Síguenos

6173799

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

 

Los perros se suben al tren de Europa

Lobito

 

De los más de 130.000 perros que se abandonan al año en España, uno de cada cinco de los que son adoptados encuentra su hogar en Europa gracias al alto nivel de concienciación sobre la tenencia responsable de animales que tienen las familias. La protectora El Arca de Noé de Córdoba, que lleva alrededor de diez años buscando hogar en el extranjero a perros que en España están condenados a vivir en un chenil, generalmente por ser grandes y adultos, ha enviado unos 200 perros a Alemania, Finlandia y Francia, que, según señala a LADRIDOS Vanesa Sánchez Canales, responsable de la protectora, en nuestro país nadie los quería y no había forma de encontrarles una adopción de calidad.

Por Emer IGLESIAS

Síguenos

De los más de 100.000 perros que se recogen en España cada año, ni un 50% de ellos acaba en un proceso de adopción. Uno de cada cinco que tiene la suerte de encontrar un hogar lo hace fuera de nuestro país.

Muchas protectoras recurren a esta vía para poder dar salida a perros que aquí son rechazados y están condenados a vivir el resto de su vida en un chenil, generalmente debido a su tamaño, su edad, o a que presentan problemas físicos, según señala a LADRIDOS, Vanesa Sánchez Canales, responsable de la protectora Arca de Noé de Córdoba, que en los últimos diez años ha enviado alrededor de 200 animales a países como Finlandia, Alemania o Francia, “donde hay mucha más conciencia sobre tenencia responsable de perros”.

El proceso es sencillo: “Cuando enviamos animales fuera de España es igual que cuando enviamos animales fuera de Córdoba. Lo primero es el contacto con el adoptante, que se hace a través de personas o, lo más frecuente, a través de protectoras colaboradoras, ya que buscamos las máximas garantías en el proceso, y una asociación de allí siempre responde por el animal”. Tras el contacto inicial está el cuestionario de adopción en el que la familia detalla información sobre ella, y sobre el perro que están buscando. “Nosotros lo valoramos, y en caso de considerar que es adecuado se le hace una visita con gente de la zona. Hay que asegurar que todo está correctamente, y si la visita es positiva se envía al perro”. 

Una vez todo en regla tenemos que preparar el perro para el viaje, ya que debe ir castrado y con todas las vacunas al día. Algunos países, incluso, exigen una cuarentena desde la última vacuna, por lo que el traslado no es inminente. Además no se permiten envíos de perros afectados por ciertas enfermedades como la Leishmania. El animal debe hacer el recorrido con su pasaporte en regla y una autorización del servicio veterinario de Córdoba o de la ciudad donde tenga su microchip dado de alta, que depende de la Consejería, o, en su caso, del Ministerio de Agricultura y Pesca.

El viaje rumbo a Europa corre a cargo de la familia adoptante o bien de la protectora del país de destino. A Finlandia los perros viajan acompañados de un “padrino” en avión directo. “Son personas que se ofrecen y son los responsables del perro durante el viaje, y los adoptantes van a recogerlo al aeropuerto”. A Alemania, los perros suelen desplazarse en coche. Son transportes animalistas muy preparados, “con sus paradas y todo”.

Un largo recorrido por Europa desde Córdoba que hacen muchos perros porque “sabemos que allí la familia tiene una buena concienciación sobre el respeto que merecen los animales y suelen estar mejor atendidos en general”, indica Vanesa.

“En Alemania, por ejemplo, los que buscan para adoptar fuera de su país es porque suelen estar más concienciados y quieren ayudar en países donde hay mucho abandono, como pasa en España con los perros de cacería. Allí también pueden adoptar, pero estas familias buscan adoptar fuera porque saben que hay una necesidad más grande que en su país. En España una persona que adopta no siempre está concienciada. Hay muy buenos adoptantes, pero también hay una creencia general que se adopta para que el perro sea gratis, y eso no puede ser. No es un regalo, hay que cubrir un coste de vacunas, de castración, de curas. Se nota la diferencia con otros países en cuanto a concienciación”.

Tras estas adopciones los adoptantes envían fotos a España de cómo está el perro y las protectoras de la zona hacen los seguimientos oportunos.

En el Arca de Noé de Córdoba tienen varias formas de atender a los perros abandonados: “En el albergue tenemos capacidad para unos 30 perros, no podemos atender a tantísimos como hay. Asumimos los casos más urgentes, más extremos, los que no pueden sobrevivir por sí mismos”.

En general son tres los sistemas posibles: “los que pueden sobrevivir pasan a una lista de espera y entran por orden en el albergue; los que acogen familias y nos llaman para que busquemos unos adoptantes, estos perros no son del Arca; y la tercera vía, las casas de acogida, en las que se atienden casos urgentes que no pueden entrar en el albergue por falta de sitio. La casa de acogida no paga nada, atiende al perro y le dedica el tiempo que puede, por ejemplo en vacaciones, o estudiantes sólo en época lectiva. Entre varias casas cubrimos todo el año para tener atendido al perro. La organización es como hacer un tetris”. El Arca de Noé de Córdoba cuenta con unas sesenta casas de acogida que albergan unos 200 animales en la actualidad.

http://arcanoecordoba.es

Pin It