos castillos excepcionales: la Torre de Foulques Nerra y el Castillo de Louis XI. Es estupendo si vamos con perro, porque se les permite tanto estar en los jardines como pasar al interior de la fortaleza. Eso sí, cuando es el tradicional espectáculo de aves rapaces no pueden permanecer para evitar que su instinto cazador acabe en tragedia.

Amboise
Es uno de los castillos más emblemáticos del Loira en el que podremos pasear con nuestro perro atado por sus jardines. El interior está vetado para las mascotas, por lo que si queremos visitarlo la solución es hacer turnos para quedarnos con él fuera.

Chambord
Es el castillo más vasto y prestigioso de los castillos del Renacimiento francés. Tras dejar el coche en el aparcamiento lo podemos rodear por los cuatro costados en compañía de nuestro perro de forma totalmente gratuita. También podemos ir en bici con el perro a nuestro lado pero siempre atado. Es uno de los imprescindibles si viajamos al Loira. Hay mucho sitio para picnic, donde también puede permanecer nuestro amigo de cuatro patas.

Loches
Más que un castillo es toda una ciudadela que en su día fue una aldea de relevo en el camino de los comerciantes que iban de Amboise a Poitiers. En la entrada al recinto hay carteles indicando que los perros son bienvenidos y deben ir siempre atados con su correa. Los paseos por esta fortaleza será una gran relajación para canes y dueños.

Chaumont sur Loire
Situado en una propiedad de 30 hectáreas, es como un mirador sobre el Loira salvaje. Sus jardines son tan amplios que casi se pierden a la vista. Incluso tienen bancos y lugares donde descansar con vistas al río. Los perros disfrutan por sus enormes extensiones de césped junto a sus dueños, y hay zonas de restauración donde podemos comprar un tentempié y comer acompañados de nuestra mascota.

Montrésor
En este castillo los perros tienen libre entrada al jardín, siempre con la correa, y al interior de la fortaleza deben ir a cuestas de su dueño, por lo que ya depende de las ganas y fuerza que tengamos. Una visita por el pueblo es imprescindible, ya que está considerado uno de los pueblos más bonitos de Francia. No hay que perderse pasar por debajo del edificio de techo abuhardillado construido en el 1700, que era el lugar de trabajo de la lana y un paseo junto al río, donde los canes pueden jugar.

Coussay
Aunque no suele estar dentro de los listados que los viajeros publican en internet, es un bonito castillo ubicado en plena naturaleza donde nuestros perros pueden disfrutar con nosotros.

(Páginas 26 y 27)

¿Viajar con perro? Sí, pero educado

Viajar en avión, misión casi imposible

¿Llevamos seguros a los perros en coche?

La seguridad en el coche, siempre lo primero

 

Pin It